Cumbre de pueblos originarios para apoyar a los tobas reprimidos en Formosa.

Mapuches, guaraníes, coyas, diaguitas y pilagás viajarán mañana a La Primavera para solidarizarse con la comunidad y repudiar el ataque en el que murieron tres personas. Si nos los respetan pedirán la renuncia del gobernador.

Por MARÍA ARCE

MORADO. Los tobas fueron brutalmente golpeados por la Policía de Formosa. (Gentileza)

MORADO. Los tobas fueron brutalmente golpeados por la Policía de Formosa. (Gentileza).

MARCAS. De los bastonazos que recibieron de la Policía de Formosa.(Gentileza)

MARCAS. De los bastonazos que recibieron de la Policía de Formosa.(Gentileza).

TAMBIÉN A ELLOS. Los ancianos también fueron reprimidos.(Gentileza)

TAMBIÉN A ELLOS. Los ancianos también fueron reprimidos.(Gentileza).

Valentín Suárez es referente del Consejo Originario de Comunidades en Formosa. Como el resto de los "indígenas" de la provincia, como él mismo los llama, está indignado. Al hablar con Clarín.com por teléfono se le nota que no logra salir de su enojo luego de la brutal represión que sufrieron un grupo de tobas de la comunidad de La Primavera, a unas dos horas de la capital local. Por eso, mañana realizarán una cumbre para apoyarlos y para repudiar el ataque.

La comunidad toba mantenía una protesta en la ruta desde hacía cuatro meses en reclamo de la titularidad de un predio de unas 600 hectáreas que el Estado provincial busca utilizar para instalar una universidad agropecuaria. El martes pasado por la tarde, la Policía intentó liberar esa ruta y entonces, dicen los aborígenes, comenzó la represión. Las autoridades policiales aseguran lo contrario, que fueron los tobas los que desencadenaron la batalla campal. Lo cierto es quehubo decenas de heridos y tres muertos, uno de ellos un policía.

Mapuches, guaraníes, coyas, diaguitas y pilagás de las provincias de San Juan, Mendoza, Santa Fe, Misiones, Chaco, Jujuy, Salta y la misma Formosa viajarán mañana a las 7 hasta La Primavera para expresarles su apoyo y solidaridad a los tobas que fueron reprimidos.

Durante esta cumbre de aborígenes realizarán una asamblea para consensuar un documento y exigir que se respeten sus derechos. Luego, lo enviarán a ongs y a diferentes organismos del Estado tanto provincial como nacional.

Si no se respetan nuestros derechos vamos a pedir "la renuncia del gobernador de la provincia", dijo Suárez.

Los aborígenes de Formosa responsabilizan al gobernador kirchnerista Gildo Insfrán por lo sucedido, "Esto tiene nombre y apellido. Tiene su origen. La Policía no puede actuar sola. Tiene que obedecer órdenes", dijo Suárez.

"¿Quiénes nos socorren? ¿Quiénes pueden parar todo esto? ¿Quiénes muestran la cara? Nadie", se quejó Suárez cuando se le preguntó por qué responsabilizan también al Gobierno de Cristina Kirchner.

En tanto, en La Primavera, sigue la tensión. Las brutales heridas que sufrieron los tobas mantienen en alerta y preocupada a la comunidad que está pendiente del estado de salud de todos ellos, pero en especial del de Samuel Garcete, un toba de 50 años que está internado en terapia intensiva por los golpes que recibió.

"Es muy triste ver a esas mujeres, ancianos, así golpeados", se conmovió Suárez que además es concejal de la localidad de Subteniente Perín y adelantó que el domingo, el Consejo Originario de Comunidades realizará otra asamblea para decidir las medidas que llevarán a cabo para exigir justicia.

Fuente:

 

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment