El fútbol de ascenso sufrió una suspensión por agresión.

El partido de Primera D entre Argentino de Rosario y San Martín de Burzaco fue suspendido por un proyectil arrojado desde las tribunas que impactó en el juez de línea luego de que el árbitro Mauricio Lepanto invalidara un gol del local cuando perdía 2-1 .

(Télam).- El partido que Argentino de Rosario perdía hoy por 2 a 1 con San Martín de Burzaco, por la fecha 16 del campeonato de la Primera D, fue suspendido hoy a falta de dos minutos para el cierre, a causa de una agresión que sufrió uno de los jueces asistentes.

El árbitro principal Mauricio Lepanto ordenó la interrupción del cotejo a los 43m. del segundo tiempo, cuando un proyectil arrojado desde la tribuna local impactó en el hombro de uno de sus colaboradores y lo hirió levemente.

La maniobra que desencadenó la agresión se había originado minutos antes, cuando el árbitro Lepanto invalidó una conquista marcada por un jugador salaíto , que decretaba el empate provisorio. Como consecuencia de la protesta recibió la tarjeta roja el futbolista local, Mauro Belén.

El árbitro Lepanto decidió la suspensión del encuentro y luego tuvo inconvenientes en los vestuarios, cuando un par de plateístas lo increparon y pretendieron abordarlo. La policía local calmó los ánimos y la tensión fue desapareciendo de a poco.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment