Aseguran que Hitler murió en Argentina.

Por Agencia de noticias EFE – Agencia.

GENOCIDA. Según la obra, Adolf Hitler modificó su aspecto físico para ingresar en la Argentina. - Agencia de noticias  EFE Agencia

GENOCIDA. Según la obra, Adolf Hitler modificó su aspecto físico para ingresar en la Argentina. - Agencia de noticias EFE Agencia

Gerard Williams y Simon Dunstan acaban de publicar una obra en la que dicen que el genocida se exilió hasta su muerte, en 1962.

Un polémico libro publicado en Gran Bretaña asegura que Adolf Hitler, el líder del partido nazi, no se suicidó en Berlín, Alemania, durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, sino que logró burlar al Ejército ruso y escapó junto a su esposa, Eva Braun, hacia Argentina.
La obra, titulada Grey Wolf: The Escape Of Adolf (Lobo Gris: El Escape de Adolf) escrita por los autores británicos Gerard Williams y Simon Dunstan, concluye en que Hitler logró escapar de Alemania en 1945 y viajó en secreto a Argentina.
Williams y Dunstan sostienen que existe “evidencia concluyente” que indica que la pareja escapó al final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, para comenzar una nueva vida “en el enclave fascista y pronazi de Argentina”.
Su vida en sudamérica. Ambos autores incluso afirman que la pareja tuvo dos hijas antes de que Hitler muriera en 1962 a la edad de 73 años.
Williams, de profesión periodista, dijo que junto al coautor de la obra, Simon Dunstan, encontraron “una abrumadora cantidad de evidencias”, de documentos recientemente desclasificados. “No queremos reescribir la historia, pero la evidencia que hemos descubierto acerca del escape de Adolf Hitler es demasiado importante como para ignorarla”.
Los años en argentina. Según los autores de la investigación, se presume que Hitler vivió en la Argentina durante 17 años, donde crió a sus dos hijas, hasta su muerte, en 1962.
En Argentina se refugiaron otros criminales nazis como Adolf Eichmann. El libro también acusa a la inteligencia estadounidense de complicidad en la huida a cambio del acceso a la tecnología de guerra desarrollada por los científicos alemanes.
Tras el fin de la guerra, el mariscal alemán Doenitz anunció que Hitler había “caído luchando heroicamente"”. Las agencias de prensa difundieron la noticia. La versión más conocida es que Hitler se suicidó de un disparo junto a su esposa, Eva Braun, quien se envenenó, en la Cancillería del Tercer Reich.
Los restos encontrados. Al día siguiente, un grupo especial del Ejército soviético comenzó la búsqueda de Hitler y demás jerarcas nazis. Los agentes comunistas rastrillaron la zona, reunieron las pruebas de restos humanos que hallaron en el lugar y declararon que ninguno pertenecía a él. Horas más tarde, Josef Stalin, el líder ruso, denunció que Hitler había fugado.
Empero, en 1958 el Gobierno de la URSS cambió su versión y anunció que tenía la única prueba física de la muerte de Hitler: el fragmento del cráneo con un agujero de bala.

17 años vivió Adolf Hitler en la Argentina, según afirma la investigación de los autores británicos.

El recopilador de la historia de neuquén, argentina, Conrad Meier dijo que “no hay ningún documento ni testigo directo que acrediten la presencia del exjerarca nazi en nuestro país”. El estudioso agregó: “La hipótesis de que Hitler vivió en secreto en una residencia de montaña tras la caída del nazismo seduce, pero es un mito, una fantasía”.
En una entrevista concedida a un diario local, Meier, miembro de la Comisión de Patrimonio Histórico de Argentina, asevera que por los datos que recopiló, y por su experiencia de vida en Bariloche y en Villa La Angostura, la presencia de Hitler durante esa época no es real. “Algunos de los datos que afirman de la presencia de Hitler acá son falsas”.

 

Fuente:

Los historiadores británicos Gerard Williams y Simon Dunstan en su libro Lobo Gris: la huida de Adolf afirman que el führer no se suicidó en Berlín, como se cree, sino que falleció de muerte natural en Argentina en 1962.

Gerard Williams anunció que él y su compañero no pretenden reescribir la historia, pero las evidencias que descubrieron entre documentos recién desclasificados “era demasiado importante como para ignorarla”.

Según los investigadores, Hitler y su esposa Eva Braun lograron huir a Sudamérica en 1945 para refugiarse allí “en el enclave fascista y pro nazi de Argentina”. En este país también se ocultaron otros criminales nazis como Adolf Eichmann. Allí tuvieron y educaron a dos hijas y vivieron juntos hasta el fallecimiento del führer a la edad de 73 años.

Los autores del polémico libro acusan a la inteligencia estadounidense de complicidad con el genocida nazi: sabían dónde se encontraba pero ocultaron esta información a cambio del acceso a la tecnología de guerra desarrollada por los científicos alemanes. Además afirman que Stalin y Eisenhower sabían que faltaban pruebas concretas de la muerte de Hitler en su búnker. Cuentan que el cráneo encontrado por los soviéticos y considerado el cráneo del nazi en realidad pertenecía a una mujer joven.

Algunos expertos mencionan que la hipótesis no es totalmente descartable: se conoce la historia del hallazgo del cuerpo de un doble del líder fascista el 30 de abril de 1945, que había sido colocado en la Cancillería para despistar a sus perseguidores.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment