Sanz se bajó de la interna de la UCR.

El mendocino decidió no enfrentar a Ricardo Alfonsín en los comicios partidarios pautados para el 30 de abril; participará directamente de las primarias del 14 de agosto; "Hoy no encuentro a la sociedad lo suficientemente concientizada y comprometida", sostuvo

 

Ernesto Sanz decidió esta tarde bajarse de la interna del 30 de abril en la que se enfrentaría a Ricardo Alfonsín por la candidatura presidencial de la UCR, por lo que participará directamente de las elecciones primarias del 14 de agosto, en las que se definirán todos los postulantes de octubre.

Según confirmaron a LA NACION fuentes cercanas al precandidato mendocino, Sanz eligió posponer la disputa radical la fecha prevista por la ley electoral para las primarias abiertas y simultáneas de todos los partidos políticos, donde todo el padrón deberá ir a votar.

Sanz tomó la decisión luego de las presiones de sus allegados, que entienden que su candidato aumenta las posibilidades de cara al 14 de agosto. Desde su entorno saben que que de esta manera ganarán más tiempo para instalar al candidato en el electorado y convocar al votante independiente, fundamental para acortar distancia con Alfonsín, respaldado por el grueso del aparato partidario.

"Encuentro que hay razones de peso suficiente en el grado de participación y de compromiso. Hoy no encuentro a la sociedad lo suficientemente concientizada y comprometida. De aquí en más queda tiempo para concientizar", afirmó Sanz en una conferencia de prensa.

"Para ser sinceros, al 30 de abril no llegábamos a tiempo para convencer al votante independiente de que vaya espontáneamente a votar por Sanz. Creemos que Sanz es el único candidato novedoso que tiene hoy la oposición para ganarle al oficialismo", dijeron ayer a LA NACION desde el entorno del mendocino.

Los rumores por la decisión de Sanz, que se confirmó hoy, habían causado indignación en el alfonsinismo. "Fue el mismo Sanz quien, como jefe del partido, propuso adelantarlas para abril con el argumento de que la UCR debía definir cuanto antes las candidaturas y no darle ventajas al Gobierno. Ahora se desdice por oportunismo, porque confirma que, pese a recorrer el país, no supera el 5% de conocimiento público", señalaron ayer.

En los últimos días, el sector allegado a Sanz había manifestado desconfianza por el padrón que participaría en la interna radical ya que el comité nacional del partido y el de la provincia de Buenos Aires están liderados por los alfonsinistas Angel Rozas y Miguel Bazze.

Con la decisión del mendocino, el radicalismo podría ir a las internas obligatorias, abiertas y simultáneas del 14 de agosto con tres precandidatos: Sanz , Ricardo Alfonsín, y Julio Cobos, si es que el vicepresidente, finalmente, decide subirse a la carrera presidencial.

Padrón frustrado. Horas antes del anuncio del mendocino, la Junta Electoral de la Unión Cívica Radical (UCR) había habilitado la consulta de los padrones electorales nacionales de afiliados e independientes habilitados para votar en la interna en el sitio www.ucr.org.ar .

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment