AREA X (Especial para Urgente24) – La versión parte de la inefable Sorcha Faal, una supuesta agente rusa que filtra información clasificada del Kremlin y la vuelca en su página web WhstDoesItMeans:

Un nuevo informe que circula en el Kremlin preparado por el Directorado de Inteligencia Principal del Estado Mayor de las fuerzas Armadas (GRU) señala que expertos de las Fuerzas de la Defensa Aeroespacial (VKO) continúan “perplejos” en cuanto al por qué la Marina de USA capturó y luego “desvió” la aeronave civil de Malaysian Airlines de su trayectoria original de vuelo hacia su enorme y secreta base en el Océano Índico que se ubica en el atolón de Diego García.

Según ese informe, el vuelo 370 de Malaysia Airlines (también marcado como vuelo 748 de China Southern Airlines a través de un código compartido) era un vuelo de pasajeros programado para salir de Kuala Lumpur, Malasia, hacia Beijing, China, cuando el 8 de marzo, esa aeronave Boeing 777-200ER “desapareció” en pleno vuelo con 227 pasajeros a bordo originarios de 15 países, la mayoría de ellos ciudadanos Chinos, y 12 tripulantes.

Es interesante señalar, dice ese informe, que ese vuelo 370 ya estaba bajo “vigilancia” del GRU después de que recibió un cargamento “altamente sospechoso” que había sido rastreado hacia la nación de la República de Seychelles, en el Océano Índico y en donde había estado a bordo del carguero de bandera Estadounidense MV Maersk Alabama.

Lo que inicialmente levantó sospechas del GRU con respecto al MV Maersk Alabama, continua indicando ese reporte, fue que en un período de 24 horas que duró la transferencia de este cargamento “altamente sospechoso” dirigido al vuelo 370 de Malaysia Airlines, los dos Navy Seals Estadounidenses asignados para protegerlo, Mark Daniel Kennedy de 43 años de edad y Jeffrey Keith Reynolds, de 44, fueron encontrados muertos bajo “circunstancias sospechosas”.

Tanto Kennedy como Reynolds, dice ese informe, estaban empleados por la firma de seguridad marítima The Trident Group, con base en Virginia Beach, del estado de Virginia, que fue fundada por Personal de Operaciones Especiales de la Marina Estadounidense (SEAL’s) y Altos Oficiales de Guerra en Tierra de la Marina y el GRU desde hace mucho tiempo sabe que protege las transferencias vitales de materiales tanto atómicos como biológicos por todo el mundo.

Ante la confirmación de parte de los elementos del GRU, de que esa carga “altamente sospechosa” estaba a bordo del vuelo 370 de Malaysia Airlines el 8 de marzo, señala ese informe, Moscú notificó al Ministerio de Seguridad de Estado de China (MSS) sus preocupaciones y recibió “seguridades” de que se tomarían “todas las medidas” para asegurarse de que se mantendría igual de oculto cuando esta aeronave entrara a su espacio aéreo.

No obstante, dice ese informe, y por razones todavía desconocidas, el Ministerio de Seguridad de Estado de China se estaba preparando para desviar el vuelo 370 de su destino programado saliendo de Beijing hacia el aeropuerto internacional de Haikou Melian (HAK) ubicado en la provincia de Hainan (Isla Hainan).

Antes de entrar a las zonas protegidas del Ejército de Liberación del Pueblo (PLA) en el Mar del Sur de la China, conocidas como Islas Spratly, continua informando este reporte, el vuelo 370 “significativamente desviado” de su curso de vuelo y que fue rastreado y ubicado por los satélites y radares del VKO volando hacia la región del Océano Índico ya casi completando su vuelo de 3,447 kilómetros (2,142 millas) hacia Diego García.

Es crítico señalar sobre la desviación del vuelo 370, dicen los expertos del GRU en este informe, que ocurrió durante el mismo periodo de tiempo en que todas las comunicaciones de teléfonos móviles de la Isla Spratly operados por la compañía China Mobile, quedaron bloqueadas.

Debe destacarse que la compañía China Mobile, extendió su cobertura telefónica en la Islas Spratly en 2011 de forma que los soldados del Ejército de Liberación del Pueblo estacionados en la isla, pescadores y naves mercantes dentro de esa área pudieran usar sus servicios móviles y poder brindar asistencia durante las tormentas y rescates marinos.

En cuando a cómo es que la Marina Estadounidense pudo desviar el vuelo 370 hacia su base en Diego Garcia, dice este informe, parece que lo pudo lograr a control remoto pues esta nave Boeing 777-200ER está equipada con un sistema de vuelo por cable (FBW) que sustituye los controles de vuelo manuales convencionales de una aeronave con una interfaz electrónica que le permite ser controlada como cualquier nave tipo drone.

Sin embargo, apunta ese informe, aunque esta aeronave puede controlarse remotamente, no se puede decir lo mismo de sus sistemas de comunicaciones que sólo se pueden cerrar de forma manual, y en el caso del vuelo 370, su sistema de reporte de datos fue cerrado a la 1:07 AM seguida por su dispositivo de radio-telecomunicación (que transmite la ubicación y la altitud) que fue cerrado a la 1:21 AM.

Lo que deja a uno “perplejo” sobre este incidente, dicen los analistas del GRU en este informe, es por qué razón las agencias de los medios de comunicación mas importantes de los Estados Unidos no han exigido al régimen Obama los ploteos del radar y las imágenes de satélite de las regiones del Océano Índico y del Mar del Sur de China, pues el ejército Estadounidense cubre toda esa área entera desde Diego García como ningún otro mar en el mundo debido a sus vitales corredores aéreos y marítimos.

Lo más triste, concluye ese informe, es que los Estados Unidos son capaces de ocultar la(s) razón(es) de la “desaparición” del vuelo 370 pues ya lo han hecho después de los eventos del 11 de septiembre de 2001 cuando el régimen Bush “hizo desaparecer” el vuelo 77 de American Airlines y sus 64 pasajeros junto con la tripulación después de haber afirmado, falsamente, que se había estrellado contra el Pentágono, pero que el servicio noticioso de la CNN confirmó que eso jamás sucedió.

Avistaje en Maldivas

La Policía de Maldivas investiga el supuesto avistamiento por parte de habitantes del país de “un avión volando a baja altura” el día en que desapareció el vuelo MH370 de Malaysian Airlines, según informó este miércoles una fuente policial.

“Hemos abierto una investigación para tratar de verificar las informaciones de que algunas personas vieron un gran avión volar bajo tras la desaparición del vuelo“, dijo un portavoz de la Policía del pequeño archipiélago del Océano Índico.

Testigos de la isla de Kuda Huvadhoo vieron un gran aeronave que hacía mucho ruido volando a baja altitud de norte a sureste a las 06.15 (01.15 GMT) el pasado 8 de marzo, mismo día que desapareció el Boeing 777, de acuerdo con el portal local Haveeru.

“Nunca había visto un ‘jet’ sobrevolar tan bajo sobre nuestra isla. Hemos visto hidroaviones, pero estoy seguro que este no era uno de ellos. Pude incluso ver las puertas del avión con claridad”, declaró un testigo al que el portal de noticias no identifica.

“Otras personas también contemplaron exactamente lo mismo. Hubo gente que hasta salió de sus casas para ver qué producía el ruido”, añadió la fuente. El vuelo MH370 de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur en la madrugada del 8 de marzo y tenía previsto llegar a Pekín seis horas después, pero desapareció del radar 40 minutos después de despegar, en la madrugada del sábado al domingo. Al menos 26 países participan en la búsqueda, después de confirmarse que el vuelo MH370, que hacía la ruta Kuala Lumpur-Pekín, desconectó las comunicaciones y cambió de rumbo de forma deliberada el pasado 8 de marzo.

Los países que colaboran son Australia, Bangladesh, Birmania (Myanmar), Brunei, China, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Filipinas, Francia, India, Indonesia, Japón, Kazajistán, Kirguizistán, Laos, Malasia, Nueva Zelanda, Pakistán, Reino Unido, Rusia, Singapur, Tailandia, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam. Según los últimos datos de satélite recogidos, el avión pudo volar hacia el norte, en un área comprendida entre Laos y el mar Caspio, o hacia el sur, entre la isla indonesia de Sumatra y el sur del Índico.

Fuente:  Urgente24

Desde la adolescencia encontré en la actividad física un espacio de diversión y una forma de mantenerme en movimiento, y claro, también mantener mi propia forma. Pasé por varios gimnasios, fui durante años a uno de mi barrio y también a la famosa mega cadena naranja. Me resulta casi imposible recordar todas las disciplinas que probé, pero hice desde tai chi chuan, pilates y yoga, hasta body pump, spinning y clases de baile con coreos, como axé y reggaetón. Aunque ahora esos ritmos ya no se bailan tanto en su momento los disfruté muchísimo, me la banco, ¡vengan de a uno!

Mi relación con el yoga fue intensa, un enamoramiento que duró una larga temporada pero que abandoné cuando cambié de barrio y de provincia. Como todo gran amor, no me olvidé de la sensación de bienestar que me duraba varias horas después de terminar, ni la relajación y el equilibrio que sentía al practicarlo.

Muchas de las personas que se vuelcan a este tipo de actividades coinciden en señalar los beneficios para la salud. Por suerte también desde la medicina tradicional se aconseja. La práctica frecuente además de fortalecer los músculos y mejorar la postura, provoca la conexión de la mente con el cuerpo y baja el nivel de estrés. Por todas esas razones empecé a buscar algún profesor o instituto que me resultaran confiables. Aunque varias veces lo hice por mi cuenta o con videos de Youtube, prefiero ser guiada por una persona con la que pueda interactuar.

Así fue como di con Mariano que es profesor en Palermo Ashvatta Yoga y además, desde hace un año, va todos los domingos al lado del Jardín Japonés para dar clases gratis y al aire libre, una idea que nació para ayudar al grupo de compañeros del instructorado que faltaban, y al que después se sumó mucha gente.

Podés encontrar a Mariano todos los domingos a las 16 en Palermo.

Ayer, que era feriado, nos encontramos en un bar. Me contó que su vínculo con el Yoga se dio cuando vivía en Quequén, una ciudad balnearia de la provincia de Buenos Aires. Comenzó a imitar a una señora del canal Infinito que hacía unos ejercicios a las 7 de la mañana. Todavía no sabía bien de qué se trataba, él era más de la onda del rugby y el surf pero descubrió que le gustaba y sobre todo, que le hacía bien. Era 1999, pasarían varios años y una mudanza hasta arrancar con las clases y después el instructorado.

A Mariano le gusta transmitir sus experiencias porque cree en lo que comunica, lo vivencia. Además es maestro de escuela y fotógrafo, retrata la belleza que lo rodea.

-Gracias al Yoga logré un equilibrio en todo, no sólo en la postura. Las cosas se empiezan a pensar dos veces, se observan desde otro costado. Me sentí más liviano, también metafóricamente. Vivo el presente y trato de hacerlo de la mejor manera, busco lo que quiero y cómo lo quiero. Siento que se expandieron los sentidos, uno toma más conciencia de las cosas que suceden en la naturaleza, los sabores, los olores toman mayor dimensión. Se crean hábitos positivos, me levanto muy temprano con un objetivo, empecé a comer más sano. Del tercer tiempo y del asado, dejé la carne, aunque me sigo juntando con mis amigos.

Grupo de Yoga. Cuando son muchos van más profesores.

Consulté a la Licenciada en Nutrición, Natalia Amengual para que ella, que es especialista en alimentación natural y holística me diera su mirada acerca de la relación del Yoga con la comida, porque me intriga y creo que no tiene que ver con una moda o un cliché, sino que va más allá.

"Somos un todo integrado entre cuerpo, mente, estado emocional, alma y espíritu. Cuando la emoción se desequilibra esto hace que nos abarrotemos de chocolates e hidratos, por ejemplo, entonces el cuerpo se siente mal y la mente empieza a alterar sus pensamientos con emociones negativas. Si comienzo a equilibrar el cuerpo, me siento mejor, cambian mis pensamientos y mis emociones, hasta que el primer viento altere nuevamente el barrilete de las emociones y así se produzca un círculo vicioso. El yoga, la meditación, el canto, la danza, el arte.... y todo lo que tenga que ver con la expresión y la creatividad, son herramientas, aliados que nos ayudan a anclar las emociones, a equilibrarlas, a aprender a habitarlas, a respirarlas, sin que sean nocivas para el resto de nuestro sistema... alinean el cuerpo, la mente, las emociones, el alma y el espíritu. Una vez que estamos alineados, nos es muy sencillo sostener la alimentación saludable, y cuando llegan los vientos de cambios nos podemos amparar en las técnicas milenarias y re-alinearnos. Son amigos del buen vivir".

Buscando esas herramientas y porque siento que necesito volver a sentirme así de plena, es que decidí ir a la clase de Mariano. Me dijo que la del domingo no se suspende por lluvia, salvo que haya una tormenta eléctrica. Me contó que además invita a profesores para dar charlas sobre alimentación, o cantar mantras y que después los que quieran se pueden quedar tomando mate.

Por otra parte leí que Natalia Amengual junto a la profesora Mariana Pinelli invitan a compartir una "Jornada para el Despertar" el domingo 27 de abril, de 10 a 17 hs. ¿En qué consiste? Es un evento que dura siete horas en una casa muy linda de Ramos Mejía. Entre las actividades que proponen, van a hablar sobre alimentación consciente, habrá una guía para armar una huerta propia, y se aprenderá sobre permacultura y sustentabilidad. También habrá meditación al aire libre y se comerá lo que se haya cocinado ahí. Más allá de que no tengo espacio en mi departamento para tener una huerta, me interesó mucho poder aprender a hacer una, y me encanta la idea de disfrutar de la jornada, así que después les cuento cómo me fue con ambas actividades. Si les interesa, se pueden contactar con Marina Pinelli (15-40474956) o por mail a marinaepinelli@yahoo.com.ar

La casa de Ramos Mejía.

Y, para cerrar, les pregunto: ¿hicieron Yoga alguna vez? ¿Cómo fue la experiencia? Yo creo que es una opción pero hay miles que nos pueden cambiar un mal día. Para algunos será correr, para otros, natación, baile, canto, una caminata por el parque. ¿Ustedes qué hacen para sentirse bien?

Me encuentran en kariuenverde@gmail.com

¡Les mando un beso!

Kariu

Fuente:

 

Los podcast de 2012

ESCUCHAR EL MENSAJE #073

#073 — Agosto, 20

Durante 2012 leí, tres veces por semana y en voz alta, fragmentos de mis libros. Esos mensajes de voz se emitieron, de marzo a diciembre, en los mediodías de Vorterix. Dejo aquí los archivos completos. Podés comprar los libros online desde el menú de la derecha.

Fuente: http://editorialorsai.com/blog/podcast/

Nahuel: de como un niño "deviene" en delincuente

Miles de pibes en la situación de Nahuel

Miles de pibes en la situación de Nahuel               

(APL) “En esa ética de la sobrevivencia, esas familias se aseguran lo más primario y animal: la comida. He sabido de madres que se prostituyen por un paquete de fideos; he sabido de madres que entregan a sus hijas para que ejerzan sexo oral (no tienen que quedar marcas visibles ante eventuales denuncias); por un kilo de yerba. Sé de estas familias para las cuales los niños soldaditos (¡qué lejos de los soldaditos del ideal sanmartiniano con que se fundó el ejército argentino!) Son el sustento diario. Este es el caso de Nahuel y el caso de miles de niños en esta provincia y en el país” (…). “Esos niños son el eslabón débil del sistema, fabricante de delincuencia. El sistema que abandona fabrica delincuencia. Eso ya lo dije… Yo pude escribirlo, pero tantos lo vivimos. En las escuelas y en otros organismos, hay adultos que preocupados sabemos en qué empieza y en qué termina ese abandono”. Parte del testimonio/denuncia demoledora de la directora de la Escuela 661 “Nicasio Oroño, de Rosario, que muestra cómo y por qué el sistema convierte a un niño en un ser de conductas desesperadas.

Por Elena Rigatuso, directora de la Escuela N° 661 "Nicasio Oroño", Rosario

Nahuel ingresa a la escuela a 1er grado con 5 años, (ahora tiene 12) en el 2009. En 2011 se gestiona que ingrese al Hogar Escuela. El niño vivía en “situación de calle”. La madre biológica, adicta, nunca pudo hacerse cargo de él. El “cuidado” del niño ha alternado entre NADIE, y la abuela que vive con otra hija, “aparentemente” recuperada de adicción. Igual TODOS (madre biológica, abuela, madre “adoptiva”) viven en una de las más intrincadas villas del Gran Rosario y están en permanente contacto con ésta y otras ramas de la familia.
La escuela trabajó con el Centro de Salud de la zona. Intervino una asistente social, muy comprometida con su trabajo, que CANSADA DE LIDIAR CONTRA LA BUROCRACIA, terminó renunciando al cargo. Del Hogar Escuela el niño se escapa y termina el año sin escolaridad ni asistencia.
Todo el 2012 hace su “escolaridad” en la escuela, en una sección con niños que presentan distintos tipos de dificultades, con la misma docente que tuvo en su ingreso.
“Él estaba contento porque allí dormía en una cama”
En el 2013, a principios de julio, tenía una gran infección. “Alguien” (posiblemente un estudiante de medicina) que se relaciona con él en la calle lo lleva al Hospital de Niños Zona Norte. Allí, a modo de contención, está hasta fines de agosto, aunque la infección había sido superada. A partir de ahí interviene el Ministerio de Desarrollo Social. Nahuel menciona a su docente como un referente, y por ello se comunican con la escuela. Luego fue derivado a la Colonia Astengo de recuperación de adicciones, donde permaneció durante dos meses, hasta que se escapa; aunque en la institución ya habían advertido que dado que Nahuel tiene familia, debía de volver con ella.
La Docente y los compañeros fueron a visitarlo durante la internación. El niño estaba contento porque allí dormía en una cama. También iba su “familia” (cada vez en número creciente), y se sucedían incidentes en las visitas por “los regalos” que le llevaban al niño para que los usara en la institución.
Abandona la institución… Vuelve a la ¿casa? Y a la calle. Y SOLO, a fines de octubre del 2013, vuelve a la escuela. Lo REINTEGRAMOS el MISMO DÍA QUE SE ACERCA. Citamos a la abuela, y le explicamos lo que NO puede entender ni/o manejar en ese contexto, aunque lo firme: que el niño DEBE CONTINUAR EN TRATAMIENTO.
Estallidos in crescendo
En la historia de Nahuel hay dos detenciones: una cuando tenía 8 años; otra en un incidente donde estaba mercantilizando con un chico de 18 años que resulta muerto.
Este año el Nahuel cambia de turno por razones “familiares”. Es el RESPONSABLE de traer y llevar a un hermanito que empezó la escuela ahora.
Sin problemas los dos o tres primeros días de clase. Luego, comienzan los “estallidos” in crescendo: el lunes (gran día el lunes para los chicos de la calle, gran día el lunes en el comedor escolar donde algunos chicos contestan que el día anterior en la casa no comieron NADA) hay un incidente en una hora especial. Martes se enojó porque le sacamos un cortaplumas. Como una letanía repetía “Devolveme mi cosita”, “quiero mi cosita”, “dame mi cosita”. Se fue de la escuela y tiraba piedras desde afuera. Luego se calmó y se fue. Miércoles, “se sacó” más temprano… La docente llama a la abuela para que lo venga a buscar. Se fue con la abuela, quien FIRMÓ que lo llevaba al dispensario para reiniciar el control médico que habíamos acordado. En el dispensario le curaron la oreja que tenía infectada (difícil que la abuela entendiera qué tipo de asistencia necesitaba el niño) y se él volvió muy enfurecido. La abuela intentó retenerlo un trecho, y ante la lluvia de piedrazos que el niño descargaba sobre la escuela, y todo (y todos) nos pedía que llamáramos a la policía, que ella ya no podía controlarlo. Ella se cansó y se fue. Desde la escuela intervinimos todos los adultos “disponibles” entre la atención a los otros chicos y a las tareas de la escuela con poco éxito: un rato en la calle, otro rato dentro, explicándole ESO que ni él ni LOS REFERENTES DE LAS INSTITUCIONES DE ASISTENCIA SOCIAL Y SALUD DEL ESTADO PUEDEN COMPRENDER: en la escuela NO ES ADMISIBLE SEMEJANTE GRADO DE ENEFERMEDAD Y DESCONTROL. Hizo TODO lo que lo ponía en peligro a él y a los demás y me increpaba : “Hacé lo que tenés ganas de hacer, pegame. Pegame así yo te denuncio a la policía”.
No llamé a la policía, y obviamente, no le pegué. Sé que ése no es el discurso genuino de un niño, que “alguien” se lo dicta. Así lo leo en términos políticos. En términos psicológicos digo: Ese niño NOS ESTÁ PIDIENDO QUE HAGAMOS ALGO POR ÉL, LO QUE ÉL YA NO PUEDE, QUE LO PAREMOS.
Tarde
En medio del caos llamé a muchas personas de diversas instituciones, empezando por las que en algún momento antes estuvieron relacionadas con él. Cuando conseguí comunicarme con el Ministerio de Educación, RELATÉ DETALLADAMENTE EL CASO Y DIJE QUE ERA NECESARIA LA INTERVENCIÓN DE UN ORGANISMO QUE NO FUERA LA ESCUELA ESE MISMO DÍA EN LA CASA DEL NIÑO, Y/O QUE ERANECESARIA LA PRESENCIA DE ALGUIEN QUE FUERACAPAZ DE DECIDIR UNA INTERNACIÓN AL DÍA SIGUIENTE, POR SI EL NIÑO SE PRESENTABA EN LA ESCUELA EN EL ESTADO EN QUE SE RETIRÓ.
Era miércoles. La respuesta fue: soy citada al Ministerio de Educación para el lunes y que en Niñez se citaba a la abuela y a la madre del niño para el día siguiente.
Advertí que eso sería seguramente TARDE.
El narcotráfico existe y se asienta en esas bases tan vulnerables
Dije lo que sostengo: lo que se necesita no es una reunión más con la escuela y la familia, sino una INTERVENCIÓN EN LA SALUD Y SEGURIDAD DE ESE NIÑO (y tantos niños como él) QUE ESTÁ ENFERMO. Que el mandato escolar, contrario a las adicciones, CONTRADICE LAS NECESIDADES DE LAS FAMILIAS, DE LAS CUALES LOS NIÑOS SON PROVEEDORES; QUE EL NARCOTRÁFICO EXISTE, QUE SE ASIENTA EN ESAS BASES TAN VULNERABLES; QUE SÓLO EL GOBIERNO PUEDE INTERVENIR EN UNA DIMENSIÓN QUE EXCEDE A LA ESCUELA.
Dije, avisé que él necesitaba un límite, una marca, una asistencia YA (ayer, antes de ayer, hace algunos años). El mismo MIÉRCOLES (como ya lo hizo otras veces) SE TIRÓ DELANTE DE UN COLECTIVO. Tuvo suerte, SÓLO se rompió un brazo y terminó internado en un Hospital.
El jueves, ESO es lo que nos comentan la abuela y la madre (la tía en realidad) en la escuela, Y ESTÁ DOCUMENTADO, y como están DESESPERADAS, contra todo lo previsible, fueron a la cita a Niñez para que las ayuden, pero NO LAS ATENDIERON.
Di aviso a todas y cada una de las personas en conocimiento del tema. Entonces UN MONTÓN DE PERSONAS DE INSTITUCIONES VARIAS SE HICIERON PRESENTES DONDE EL NIÑO PERMANECIÓ INTERNADO POR 5 DÍAS, SOBRE TODO POR “CONTENCIÓN”.
El viernes pregunté al Ministerio por la situación del momento y por las estrategias planteadas a futuro. Lo hice a gritos y ante quien me quisiera escuchar o todo lo contrario: ESTO NO PUEDE PASAR. La infancia no puede estar en semejante grado de abandono del Estado. ASÍ empieza la delincuencia y la “inseguridad” de la que el Gobierno dice preocuparse.
*Cinco días internado. ¿ Y DESPUÉS? *
Me citan a una reunión en Niñez para el miércoles al mediodía, adonde citan también a TODAS LAS PERSONAS DE TODAS LAS INSTITUCIONES EN RELACIÓN AL “CASO”.
Estos niños se convierten en proveedores, en el SUSTENTO DIARIO.
Tuve MUCHO MIEDO, TENGO MUCHO MIEDO. Tengo mucha BRONCA. ¡Esto pasa con tantos niños SIN INFANCIA! Esto le pasa a ese niño y a tantos como él. En el desbarajuste que se armó en la escuela había madres presentes, todos del mismo barrio. Querían intervenir con la mejor de las intenciones, pero en estos contextos, en barrios como ese, esto NO SE LEE ASÍ: UN SOLO DEDO SOBRE ÉL y al llegar al barrio la intervención se dirime a los TIROS. Las crónicas policiales se llenan a diario de muertos por “incidentes entre vecinos”.
Esto lo sabe cualquiera que conozca los barrios. ¿Por qué no lo saben quienes tienen la responsabilidad de Gobierno? ¿Qué es LA SEGURIDAD? ¿Adónde empieza la INSEGURIDAD? Empieza en esos niños abandonados de los que hay MILES. Empieza en la FARSA de desresponsabilizar al Estado en pro de responsabilizar a una “familia ampliada”, sabiendo que se trata de familias de adultos que ya no están en condiciones de RESPONSABILIZARSE ni de sí mismos. ¿En qué se asienta el NARCOTRÁFICO? SE ASIENTA EN NIÑOS COMO ESOS, en familias en marginalidad absoluta, sin trabajo, para las cuales estos niños se convierten en proveedores, en el SUSTENTO DIARIO.
NO HAY NINGUNA ESTRATEGIA PEDAGÓGICA QUE PUEDA CONTRA ESTO: Contra la enfermedad, contra la adicción, contra la ÉTICA DE LA SOBREVIVENCIA a la que amplios sectores de la sociedad SON EMPUJADOS, NO HAY ESTRATEGIAS PEDAGÓGICAS.
El eslabón más débil
En esa ÉTICA DE LA SOBREVIVENCIA, esas familias se aseguran lo más primario y animal: LA COMIDA. He sabido de madres que se prostituyen por un paquete de fideos; he sabido de madres que entregan a sus hijas para que ejerzan sexo oral (no tienen que quedar marcas visibles ante eventuales denuncias); por un kilo de yerba. Sé de estas familias para las cuales los niños SOLDADITOS (¡Qué lejos de los soldaditos del ideal sanmartiniano con que se fundó el Ejército Argentino!) son el SUSTENTO DIARIO. Este es el caso de Nahuel y el caso de MILES de niños en esta provincia y en el país. Y estos NIÑOS, en poco tiempo, serán padres. Estos PADRES sin NIÑEZ son los que ojerosos y consumidos, desdentados, perdidos, traen y esperan a los niños a la salida de las escuelas, cada vez de más escuelas.
En mi escuela hay otros niños y en TODAS LAS ESCUELAS HAY MUCHÍSIMOS NIÑOS ABANDONADOS, Y EN TODAS LAS ESCUELAS HAY DOCENTES PREOCUPADOS POR ESE ABANDONO. Ya dije, ya lo dije: esos niños son el eslabón débil del Sistema, FABRICANTE de delincuencia. El Sistema que ABANDONA FABRICA DELINCUENCIA. Eso ya lo dije… Yo pude escribirlo, pero TANTOS lo vivimos. EN LAS ESCUELAS y EN OTROS ORGANISMOS, HAY ADULTOS QUE PREOCUPADOS SABEMOS EN QUÉ EMPIEZA Y EN QUÉ TERMINA ESE ABANDONO.
Y también hay compañeros PREOCUPADOS que no resisten, que se cansan, que se enferman, que se queman entre tanta BUROCRACIA Y POLITIZACIÓN MEZQUINA. Y LOS CULPABLES DE LA SITUACIÓN DE NUEVO SON QUIENES DESDE LUGARES DE RESOLUCIÓN DE GOBIERNO OPERAN CON DISPLICENCIA E INDIFERENCIA.
En los hechos esto resulta COMPLICIDAD CON LA DELINCUENCIA, FABRICANTES de delincuencia, FABRICANTES de enfermedad.
¿Quién se hace cargo?
En la entrevista convocada por Niñez (depende del Ministerio de Desarrollo Social) en relación al niño sobre el cual tomo como caso testigo, estaban presentes representantes de esa entidad, representante del Hospital donde estuvo el niño en estos últimos días y representantes del Centro de Salud del Barrio y del Ministerio de Educación.
La reunión duró 2 horas… ¿Cómo decirles? Entre gritos y susurros digamos que todos los presentes que trabajamos en distintos cargos y roles del área ligada a educación, sostuvimos que ésta ya no es una situación que pueda abordarse y resolverse desde la escuela primaria común diurna a la que terminados los 5 días de internación, el niño retornó. SÍ, RETORNÓ.
Con distinto grado de molestia al respecto, dado que la ESCUELA no puede resolver la INSTITUCIONALIDAD a la que todo ciudadano tiene derecho para ser considerado como tal, la RESPONSABILIDAD de hacerlo tendrá que darse en “OTRO” lugar. Los otros representantes de las otras instituciones, comparten que HOY la situación del niño no puede ni abordarse ni resolverse dentro del ámbito escolar “común”... Pero…PERO...NO SABEN SI HAY TAL OTRA INSTITUCIÓN CAPAZ DE HACERSE CARGO DEL NIÑO…
Se menciona en la reunión que en un Hospital hay una niña en situación similar que hace 9 meses que está VIVIENDO ALLÍ...
Se “trabaja” sobre la hipótesis ideal (dadas las circunstancias) de que el niño pueda volver al lugar donde estuvo internado)que se comenta, está “un poco desmantelado actualmente”, por ejemplo, no tiene el cargo de psicólogo) si hubiera lugar; la “familia”(ESTA FAMILIA) , accediera ; el niño quisiera pues “no se lo puede llevar de los pelos”... ¿Puede contemplarse (debería de contemplarse) que el niño se tire de los pelos, tire de los pelos, se tire delante de un colectivo, se tire encima de alguien con su “cosita”?...
Se dijo: -“Recién tiene 12 años… tenemos que pensar que habrá alguna posibilidad de “rescate” antes que…”
La frase, sarcásticamente, la terminé yo: “¿Antes de qué lo podamos meter preso?”...
”No, no, antes de que… algo peor”
ANTES DE QUE SE MATE, LO MATEN O MATE A ALGUIEN.
Preguntas
ESA ES LA VERDAD. ANTES DE QUE EL ESTADO EN SU DESPROTECCIÓN HAYA HECHO DE ÉL UN DELINCUENTE, UN ASESINO, UNA VICTIMA MÁS, UN NÚMERO PARA SUMAR A LAS ESTADÍSTICAS.
La realidad, sigue siendo la única verdad, ¿no? No, no soy peronista.
Vamos a las preguntas por el millón:
1)¿Quién y cuándo van a citar a la familia y hacer los pasos para que el niño NO ESTÉ MÁS en la escuela común diurna como ya todos “acordamos” NO puede estar?
2)¿Qué hacemos cuando el niño, entre tanto, VUELVA a la escuela, como de hecho VOLVIÓ? YO NO VOY A SER QUIEN LO DERIVE HACIA LA NADA.
3)¿A quién o a qué acudimos LOS DOCENTES si el niño SE BROTA en la escuela?
4)¿Qué hacemos LOS DOCENTES si el niño SE ESCAPA de la escuela?
SR. GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE SANTA FE ANTONIO BONFATTI:
Me dirijo a Ud. PARA COMUNICARLE VARIAS COSAS, A SABER: 1)Que estaría bueno que ponga “su tropa” un poco en orden. Se “respira” tanto cruce de internas como cargos se ostentan. 2-Que determine competencias, tareas y responsabilidades de las Instituciones del Estado que tiene la obligación de dirigir.3)Que ES URGENTE, NECESARIO, DE MÍNIMO RESPETO DE LA CONDICIÓN DE HUMANIDAD QUE SE CREEN LAS INSTITUCIONES CAPACES DE DAR LAS RESPUESTAS A LA NIÑEZ QUE POR SU PROPIA CONDICIÓN SOCIAL NO PUEDEN ENCONTRARLA DENTRO DE SUS FAMILIAS. 4)Que si quiere COMBATIR LA INSEGURIDAD EMPIECE POR PONER ATENCIÓN EN LOS MILES DE NIÑOS QUE ESTÁN EN PELIGRO, ABANDONADOS, Y SON PRESA FÁCIL DE ESE TERRIBLE MONSTRUO DEL NARCOTRÁFICO QUE SE ESTÁ TRAGANDO A TODA LA SOCIEDAD. 5-Que LA DROGA está en LUGAR DE OTRA COSA. 6-Que en los niños de estos sectores sociales, LA DROGA está en lugar de una VIDA DIGNA, de la SALUD, la EDUCACIÓN, el TRABAJO, la VIVIENDA. 6)Que esos niños son PROVEEDORES y SOSTÉN de sus familias que YA NO ESTÁN EN CONDICIONES DE HACERSE CARGO NI DE SÍ MISMOS, NI DE ELLOS, y que EL ESTADO tiene la OBLIGACIÓN de reemplazar esa función que estas familias ya no pueden cumplir. 7)Que estos niños crecerán y crecerán en estas condiciones. Y vivirán, poco, muy poco tiempo seguramente, y tendrán otros niños que reproducen esta maquinaria de terror hasta el infinito, y que está en Ud., desde el cargo que ocupa y para el cual la ciudadanía lo ha elegido, actuar con la DIGNIDAD, ÉTICA Y CELERIDAD que la situación demanda.

Agencia Para La Libertad, periodismo de intervención social
www.agenciaparalalibertad.org
contacto@agenciaparalalibertad.org
Teléfonos: 153-618-7620/2045-6966

Tiempo Argentino accedió a documentos inéditos que revelan una ambiciosa operación comunicacional

La Junta Militar aceptó un programa de la agencia publicitaria estadounidense Burson Marsteller para contrarrestar el acoso de las denuncias por violaciones a los Derechos Humanos. El factor Mundial, la prensa y los secretos diplomáticos, ejes de un texto revelador.

Por:
Gerardo Aranguren y Javier Borelli

Burson Marsteller (BM) sabía lo que tenía que decir para convencer a la Junta Militar. "Es de fundamental importancia que la Argentina empiece a hablar hoy con una sola voz ante el mundo. Y eso sólo puede ser logrado con un programa de comunicación minuciosamente controlado. "Así comienza el documento elaborado entre 1976 y 1977 por la famosa agencia publicitaria estadounidense y ofrecido como servicio a la dictadura argentina para contrarrestar las denuncias realizadas en el exterior sobre violaciones a los Derechos Humanos. En la propuesta de 34 páginas, un documento inédito al que tuvo acceso en exclusiva Tiempo Argentino, la compañía pone a disponibilidad de los militares sus oficinas en ocho países de América, Europa y Asia; ofrece contactos con periodistas y medios extranjeros; y sienta las bases del plan comunicacional implementado por la dictadura para combatir "la campaña internacional antigobierno financiada por la subversión".

El informe titulado "Mejorando la imagen internacional de la Argentina", y publicado por primera vez a 38 años del golpe de Estado, comienza con un estudio de opinión encargado por Burson Marsteller en los ocho países en los que tenía filiales en el momento: Estados Unidos, Canadá, Japón, el Reino Unido, Bélgica, Holanda, México y Colombia. A partir de esa investigación señala que la palabra que mejor define la sensación de los extranjeros respecto del país es "cautela". Porque, si bien "ha generado respeto el éxito de la campaña argentina para eliminar el terrorismo de los izquierdistas y por restablecer el orden y la tranquilidad", al mismo tiempo "aquellos actos de terrorismo ilegal que provienen del extremo opuesto del espectro político han generado preocupación entre los amigos y han reforzado a los enemigos en materia de Derechos Humanos". Por eso, asegura, el país necesita una "nueva imagen" que construya sobre una palabra clave: "Estabilidad". Y para ello ofrece un plan de largo plazo, "que no se limite a uno o dos años", que lleve al gobierno y a la agencia a trabajar como una "unidad cohesionada" y que aproveche especialmente la oportunidad del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978.

El documento fue descubierto gracias al trabajo de la Comisión de Relevamiento de la Memoria Histórica de la Cancillería que, desde 2011, bucea en los archivos oficiales en busca de pruebas sobre el accionar represivo.  El archivo, que hasta hace poco estaba juntando polvo en la Embajada de Washington, fue aportado por el Ministerio de Relaciones Exteriores al equipo de investigación del sitio de memoria que funcionará en el ex casino de oficiales de la ESMA, donde se reconstruyó el accionar represivo del Grupo de Tareas.

CANCILLERÍA PARALELA. Harold Burson y Bill Marsteller fusionaron sus empresas publicitarias y sus apellidos en 1953 para crear la agencia más grande en su tipo en Estados Unidos. A principios de los sesenta se transformó en la primera compañía estadounidense de relaciones públicas en abrir una sucursal en Europa y,  a mediados de esa década, comenzó a trabajar en la asesoría comunicacional para distintos jefes de Estado. Uno de sus primeros clientes fue el gobierno nigeriano, con el objetivo de refutar las acusaciones de genocidio que caían sobre esa administración durante la lucha independentista de Biafra, entre 1967 y 1970.

El "éxito" de aquella estrategia y la fama que la compañía había ganado a nivel mundial llamó la atención de la Junta Militar argentina que decidió solicitarle un plan para controlar su desprestigio. La agencia ofreció una estrategia que requería un trabajo codo a codo con el servicio exterior del país que, en la distribución de poderes entre las tres armas, había quedado para la Marina, comandada por el almirante Emilio Eduardo Massera.

En el documento elaborado por BM, la compañía ofrece monitorear la información sobre la Argentina en el exterior, dar asesoría permanente a las Embajadas, y organizar seminarios exclusivos bajo el título "Argentina, amigos y enemigos" destinados a diplomáticos y encargados de prensa de las delegaciones. Entre los temas a tratar en esos seminarios detallan: "Cómo responder a los pedidos de medios de comunicación escrita, radial y televisiva, cómo relacionarse con grupos locales, nacionales o internacionales, como Amnistía Internacional, que llevan adelante una campaña anti-Argentina; y cómo atraer la atención de hombres de negocios, inversores o periodistas deportivos" ante la proximidad en ese entonces del Mundial del '78.

Un cable enviado por la Embajada argentina en Washington el 17 de mayo de 1978 al Ministerio de Relaciones Exteriores prueba ese vínculo estrecho. El mensaje, firmado por el embajador Jorge Aja Espil, señala que la oficina de Burson Marsteller en esa ciudad había advertido de una acción de Amnistía Internacional en la ONU al día siguiente en la que se iba a denunciar al gobierno argentino.

EL ROL DE LA PRENSA. El plan de trabajo de la agencia publicitaria define cuatro públicos objetivos sobre los que piensa distintas líneas de acción: los que influyen en el pensamiento, los que influyen en las inversiones, los que influyen sobre las decisiones de turismo, y el público en general. El primer "target" es al que dedica mayor espacio ya que allí se encuentra la relación con la prensa extranjera, su principal objetivo. Al respecto, BM propone invitar periodistas al país aunque distingue entre los "jerárquicos", que tienen peso en la línea editorial pero difícilmente escriban, y los "trabajadores", que seguramente estarán a cargo de la redacción de los artículos. Entre los medios propuestos por la agencia figuran el New York Times, el Washington Post, y Wall Street Journal, de EEUU; The Economist y The Times, del Reino Unido;  El Tiempo y El Espectador de Colombia; y el Excelsior de México. BM incluso avanza en una lista de periodistas a invitar, algunos de los cuales efectivamente llegaron a visitar el país (ver página 4).

Pero la estrategia para convencer a la prensa internacional no se limitaba a invitarlos a tener una "experiencia personal" en la Argentina, sino que se complementaba con la visita de editorialistas locales a sus países para que den su "testimonio". Según BM, antes de viajar al exterior los periodistas locales serían "profundamente instruidos y preparados para hablar sobre qué fue publicado afuera versus lo que realmente sucedió en el país". A propósito de ello, Abel Gilbert y Miguel Vitagliano cuentan en su libro El terror y la gloria que la periodista de Gente, Reneé Salas, "recorría las redacciones de Paris Match, L`Express, Le Point, Le Monde y Le Figaro 'para conocer las razones que los llevan a publicar notas contra la Argentina y qué argumentos tienen`¡".

EL MUNDIAL. La forma en que Argentina "elimina el terrorismo" es "el único problema que se interpone entre el gobierno de Videla y la aprobación del mundo libre", dice el informe de Burson Marsteller. Por eso, plantea, la Junta debe demostrar que combate el extremismo "sin infringir las libertades civiles básicas". Claro que, reconoce, "eso es más fácil decirlo que hacerlo".

Nada mejor que el Campeonato Mundial de Fútbol de 1978 para persuadir a la prensa internacional. Pero para eso, advierte, es necesario revertir "el éxito parcial que ya consiguió el movimiento subversivo tanto dentro como fuera de Argentina (…) para que se reconsidere que el país sea sede". Para lograrlo, BM formula una serie de sugerencias: armar una convocatoria de medios en noviembre del '77 para mostrar cómo el país se prepara para el torneo y recoger sugerencias de los periodistas extranjeros, así como también para mostrar a famosos deportistas argentinos (menciona entre ellos a Fangio, Vilas y Monzón) que puedan probar que Argentina es un país deportivo.

Estas sugerencias forman parte del señuelo que BM le mostró a la dictadura para conseguir otro contrato específico para la Copa del Mundo. Ese segundo plan se desplegó durante la visita que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó al país en 1979. La nueva estrategia comunicacional hizo eje en una frase que quedaría en la historia: "Los argentinos somos derechos y humanos." «

Pruebas

Los estrategas de Burson Marsteller nunca pensaron que sus tácticas para influir sobre la imagen internacional de la Argentina quedarían expuestas por la diplomacia estadounidense. Sin embargo, entre los cables filtrados por WikiLeaks en abril de 2013 se puede observar cómo la agencia operó sobre Associated Press en septiembre de 1976 para conseguir que despache un artículo mencionando el apoyo del Ejecutivo estadounidense a la dictadura.

El cable enviado por el embajador Robert Hill el 23 de septiembre del '77 al Departamento de Estado asegura que no fue él quien dijo a la agencia de noticias que el gobierno de Gerald Ford respaldaba al país, "aunque el Congreso estaba preocupado por los Derechos Humanos”. Según pudieron averiguar, el que se hizo pasar por una "fuente cercana a Hill" fue Robert Benjamin, director de la oficina de Burson Marsteller en México, una empresa que, asegura, "tiene un contrato firmado con el gobierno argentino para hacer sus relaciones públicas". Cable: <https://www.wikileaks.org/plusd/cables/1976BUENOS06258_b.html>

Los pasos del programa

Celebridades y viajes

La selección de personajes famosos para mostrar otra cara

Para un impacto adicional en la difusión del mensaje prodictadura, el informe de Burson Marsteller (BM) propone "usar celebridades especialmente  seleccionadas y entrenadas para viajar por diferentes países y hablar sobre Argentina y qué ofrece el país a los turistas". La firma propuso como ejemplos al campeón mundial de boxeo Carlos Monzón y al piloto Juan Manuel Fangio, multicampeón de Fórmula 1, quien viajó junto al dictador Jorge Rafael Videla a Venezuela "como parte de ese plan", según aclara el informe. Fangio, el Premio Nobel Luis Federico Leloir y el presidente de la Academia Nacional de Bellas Artes, Bonifacio del Carril, integraron la comitiva de la dictadura en Caracas que el 12 de mayo de 1977 acompañó el encuentro entre Videla y el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez. "Las celebridades se reunirán con los agentes de la empresa locales antes de presentarse en los medios y estarán acompañados por ellos en todo el viaje", señala BM en el documento.

El poder de la TV

Los testimonios que buscaban desacreditar las acusaciones

"Los estudios muestran que la gente cree lo que ve en televisión", asegura Burson Marsteller en la página 23 de la propuesta presentada a la Junta Militar. Por eso, sugiere la elaboración de una serie de audiovisuales de entre 30 minutos y una hora para ser mostrados en el exterior y para que estén a disposición de las embajadas argentinas. Algunos de estos films fueron hallados por la Comisión de Relevamiento de la Memoria Histórica de Cancillería en el archivo de la Embajada argentina en Canadá. Allí puede verse al presidente de Ford, Juan María Curar, diciendo que "los derechos humanos son respetados en la Argentina"; o al titular de la Asociación Argentina de Psiquiatras, Felipe Cia, quien asegura que "si hubo algún tipo de persecución fue porque esas personas estaban involucradas". También aparecen el fundador de la Universidad Católica Argentina, Octavio Derisi, el empresario Julio Werthein y el sindicalista de la UOM Capital, Rubén Marcos, entre otros.

Las "publinotas"

Los artículos pagos y la estrategia de "eliminar riesgos"

Burson Marsteller propone a la dictadura pagar espacios publicitarios, una opción que "elimina el riesgo de que lectores influenciados se pierdan el mensaje". Anexado al informe de la empresa estadounidense, con fecha 28 de noviembre de 1978, figura una nota que se titula "Argentina. Nuevamente una gran nación". El artículo fue publicado en la revista US News & World Report con la aclaración de que se trata de una nota publicitaria."Ninguna gran nación del mundo debió confrontar con tan serios problemas y resolvió tantos como lo hizo Argentina", comienza el texto, que enumera entre esos problemas la recesión, la deuda externa, los secuestros, asesinatos y una "guerra de guerrillas abierta". La nota describe el golpe del 24 de marzo de 1976 como la asunción al poder de "preocupados líderes de las Fuerzas Armadas" con el objetivo de corregir la economía y el caos político y social. "Hoy, sólo dos años y medio después, Argentina está bien encaminada para convertirse de nuevo en una de las más importantes naciones de América latina y el mundo", señala el texto que aporta la dirección y teléfono de la Embajada argentina en Washington para obtener mayor información. 

Fuente: Tiempo Argentino

Preparados para la impunidad

Viendo cómo represores como Patti amenazaban con contar detalles de sus crímenes y ante el pedido de jueces amigos que buscaban cómo cerrar causas, la dictadura preparó la “ley de Pacificación Nacional”. El asesoramiento civil y las garantías de la Corte Suprema.

Por Victoria Ginzberg

A mediados de 1983, los militares se preparaban para dejar el poder y buscaban garantizarse la impunidad. De esa preocupación salió la ley de autoamnistía (para ellos, de “Pacificación Nacional”). En un informe secreto, señalaban que esa norma era “el único instrumento válido que se opondría al cumplimiento del objetivo” de los organismos de derechos humanos, a los que ellos llamaban “organizaciones subversivas”. Sacaban sus conclusiones del análisis de la coyuntura política y social y de datos recolectados por los servicios de inteligencia. Un informante clave fue el entonces juez José Nicasio Dibur. Este magistrado tenía a su cargo una causa vinculada con el testimonio del policía Rodolfo Peregrino Fernández, quien había roto el pacto de silencio a principios de 1983. Dibur informaba en detalle a los represores del “avance” de la investigación y advertía a los mensajeros que debían frenar el proceso o se vería “obligado” a citar a los acusados. En este contexto, los militares trataban de blindar a la tropa para que no hubiera nuevas “filtraciones”. La posibilidad era real: el policía Luis Patti, que estaba involucrado en el asesinato de los militantes peronistas Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, amenazaba con hacer públicas las matrículas de los aviones que habían participado en los vuelos de la muerte si no recibía ayuda.

Esta información surge de los documentos hallados en el edificio Cóndor, sede de la Fuerza Aérea, a fines del año pasado y dados a conocer por el ministro de Defensa, Agustín Rossi. En el material que analizó un equipo encabezado por la directora de Derechos Humanos del ministerio, Stella Segado, están las actas de las juntas militares y el seguimiento de algunas leyes promovidas por la dictadura, entre ellas la de autoamnistía. Patti y Dibur están mencionados en una carpeta caratulada como secreta y elaborada por la Fuerza Aérea para el asesoramiento sobre la “ley de Pacificación”. “En los contactos extraoficiales establecidos por la secretaría general con el juez mencionado, éste manifestó su preocupación por el caso ante la posibilidad de verse obligado, por razones procesales, a iniciar las citaciones indicadas, por lo cual sugirió la necesidad de la urgente sanción de la ley, único medio de cerrar ese proceso que se tramita ante su juzgado”, dice el informe.

El “juez mencionado” era Dibur, quien tenía en su juzgado la causa sobre la Triple A, a la que se había agregado el testimonio de Rodolfo Peregrino Fernández, un policía que había trabajado en el Ministerio de Interior con Albano Harguindeguy y que en marzo de 1983 había aportado información sobre el terrorismo de Estado y la Triple A, ante la Ca-dhu (Comisión Argentina de Derechos Humanos), que integraban argentinos exiliados en Europa.

“La Doctrina comprendía la eliminación física de la llamada ‘subversión apátrida’ y una orientación ideológica dentro de los principios de ‘la defensa de la Tradición, la Familia y la Propiedad’. La Doctrina, además, tenía como propósito implantar el terror generalizado en la población para evitar que la guerrilla ‘se moviera como pez en el agua’. Son estos conceptos los que fundamentan la política de ‘desapariciones’ que desde antes, pero en forma especial a partir del golpe militar de 1976, comienza a ejecutarse en forma sistemática”, dice el testimonio de Fernández, que fue llevado ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. En su extensa declaración, habló del funcionamiento de la Triple A, la división de las Fuerzas Armadas y de Seguridad en Grupos de Tareas, la existencia de centros clandestinos de detención, el asesinato de Rodolfo Ortega Peña y el secuestro y desaparición de Lucía Cullen, entre muchas otras cosas. Fernández reveló ya en ese momento que escuchó “al teniente de navío Norberto Ulises Pereyro afirmar que se utilizaban aviones de la Prefectura Naval Nacional para el transporte y el lanzamiento en alta mar de prisioneros políticos secuestrados” y que supo que “algunos prisioneros, luego de ser adormecidos mediante la aplicación de una inyección, eran introducidos en bolsas especiales, en las cuales se les arrojaba”.

En su informe secreto, los militares contaban en 108 los involucrados por Fernández en la declaración: 35 miembros del Ejército, 6 marinos, 3 integrantes de la Fuerza Aérea, 45 policías, 4 jueces, 2 capellanes y 11 personas que figuran en el rubro “otros”. No sólo tenían en su poder todos los nombres, sino también un punteo de quiénes podrían ser imputados o procesados, datos que parecen provenir directamente del magistrado, que como queda claro manifestaba estar tan compungido como los involucrados por tener que avanzar con la causa y pedía a gritos que se impulsara la norma que podría acabar con ese penoso trabajo.

Los vínculos de Dibur con los militares ya estaban claros en esa época. Se sabía que junto con su colega Martín Anzoategui se había reunido con las “autoridades militares” interesado en que se impulsara una ley especial de jubilación para los jueces que cesaran en sus cargos cuando llegara el gobierno constitucional. A mediados de 1983, además, ordenó allanar las oficinas del diario La Voz, de Vicente Saadi, por una denuncia de la Junta sobre un “rebrote subversivo”. Con la llegada de la democracia, Dibur no resistió en el Poder Judicial. El gobierno de Alfonsín quiso ascenderlo a camarista pero, por sus vínculos con la dictadura, no pasó el filtro de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, a la sazón controlada por Saadi. Dibur dejó de ser juez y en ejercicio privado de la abogacía tuvo, entre otros clientes, a militares acusados de violaciones a los derechos humanos. Durante el menemismo, en 1992, entró en el Ministerio de Justicia como asesor y allí se quedó hasta que en 2008 Aníbal Fernández lo expulsó. Pero Dibur no era la única fuente jurídica de consulta y preocupación para los militares. Según se desprende del informe secreto y de las actas, para asegurarse la aplicación de la ley, la última Junta Militar llegó hasta la Corte Suprema. Su presidente, Adolfo Gabrielli, los dejó tranquilos. Les informó que la norma era aplicable y que no parecía tener “vicios de inconstitucionalidad”.

La amenaza

En el mismo momento en que se discutía la posibilidad de promulgar la “ley de Pacificación”, Emilio Eduardo Massera estaba preso por el asesinato del empresario Fernando Branca. Y un caso acaparaba la atención de los medios: el asesinato de Cambiasso y Pereyra Rossi.

Los dos militantes peronistas conversaban en el bar Magnum, de Rosario, cuando fueron secuestrados por un grupo parapolicial. Tres días después sus cuerpos aparecieron baleados en Zárate. El 17 de mayo, el Ministerio de Interior y la Policía de la Provincia de Buenos Aires informaron que habían sido “abatidos en un enfrentamiento” con efectivos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional de Tigre. Los policías involucrados eran los suboficiales Rodolfo Diéguez, Juan Amadeo Spataro y el oficial principal Luis Abelardo Patti.

Los peritajes demostraron que ambos fueron golpeados y torturados antes de morir. Había hematomas, rastros del empleo de picana eléctrica y muestras de pólvora sobre el antebrazo izquierdo de Pereyra Rossi originadas por un disparo a quemarropa. En junio, el juez penal de San Nicolás Juan Carlos Marchetti dispuso la prisión preventiva de los tres agentes de la Bonaerense por “homicidio calificado reiterado”. Los policías estuvieron presos cinco meses, hasta noviembre de 1983, cuando se dictó su sobreseimiento provisorio.

A mediados de 1983, cuando la Fuerza Aérea analizaba su posición respecto de la ley de autoamnistía, la situación judicial de Patti todavía era complicada. Por eso, el futuro intendente de Escobar se las arregló para enviar un mensaje.

Bajo una sello que señala que el contenido es “estrictamente secreto y confidencial”, se informa que “se tiene conocimiento que (el comisario Patty sic)” había expresado lo siguiente: considera que la Fuerza Aérea argentina se está oponiendo sistemáticamente a la promulgación de la ley de pacificación. En caso de que su problema salga mal, o que no sea solucionado, ha conseguido y dará a conocer los aviones (matrículas), aeropuertos, destino, fechas y personal que trasladó delincuentes terroristas a disposición final”.

De la lectura integral de la carpeta se desprende que tal vez más que una escalada judicial, los militares temían que se rompiera el “pacto de silencio” entre sus subordinados. De allí –y luego de la experiencia de Rodolfo Peregrino Fernández– la particular atención sobre Patti. Pero hay más. Motivados por esta inquietud, se ordenó un relevamiento y análisis de los casos de los miembros de las Fuerzas Armadas detenidos en el penal de Magdalena y en Caseros, a quienes se describe como “potenciales difusores de denuncias”. En la misma hoja que sirve de carátula a esta lista de militares arrestados, hay una inscripción a mano y en cursiva en donde están los argumentos que debían repetir quienes hacían las visitas para sondear su estado de ánimo y su posible predisposición a abrir la boca: “Todo el que habla se autoincrimina. Endurecimiento por denuncia tardía. Si los otros niegan, quedará solo como responsable. Pueden ser indultados o conmutados sin necesidad de incluirlos en la amnistía”.

“Los documentos muestran la doble cara de la Justicia. Si bien una parte de la Justicia fue cómplice, la mayoría se adaptó a la dictadura. Acá se ve una Justicia que supuestamente empieza a movilizarse por las denuncias pero por otro lado pide la sanción de la ley para no avanzar a fondo”, señala la historiadora Marina Franco, que trabaja sobre los últimos años de la dictadura y los primeros de la democracia. La investigadora del Instituto de Altos Estudios Sociales (Idaes) de la Unsam y del Conicet recuerda que el principal “obstáculo” que tenía la ley de autoamnistía eran las propias Fuerzas Armadas, que estaban divididas respecto de ella. El Ejército era la fuerza que más interesada estaba en que la norma saliera rápido y fuera todo lo abarcadora que fuese posible, sobre todo que dejara tranquilos a aquellos que, como Patti, estaban comprometidos por hechos que eran recientes. La Fuerza Aérea, que era el sector que en general aparecía como “menos comprometido”, decía que no creía en la “oportunidad” de la ley, consideraba mejor esperar a que saliera luego de las elecciones de octubre o incluso que la propiciara el gobierno constitucional. La Marina se oponía a la ley. Junto con un sector del Ejército, consideraba que debían darles las gracias por los crímenes cometidos y no aceptaban ser equiparados a “la subversión”, a la que también alcanzaba la ley, a la que ningún militar de ninguna fuerza decía de “amnistía” porque creían que remitía a la de Héctor Cámpora. En la Armada avisaban, además, que no tenían intención de mover un pelo para salvar al caído en desgracia Massera.

“Los militares querían cubrirse las espaldas y creían que la ley iba a ser respetada, ya que históricamente las decisiones de las dictaduras no habían sido revisadas por los gobiernos constitucionales posteriores. Lo que pasó después habla de la voluntad política de Alfonsín, pero también de la debilidad misma de los militares, que venían de la guerra de Malvinas”, asegura Franco.

Lo que nunca se imaginaron los militares era que lo primero que haría el Congreso luego del regreso de la democracia sería anular esta ley, acción que fue el primer paso para poder llevar a cabo luego –una vez que los militares dejaron claro que la Justicia castrense no lo haría– el Juicio a las Juntas.

 

Fuente: Pagina 12

Los policías médicos del aparato desaparecedor.

Daniel Cecchini

dcecchini@miradasalsur.com

Imagen Sup. Muerte violenta de un “no perseguido político”. Descripción exhaustiva.Realización de autopsia.// Imagen Inf. Muerte violenta de un “perseguido político”. Sin descripciones y sin autopsias. Intervención del área 113 y catalogado como “sub” de puño y letra de los médicos.//Adelina Alaye. El libro Morgue fue pieza clave de su investigación.

Otras notas

  • Los policías médicos del aparato desaparecedor

    “Aún bajo amenazas, no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad.”
    Del Juramento hipocrático.

  • Los próximos juicios contra represores:

    El tercero para Menéndez

  • Médicos de estetoscopio y picana

    El tipo decidía la duración y el voltaje de la picana en la sala de torturas. Si hacía falta, podía hacer maniobras de reanimación para que los detenidos siguieran siendo interrogados. Al periodista Jacobo Timerman llegó a sostenerle la lengua para que no se ahogara mientras lo torturaban. Sus tareas no terminaban allí: también supervisaba los partos clandestinos de los centros que regenteaba Ramón Camps, su jefe, y hasta se ocupaba de entregar a los recién nacidos a familias “occidentales y cristianas”. La ex detenida Adriana Calvo lo reconoció en democracia.

  • El juez que interrogaba en los chupaderos

    El pasado 17 de abril, este diario abordó el tema de las complicidades del sistema judicial durante la última dictadura militar. En línea con aquella nota, Miradas al Sur accedió de manera exclusiva a las actas labradas por un ex juez de instrucción durante la represión ilegal. El funcionario judicial Manlio Martínez tomó declaraciones a testigos en centros clandestinos de detención como la tenebrosa escuelita de Famaillá, mientras el genocida y represor Antonio Domingo Bussi gobernaba la provincia.

  • La Unidad 9 abrió una puerta

    El mate da vueltas y más vueltas alrededor de una mesa circular del tercer piso de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Las ideas también, a medida que la charla se enfoca en el tema propuesto por Miradas al Sur a los abogados Pablo Barbuto, coordinador de las causas en que participa la Secretaría, e Inti Pérez Aznar, a cargo de la querella en el juicio a los represores de la Unidad 9 de La Plata. Entre mate y mate, se trata de analizar la significación y los alcances de una sentencia.

  • U9: los médicos de la tortura

    Alberto Pinto, El Flaco, tuvo el 27 de octubre de 1978 uno de sus recurrentes ataques de epilepsia en la cabina del avión Hércules que lo trasladaba junto con otros detenidos políticos desde Córdoba hasta la antesala de su muerte: la Unidad 9 de La Plata. Sus custodios, pese a las convulsiones evidentes del cuerpo, no quisieron creerle: lo golpearon, lo ataron al fuselaje y amenazaron con arrojarlo al vacío en pleno vuelo.

La comparación entre las descripciones realizadas por los policías médicos muestra con claridad cómo la exhaustividad que demuestran cuando se trataba de una muerte violenta no relacionada con la represión ilegal desaparecía en los casos en que describían la causa de muerte de una víctima del terrorismo de Estado. Eran un engranaje más del plan sistemático de desapariciones.

“Aún bajo amenazas, no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad.”
Del Juramento hipocrático.

La puerta fue abierta por la madre de Plaza de Mayo Adelina Alaye al prestar testimonio ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, presidido Carlos Rozanski. Allí presentó los resultados de una investigación propia de más de treinta años sobre los “enterramientos de NN” en el Cementerio platense que, entrecruzados con las actas de defunción de personas identificadas como NN en el período 1976-1983, no sólo permitió la identificación de muchas de las víctimas, sino que puso al descubierto la complicidad de por lo menos 28 médicos policiales que actuaron en el llamado Circuito Camps. Es la primera vez que se los acusa públicamente de ser partícipes necesarios del plan sistemático de desaparición de personas.
Para que la investigación avanzara fue determinante el descubrimiento de un libro de registros de la Morgue Policial, donde los médicos de la Bonaerense anotaban las prácticas médico-legales que realizaban diariamente. Del análisis de estas anotaciones surge con claridad el trato diferente que daban a los cadáveres de las víctimas del terrorismo de Estado en comparación con los de los muertos por otras causas. Mientras que a los últimos se les realizaban autopsias exhaustivas (con análisis de sangre, extracción de proyectiles, descripción física y hasta de vestimenta) y se las anotaba en detalle, en el caso de los primeros sólo se consignaba la causa de la muerte en una sola línea: “Destrucción de masa encefálica por proyectil de arma de fuego”, omitiendo cualquier otro signo que presentaran los cuerpos, fundamentalmente la presencia o no de pólvora en la herida (determinante para saber si se trató o no de una ejecución), la existencia o no de otras heridas de bala y/o la presencia de señales de tortura. Tampoco se consignaba ninguna particularidad que permitiera su posterior identificación.
En otras palabras: de la lectura de los registros se desprende con claridad que los médicos policiales, con sus intervenciones, legalizaban lo ilegal y colaboraban con la política de desaparición de personas instalada por la dictadura. Al omitir los signos de tortura que presentaban los cuerpos y no especificar con claridad la causa de la muerte colaboraban para hacer pasar las ejecuciones de los perseguidos políticos por “enfrentamientos armados”.
La función de un médico forense no es sólo determinar la causa de la muerte sino también las circunstancias en que se produce esa muerte. Con las víctimas del terrorismo de Estado, lo que hacían los policías médicos de la Bonaerense era ocultarlas.
El testimonio de Adelina Alaye ya tuvo una primera consecuencia extrajudicial: la renuncia y posterior exoneración del vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata, Enrique Pérez Albizú, al quedar expuesto por la firma –entre el 25 de febrero y el 25 de mayo de 1977– de 9 registros de exámenes de cadáveres NN de personas asesinadas por la represión dictatorial. Durante ese período, Pérez Albizu firmó la realización de 133 pericias medico-legales. En los casos de lesiones o muertes traumáticas (accidentes varios, suicidios, etc.), describe exhaustivamente el estado de los cuerpos y las causas de las muertes mientras que en los nueve identificados como NN sólo utiliza la lacónica fórmula de “destrucción de masa encefálica por proyectil de arma de fuego”.
Los otros médicos denunciados son: Alberto Vitali (4 certificados), Carlos A. Zenof (2), Carlos Morganti (28), Carlos R. Hid (1), Eduardo Sotes (9), Ernesto L. Gelemur (7), Héctor A. Darbon (10), Héctor F. Rodríguez (2), Héctor J. Lucchetti (8), Jorge Zenof (50), Julio C. Brolese (10), Luis Bajkovec (14), Mario B. Cavazzutti (1), Néstor P. De Tomas (21), Omar R. Langone (12), Raul F. Etcheverry (18), Raúl O. Canestri (8), Ricardo Zufriategui (1), Roberto Ciafardo (23), Roberto Dossena (6), Rolando Llanos (8), Rómulo Romero Gauna (3), Rubén Ben (3), Salvador O. Leone (1) y Willy O. Michelic (9).

El libro Morgue. La investigación realizada por Adelina Alaye con la colaboración de Ricardo Martínez y Karen Wittenstein se basa en registros oficiales de defunciones e inhumaciones, testimonios, informaciones de la prensa de la época, y recientemente en el análisis del llamado Libro Morgue que contiene los registros del 25 de febrero al 25 de mayo de 1977 que los policías médicos de puño y letra escribían. Es el único que se ha podido recuperar. La historia de estos registros forenses también revela la trama de ocultamiento. Se sabe de la existencia de 24 de estos libros en el período que va desde marzo de 1976 hasta diciembre de 1983. De ellos, 23 fueron requeridos para la instrucción del Juicio a las Juntas Militares, en tanto que el restante (el único rescatado) fue entregado en su momento a otra unidad de la Justicia Federal. Los 23 utilizados en el Juicio de las Juntas fueron devueltos a la Policía Bonaerense a mediados de la década de los ’80, cuando desaparecieron no tan misteriosamente: quien los recibió y los tuvo a su cargo fue el médico policial Néstor De Tomas, uno de los policías médicos firmantes de los registros. La Cámara Federal resolvió que se iniciara la instrucción de una causa, la cual quedo a cargo del Juzgado Federal N° 1 de La Plata, del juez Manuel Blanco, donde quedó congelada.
Miradas al Sur tuvo acceso al informe preparado por los investigadores para la Universidad Nacional de La Plata con relación a la actuación del vicedecano de Medicina Pérez Albizú en sus tiempos de policía médico de la Bonaerense. Allí se resume con claridad el accionar de los médicos. Según el informe, en el Libro Morgue recuperado “los certificados de defunción en un 70% consignaban (como) causa de muerte ‘destrucción de masa encefálica por disparo de arma de fuego’”. Nunca estaban acompañados de un análisis exhaustivo de las lesiones que pudieran dar cuenta de que fueron ejecuciones (…). Aun cuando se consignaran otras causas de muerte como ‘múltiples heridas de armas de fuego’ no se realizaban descripciones que las buenas prácticas forenses exigen; en cambio, en aquellos cadáveres de fallecidos por causas violentas no vinculadas con el accionar represivo (accidentes, homicidios, suicidios, etc.) la descripción de las lesiones se hacía siguiendo el buen proceder: la excusa (n. de la r: esgrimida por algunos de los médicos denunciados en los Juicios por la Verdad) de que no se realizaban autopsias por la evidencia clara de las causas de muerte no se aplicaba a estos últimos casos ya que sistemáticamente se realizaban las autopsias de rigor”.
Más adelante, el informe define: “Esto pone en evidencia un doble estándar o, mejor dicho, una doble moral que comprometía al conjunto de los policías médicos de la Morgue. El Libro recoge de puño y letra las denominaciones ‘SUB’ (subversivo) de esos ‘NN’ asesinados en falsos enfrentamientos y las especificaciones de la intervención del Área 113 (de Operaciones), Regimiento 7 , SIM (Servicio de Inteligencia de la Marina), Comisarías o Unidades regionales policiales”. Y concluye: “La investigación de Adelina Alaye da cuenta de una dimensión no demasiado estudiada del plan sistemático de exterminio, en tanto identifica un eslabón del proceso de secuestros, desapariciones, torturas, vejámenes, asesinatos y ocultamiento de identidades y circunstancias. Los médicos de la Morgue, ‘legalizando lo ilegal’ fueron parte integrante del plan sistemático”.

Botón de muestra. Hasta el 13 de abril de 1977, los jóvenes Nancy Cereijo, Andrés Lofvall, Estela Maris Iannarelli, Carlos Mario Ilacqua, Elizabeth Frers, que según algunos testimonios estaba embarazada, y María Angélica Ferrari, secuestrados en varios procedimientos durante los meses previos, permanecieron detenidos-desaparecidos en el centro clandestino de detención La Escuelita, de Bahía Blanca. Ese día, según el testimonio de la sobreviviente Alicia Mabel Partnoy, fueron trasladados. Su siguiente destino fue La Plata y quizá en particular el centro clandestino de detención de La Cacha, en Lisandro Olmos. Sus suertes ya estaban echadas. De acuerdo con publicaciones del diario platense El Día, que solía reproducir como si fueran noticias los partes del Comando Zona I, Estela Maris Iannarelli y Carlos Mario Ilacqua murieron, junto con otro joven NN, en un enfrentamiento con fuerzas “legales” el 16 de abril de 1977 en Lisandro Olmos. Nancy Cereijo y Andrés Lofvall –de acuerdo con los partes militares– cayeron en otro enfrentamiento, el 23 de abril en Sarandí. Por último, Elizabeth Frers y María Angélica Ferrari, murieron también en un “enfrentamiento” en diagonal 73 esquina 25, de La Plata, el 21 de abril de ese año, junto con otros dos NN masculinos.
El informe basado en la investigación de Adelina Alaye reconstruye el circuito de los cuerpos de las cuatro últimas víctimas (probablemente similar a los de los otros “trasladados”) y deja en negro sobre blanco el papel que tuvieron los médicos policías en la maniobra.
Los cuatro cadáveres ingresaron a la Morgue de la Bonaerense el 21 de abril de 1977. Se los identifica como cadáveres 674, 675, 676 y 677. El jefe de guardia era Raúl Etcheverry y el médico forense encargado de examinar los cuerpos era Enrique Pérez Albizú. La entrega de los cuerpos para que fueran enterrados como NN en el Cementerio de La Plata se realizó al día siguiente. Los firmantes de las entregas son los policías médicos Luis Bajkovec (cadáveres 675 y 677) y Carlos Zenof (cadáveres 674 y 676).
El tratamiento pericial de los cadáveres que se desprende del Libro Morgue es un claro ejemplo de la mecánica general. Según el informe de Alaye, Martínez y Wittenstein, “estos cuatro policías médicos fueron las últimas personas que pudieron determinar las causas y circunstancia de muerte de los jóvenes”. Queda en evidencia que no lo hicieron. “Todos son anotados como NN y no existe la más mínima descripción física de ninguno de ellos –dicen los investigadores–. Por supuesto, nada aporta para dilucidar acerca del posible embarazo de Frers. Los nombres de ella y de Ferrari fueron agregados con posterioridad, seguramente cuando sus familias lograron recuperar los cuerpos en las circunstancias siniestras que se desprenden de sus testimonios. Como siempre, no hay ninguna mención a lesiones conexas ni detalles acerca de los disparos. Se sabe con certeza que al menos las chicas estuvieron secuestradas entre tres y cuatro meses en “La Escuelita” y sometidas a torturas y tratos crueles; además, permanecieron en algún CCD de La Plata cerca de siete días antes de ser ejecutadas. El policía médico Enrique Pérez Albizú anota idénticas causas de muerte en todos los casos: destrucción de masa encefálica por proyectil de arma de fuego, y los cadáveres reciben números correlativos: 674, 675,676 y 677(…). Le llevó menos de media hora de “trabajo profesional” hacer las prácticas forenses necesarias para tratar de determinar con precisión qué ocurrió con cuatro jóvenes muertos violentamente”.
“Por las actas de defunción Nº 45.237 (675) y 45.239 (674) sabemos que los jóvenes NN fueron inhumados como tales y trasladados luego al osario –concluyen–. En estos casos la intervención médica de la Morgue Policial legalizando el horror fue plenamente exitosa al completar la cadena montada por el Estado terrorista: persecución, secuestro, tortura, muerte, omisión de identidad, señas y circunstancias del crimen y desaparición del ejecutado bajo una tumba NN”.

No sabe, no contesta. Los “enterramientos de NN” en el Cementerio de La Plata fueron objeto de numerosos testimonios en los Juicios por la Verdad. A raíz de ello, los jueces decidieron citar a varios de los policías médicos, entre ellos a Pérez Albizú, Zenof y Bajkovek. Sus argumentos parecen calcados: que ocurrió hace mucho tiempo y que por lo tanto no pueden recordar; que muchas veces firmaban los certificados de defunción sin ver los cadáveres, basándose en las anotaciones que sus colegas realizaban en el Libro Morgue; que procedían de igual manera con todos los cadáveres, fueran o no muertos en “enfrentamientos”; que no realizaban autopsias porque las causas de muerte eran tan evidentes que no hacían falta. En preguntas sobre casos específicos, las respuestas siempre eran las mismas: “Firmé pero no vi el cadáver” o “De los que vi no me acuerdo”.
Luego de consultar a numerosos médicos platenses que conocen a algunos de los denunciados, Miradas al Sur pudo saber que, en confianza, no pocos de ellos confiesan a sus colegas que actuaban de esa manera porque no les quedaba alternativa, que lo hacían por temor. Uno de ellos, Julio Brolese, utilizó este argumento en su testimonio en los Juicios por la Verdad: “El temor era porque me encontraba en un sector donde podían pasar muchas cosas. A veces podía suceder que uno demuestre demasiado interés por averiguar determinadas cosas y la superioridad podría volverse en su contra. A mí la policía nunca me obligaba a hacer nada de lo que yo no quería (…). Lo que sí me daba temor era que me encontraba con un vínculo con la policía y en ese momento la situación era bastante peligrosa”, dijo en su declaración del 10 de marzo de 1999.
En cambio, su colega Omar Rafael Langone, en una declaración del mismo día, descartó cualquier tipo de coacción: “Nadie nos obligó ni nos puso una pistola en la cabeza para que tengamos que hacer lo que estábamos haciendo, ya que lo hacíamos porque como médicos teníamos la obligación de certificar la causa de la muerte”, dijo.
Si se compara la actuación de los policías médicos de La Plata con las de otros forenses puestos ante la misma situación en otros lugares no quedan dudas de que sí tenían la posibilidad de actuar respetando la ética profesional y sin transformarse en cómplices voluntarios del plan sistemático de desaparición de personas.
Según las investigaciones de Alaye, Martínez y Wittenstein, los médicos forenses de la Morgue Judicial de la Capital Federal se opusieron a las órdenes y realizaron autopsias pormenorizadas, de las cuales guardaron copias. Cuando llegó el momento de dar cuenta de sus actos, pudieron presentar las autopsias en regla. Ninguno de ellos fue acusado.
Asimismo, los médicos policías de Mar del Plata hicieron, salvo excepciones, las autopsias respetando las reglas del buen ejercicio profesional, tratando a todas las muertes violentas de la misma manera a la hora de establecer sus causas. Cuando fueron llamados a declarar, describieron lugares y circunstancias y no dudaron en hablar de “ejecuciones”.
Los policías médicos platenses eligieron otro camino: el del silencio mafioso para evitar las consecuencias de su participación en la maquinaria del terrorismo de Estado. Todos ellos siguieron sus carreras sin pagar por los delitos cometidos. Enrique Pérez Albizú llegó a ser, hasta hace pocos días, vicedecano de la Facultad de Medicina . Luis Bajkovec y Carlos Zenof integraron la lista que en agosto de 2011 ganó las elecciones del Centro de Médicos Jubilados y Pensionados del Distrito 1. La lista se llamaba, paradójicamente, “Dignidad profesional”. Julio César Brolese fue funcionario de la Asesoría Pericial de La Plata y desde allí aconsejaba a los familiares de las víctimas no denunciar los abusos sexuales contra niños perpetrados por sacerdotes, alegando que “nunca se iba a poder demostrar nada”. Y hace unos pocos días, en una clara apología del delito, reivindicó esa omisión de deberes de funcionario público en un juicio en el que actúa como perito de parte de un acusado por abuso sexual infantil agravado. La investigación presentada por Adelina Alaye durante su declaración en la causa de La Cacha tal vez sea el primer paso para que sean juzgados y deban responder por sus delitos de lesa humanidad.

Fuente: Miradas al sur

Por Gabriel Levinas (@GabyLevinas)

Todo parece indicar que la desaparición del Boeing 777  no fue un accidente. El especialista Franco Rinaldi opina que el avión “está conceptualmente pensado para que no caiga”.

A relative of a passenger onboard Malaysia Airlines flight MH370 cries at the Beijing Capital International Airport

Veintiséis países están involucrados en la búsqueda del avión de Malaysia Airlines que lleva 12 días desaparecido con 239 personas abordo. Su último contacto fue sobre el Golfo de Tailandia, y de allí en más las pistas parecen haberse agotado. La información escasa y contradictoria sobre el destino del Boeing 777 abre interrogantes sobre la posibilidad de un nuevo modus operandi del terrorismo internacional.

FrancoRinaldi,periodista especializado en aviones considera que es “muy poco probable que un avión de última generación como éste se haya caído así como así. La falla mecánica hubiese sido tan dramática y tan masiva, que no hubiese permitido que el piloto, que el copiloto, que nadie de la tripulación pudiese avisar a algún control de tierra lo que estaba pasando”.

Gabriel Levinas: ¿Es imposible que se caiga un avión en velocidad crucero con clima normal?

F.R: Es muy difícil que un avión se caiga en velocidad crucero. El momento de mayor exigencia y de mayores problemas para el avión son dentro del despegue, el aterrizaje, el asenso, el descenso, esos son los momentos más críticos, donde el avión está puesto a prueba en toda su expresión y en donde las condiciones externas vuelven a tener mayor relevancia para que el avión funcione bien.

Este tipo de aviones, aún en velocidad crucero, donde pueden llegar a tener algún tipo de problema dan oportunidades, porque el avión esta pensando conceptualmente para que de una oportunidad a los miembros de la tripulación para que puedan hacer algo.

Esta desaparición en el medio del océano, podría haber sido salvada en primera instancia a pesar de no tener contacto con el control.

G.L: Ahora sostienen que el avión primero subió muy alto y después bajó a 1500 pies ¿Cómo saben eso?

F.R: Hay distintas teorías que se van desarrollando por un factor fundamental, hay unos radares militares de Malasia que informan que el avión se fue para el oeste, además Rolls Royce confirmó que después de que alguien apagó la forma en la cual los aviones se hacen visibles en tierra, el avión voló 7 horas. Eso significa que la cantidad de teorías sobre qué pudo haber pasado y adonde pudo haber ido el avión, son infinitas. Basado el algunas teorías, primero subió a 45 mil pies, es decir arriba de su techo habilitado para volar, dicen que ese crecimiento exponencial de su latitud podría haber sido para forzarlo y bajar el oxígeno de cabina, de modo tal que anestesias a todos lo pasajeros; después dicen que bajó a 23 mil pies, también dicen que se niveló a 29 mil pies, que es una latitud respetable para ese avión gastando una cantidad de combustible razonable, pero también ayer y en los últimos días se empezó a esbozar con más fuerza la teoría de que el avión en algún momento voló a 1500 pies para poder evadir los radares.

G.L: A 1500 pies evade los radares pero al mismo tiempo gasta muchísima más nafta ¿no?

F.R: Sí, una cantidad de combustible que hace que el avión esté poco tiempo en el aire. Porque ese avión pesa mucho, a baja latitud tiene que ir necesariamente más despacio.

G.L: Entonces se descarta la teoría de 7 horas en el aire.

F.R: Claro, es imposible.

G.L: ¿Cuáles son las teorías actuales?

F.R: Lo último que hay como teoría es que la dieron ayer en The New York Times, se basa en que el avión fue desviado, no manualmente, sino a través de la computadora. Si se pudiese confirmar eso sería una pista muy fuerte. La teoría dice que el avión tenía un plan y una ruta determinada, esa ruta determinada se planea a través de una computadora, actualmente todos los aviones se manejan de esa manera y esa ruta se modifica en casos extremos. Por ejemplo, cuando secuestran un avión, como pasó con las Torres Gemelas, donde el secuestrador duerme al piloto y al copiloto luego se maneja manualmente. En ese caso, alguien le dio la orden a la computadora para cambiar, y eso refuerza la teoría de que pudo haber sido el piloto o alguien del entorno, que sabía pilotear.

G.L: Esto significa que el avión está caído o guardado en algún lugar.

F.R: El avión tenía capacidad y cantidad de combustible para volar las 6 horas a Beijing, sumando una hora reglamentaria, que es lo que exigen las autoridades internacionales para ese tipo de vuelo. Hoy en día se mueve con la cantidad de combustible justo para el destino, más el combustible auxiliar necesario reglamentario. Si el avión voló 7 horas como dicen -es decir el máximo de su capacidad de combustible de carga-, pudo haber pasado que volaron esas 7 horas sin rumbo previniendo que podrían caer en el medio del océano, o estimaron que en 7 horas podrían llegar a un punto de tierra, en donde habilitaron una pista clandestina en donde el avión podía aterrizar. Creo que esta segunda teoría exige una infraestructura y una logística muy grande.

G.L: Necesitas un país que esté de acuerdo con hacerlo.

F.R: Exactamente. Hay muchos países en el camino del avión que no están de acuerdo en proveer información, ni a China, ni a Malasia, ni a EE.UU., ni a la Unión Europea, que tranquilamente, por su relación política con esos países aceptarían tener un avión bajo poncho. Sin embargo, aun así, supone una logística, y supone una infraestructura que es realmente muy grande. Y si esto fue así, evidentemente hay una organización terrorista muy grande, muy preparada.

Mi impresión es que simplemente se secuestró el avión y lo estrellaron en el océano. La obra maestra fue generar una sensación de terror e inseguridad dentro de la industria aerocomercial, porque eligieron un avión que es super confiable, que cruza todos los días el océano, y no le pasa nada.

- See more at: http://www.plazademayo.com/2014/03/el-avion-de-malaysia-airlines-la-busqueda-que-no-cesa/#sthash.Fl6swiCl.dpuf

Fuente: PlazadeMayo.com

Por Franco Rinaldi

El día 10 de búsqueda del 370 cobra fuerza la hipótesis de que Zaharie Ahmad Shah, capitán del Boeing 777 desaparecido, pudo estar involucrado en el secuestro del avión. A continuación, algunas actualizaciones y notas sobre los giros que va tomando este misterio que ocupa los titulares del mundo.

La búsqueda global del vuelo 370 de Malaysia Airlines (MAS) se ha convertido en una operación diplomática de alta escala y pone a prueba la tecnología disponible para encontrar un avión fabricado por la compañía aerocomercial más grande del mundo.

Las incógnitas siguen siendo más que las respuestas, pero “la política” metió la cola y posiblemente eso colabore para confundir más que para esclarecer que es lo que pasó realmente con el Boeing 777-200ER de Malaysia.

El gobierno de Malasia conduce la aerolínea MAS, que no sólo es la línea aérea de bandera sino que pertenece al Estado. Esto supone que parte de la gestión de Gobierno malasio también está cuestionada por un incidente de proporciones inimaginables. El ministro de exteriores de China ha demandado en fuertes declaraciones que el Gobierno y la compañía provean de mayor información. Así, al gobierno local la tragedia del vuelo 370 se le ha transformado en un problema político grave, tanto interno como hacia afuera de su territorio y mares.

Esto empeora las condiciones de la información futura que tendrá disponible la opinión pública, puesto que la presión política que recibe Malasia por parte de Estados Unidos y China fuerza declaraciones y una búsqueda desesperada de responsables por sobre lo más importante, que es encontrar el avión. De hecho, en la madrugada del domingo argentino, el gobierno ha decidido anunciar que se abrió una investigación criminal sobre la tripulación del vuelo 370. El objetivo del gobierno es práctico y directo: encontrar rápidamente alguien a quién culpar podría calmar las aguas de una espera que podría durar semanas, meses o años.

El capitán del avión 370, Zaharie Ahmad Shah, tenía 53 años y 18,365 horas de vuelo antes de subirse a su último vuelo, hasta ahora todavía desaparecido. Además de capitán de B777, uno de los aviones más grandes que tiene la aerolínea, era instructor, algo muy normal en las aerolíneas, que suelen convertir a sus pilotos más experimentados en pilotos instructores no solo de simuladores, sino también de vuelos reales. De hecho, el vuelo 214 de Asiana que se estrelló, en San Francisco, el 6 de julio de 2013 cuando aterrizaba en la cabecera 28L (izquierda) estaba comandado por un capitán instructor. La NTSB concluyó que ese accidente fue ocasionado fundamentalmente por error humano, principalmente de su copiloto, que tenía pocas horas volando el 777 y que además aterrizaba por primera vez en el aeropuerto internacional de San Francisco.

El capitán del vuelo 370 de MAS formaba parte de la compañía desde 1981. Ese dato debilita la posibilidad del capitán suicida, porque ciertamente es poco probable que durante tantos años el comandante hubiese estado en el placard preparándose para que un día de marzo, 33 años después, repentinamente decidiera robarse un avión para inmolarse en el océano Índico, entregarlo a Afganistán o cualquiera de las posibilidades que todavía tienen lugar.

Qué el capitán haya tenido el flight simulator en su casa no prueba ni fortalece su eventual culpabilidad. Por el contrario, habla de alguien dedicado y posiblemente apasionado por el pilotaje.

Anoche diferentes investigadores de Estados Unidos trabajaban sobre la hipótesis de que estamos en presencia de una nueva forma de terrorismo, cuyo alcance todavía es desconocido. Sobre todo si, como dije ayer, la obra aún no ha finalizado. Hoy Jeff Wise prácticamente abona a esta teoría, al señalar que el avión no fue estrellado en aguas profundas del Índico sino que se encuentra en algún lugar de Asia Central.

El misterio no solo continúa, sino que crece a medida que pasa el tiempo, porque las evidencias sobre que el avión fue deliberadamente desviado de su curso y robado son prácticamente irrefutables. Y por tanto toda la industria que este año prevé producir ganancias por 18 mil millones de dólares, está en vilo esperando como este atentado podría afectar a la industria y las aerolíneas en la escala general.

Boeing, es cierto, respira con la creciente hipótesis de atentado y/o secuestro. Pero tener uno de sus 1178 Boeing 777 perdidos quién sabe dónde no es una buena noticia para la fabricante norteamericana.

Malasia, a regañadientes, ha tenido que aceptar una ampliación catastrófica del aérea de búsqueda del 370 y una inclusión de 11 países más, en una tarea que hoy luce quijotesca. Ahora entonces participan 25 países en la búsqueda de un avión que 10 días después de haber desaparecido en el golfo de Tailandia nadie, pero nadie, sabe dónde diablos está.

La imagen pertenece al capitán del avión 370, Zaharie Ahmad Shah.

Fuente imagen: d.ibtimes.co.uk

Danos un "Me gusta" en Facebook y seguinos en Twitter.

Registrate para hacer comentarios y recibir nuestra newsletter.

Si vos también tenés algo que decir, decilo en BASTION Digital.

- See more at: http://www.bastiondigital.com/notas/vuelo-370-una-nueva-fase#sthash.LsMJUilY.dpuf

Fuente: BastionDigital.com

Las mentiras sobre la reforma del Código Penal - Primera Parte - 15-03-14

 

Informe: Tema de la Semana: Las mentiras sobre la reforma del Código Penal - Segunda Parte - 15-03-14

Tag :

Archivo Increíble: A pasear con Correa Parte II - 15-03-14

Entrevista Lanata a Correa.

BUENOS DÍAS, COMO VECINO DE LANUS, QUISIERAN QUE PUBLIQUEN POR FAVOR LO SIGUIENTE PARA QUE LOS VECINOS DE LANUS ESTÉN ALERTADOS Y NO SEAN ESTAFADOS.
HOY A LA MAÑANA 15/03/14, PASO POR LA PUERTA DE MI CASA UN AFILADOR E BICICLETA Y COMO TENÍA QUE AFILAR UNA TIJERA, LE PREGUNTÉ CUANTO ERA SU COSTO Y ME DIJO $ 20.-, "ANDÁ TRANQUILO QUE CUANDO TERMINO EL TRABAJO TE AVISO"; AL RATO TOCA EL TIMBRE Y ME MUESTRA LO BIEN QUE HABÍA QUEDADO LA TIJERA, AL PAGARLE CON $ 20.-, ME DICE "ENTENDISTE MAL, SON $ 200".-, ANTE ESTO SUMAMENTE INDIGNADO COMENCÉ A DISCUTIR CON EL "AFILADOR", PERO IGUAL LE TUVE QUE PAGAR LOS "$ 200", POR FAVOR DIFUNDIR PARA QUE NO HAYA MÁS ESTAFADOS POR ESTAS LACRAS. MUCHAS GRACIAS
Atentamente,
ALFREDO ADRIAN RUIZ

(Columna de Ernesto Calvo y Andrés Malamud)

A un año y medio de las elecciones, la paciencia del gobernador no es una estrategia descabellada

En la Argentina, las ideologías distinguen a las décadas más que a los partidos. El peronismo fue conservador y luego renovador en los ‘80, neoliberal en los ‘90 y nacional y popular en los 2000. El radicalismo tuvo una etapa socialdemócrata con Raúl Alfonsín, otra conservadora con Eduardo Angeloz y una moderada con De la Rúa mientras que la tercera fuerza fue mutando desde la centroizquierda de Oscar Alende hasta el vecinalismo de Mauricio Macri pasando por la derecha de Rico. Sin embargo, las redes políticas son más estables que las ideologías: así como Miguel Pichetto y Oscar Parrilli sirvieron a Carlos Menem y a los Kirchner, progresistas críticos como Federico Storani fueron legisladores con Alfonsín y ministros de De la Rúa.

Para entender de qué lado decantará la década actual, más fluida que las anteriores, nos propusimos averiguar cómo interactúan los dirigentes nacionales en las redes sociales. Por medio de Twitter, recreamos el espacio político argentino utilizando las listas de “amigos” (a quiénes siguen) de 99 políticos para medir el grado de afinidad entre ellos. Los resultados son sugerentes. Martín González (de la Universidad Torcuato Di Tella) y Juan Manuel García recolectaron la información con la cual construimos el mapa.

Nota: Datos recopilados por Martín González y Juan Manuel García. Posiciones estimadas por Ernesto Calvo utilizando componente principal en R 3.0.

Mediante un análisis estadístico sin intervención humana, nuestro software transformó a los amigos en común en coordenadas políticas. Esperábamos encontrar un doble espectro, conforme describiera el politólogo canadiense Pierre Ostiguy. Por un lado, estaría la distinción clásica entre izquierda y derecha y, por el otro, la más idiosincrásica de peronismo y antiperonismo. Los dirigentes se distribuirían en cuatro elegantes casilleros, de los que Cristina (peronista de izquierda), Menem (peronista de derecha), Hermes Binner (no peronista de izquierda) y Macri (no peronista de derecha) serían cabales representantes. No fue así. El gráfico traza dos ejes separando al peronismo del no peronismo y al Gobierno de la oposición. Al mismo tiempo, permitimos que la computadora estimara los límites de los grupos para ver quiénes quedaban asociados en un mismo espacio político, independientemente de su partido.

Nuestra conclusión es que el eje ordenador de la política argentina, o más modestamente de los políticos que tuitean, no es peronismo- antiperonismo ni izquierda-derecha sino Gobierno-oposición. Esta dimensión corta diagonalmente el espacio político, recordando la transversalidad de 2007. “Estas son mis convicciones; si no le gustan tengo otras” , explicaría Groucho Marx.

El pragmatismo impera. La diferencia es que el Gobierno aparece más compacto. En cambio, los distintos grupos opositores exhiben tendencias centrífugas. Dos dirigentes se destacan en el mapa: Sergio Massa y Daniel Scioli. El primero se encuentra en el centro del espacio opositor: en lugar de posicionarse cerca de los demás peronistas, aparece rodeado por un semicírculo en el que sobresalen Binner, Ernesto Sanz, Julio Cobos, Ricardo Alfonsín y Macri.

¿Estará Massa en el eje de la coalición opositora o en su línea de fuego? La estrategia del Frente Renovador consiste en rapiñar dirigentes de todos los cuadrantes, pero su falta de anclaje en el espacio político sugiere que la fluidez del reclutamiento puede anticipar la de la fuga.

Scioli enfrenta un dilema diferente: se encuentra tan alejado del núcleo opositor como del Gobierno, aunque comparte vínculos con ambos. Su situación recuerda a un viejo chiste de la Guerra Fría. En los ’70, mueren Lyndon B. Johnson, Nikita Kruschev y Mao Zedong, líderes de las grandes potencias. Llegan al cielo y Dios les ofrece un deseo. Johnson pide una bomba atómica sobre la Unión Soviética que no deje ni una botella de vodka entera. Kruschev pide una bomba atómica sobre EE.UU. que no deje un solo Mc Donald’s en pie. “¿Y usted, camarada Mao?” , pregunta Dios. “Un cafecito, por favor”.

A un año y medio de las elecciones, la paciencia del camarada Scioli no es una estrategia descabellada. El mapa político también ilumina las estrategias para las PASO. Massa se encuentra en el centro de la oposición pero no la nuclea, y su estrategia lo obliga a competir por afuera del peronismo. Si el panradicalismo forjase una alianza amplia, Massa correría el riesgo de quedarse en la mitad del río: a distancia del peronismo pero sin ganar al votante no peronista. A su vez, el espacio panradical enfrenta el riesgo del pelotón de fusilamiento circular, en que el fuego cruzado acaba con todos los tiradores. También para el Gobierno el escenario es complicado. Jorge Capitanich es del palo, Sergio Urribarri está adentro “mirando” para afuera y Scioli está afuera “mirando” para adentro. A los tres les conviene jugar en la interna del partido, pero Capitanich y Urribarri están demasiado cerca el uno del otro y pueden dividir el voto K, sirviéndole a Scioli la candidatura en bandeja. Si la economía mejora, el Gobierno deberá disciplinar su interna para superar a Scioli. Caso contrario, tendrá que ir calentando el café.

Fuente: elestadista.com.ar

Recibir las novedades por Email

Publicidad

Buscar este blog

Cargando...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Ultimas Noticias de Lanús

Loading...

Copyright © 2012 Diario de Lanus - Black Rock Shooter - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan