Comienza el juicio por el femicidio de Erica Soriano

Daniel Lagostena está acusado de haber matado a su esposa Erica Soriano, cuyo cuerpo nunca fue hallado, en Lanús en 2010. Podrían darle perpetua.

Pareja. Lagostena está acusado de haber asesinado a Soriano.

Pareja. Lagostena está acusado de haber asesinado a Soriano.

00:00 hs - Lunes 04 de Junio de 2018

Daniel Lagostena será juzgado desde hoy por el femicidio de su pareja embarazada, Erica Soriano, de 30 años y vista con vida por última vez en agosto de 2010 en el partido bonaerense de Lanús. Según fuentes judiciales, el hombre de 55 años llega al juicio detenido e imputado de del delito de "homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género", delito que prevé una pena de prisión perpetua. Se estima que van a declarar entre 60 y 70 testigos, y que las audiencias se extenderán hasta el 15 de junio próximo.

"Lo que pase con él no me importa, quiero saber que pasó con mi hija, tengo la ilusión porque si no sabe en el juicio no se sabrá en ningún lado", dijo Esther Soriano, la madre de Erica y una de las primeras personas citadas a declarar.

Pruebas

En la elevación a juicio se dio por acreditado que el 20 de agosto de 2010, tras visitar a un ginecólogo en Capital Federal, Lagostena y Erica, se dirigieron a su domicilio en Lanús donde ya se encontraba una persona no identificada hasta ahora que usó el teléfono de línea para llamar a una pizzería a las 22.01. En base al estudio de otros llamados, se estableció que a las 22.13 Erica habló con una amiga, quien luego declaró que se dio cuenta que en el viaje iba manteniendo una pelea con Lagostena.

Según la investigación, cerca de la medianoche, el imputado comenzó a intercambiar mensajes con su sobrino Brian, hijo de su hermana y con quien hasta entonces no tenía trato habitual. Cerca de las 5 del día siguiente, un celular a nombre de la madre del joven registró llamadas salientes en el centro porteño y la Costanera Norte, y luego se activó en Lanús, cerca de la casa del joven y su madre.

Seis comunicaciones entre las 5.05 y 5.53 llamaron la atención de los pesquisas, que creen es que se dieron en el lapso durante el cual se hizo desaparecer el cuerpo de Erica. Si bien Lagostena dijo que sólo tenía un celular a su nombre luego se comprobó que tenía cuatro. Otro dato valorado fue que cuando la familia de Erica fue a su casa con la policía para saber sobre ella, encontró allí la ropa con la que Lagostena dijo que ella había salido hacia lo de su madre tras discutir con él, su cartera con todas sus pertenencias excepto el celular y el ácido fólico que tomaba por su embarazo.

En la casa se halló la chimenea caliente y restos de una bombacha, por lo que se presume que el imputado quemó allí la ropa de su pareja. También se encontró una mancha de sangre debajo de una mesita ratona que fue detectada con el reactivo Luminol, pero como había sido lavada sólo se pudo determinar que era de mujer.

Esta prueba coincide con los dichos de una testigo de identidad reservada que declaró que "el día del hecho Daniel y Erica discutieron y por tal motivo le pegó un sopapo, ella se cayó y se golpeó la cabeza contra una mesada. Erica murió y Daniel llamó a un amigo, quien durante la madrugada fue a la casa y se llevó el cuerpo de Erica al crematorio de Lanús", aseguró.

Los investigadores dan por acreditado que Lagostena tenía vínculos con propietarios y empleados del rubro funerario que lo podrían haber ayudado a hacer desaparecer el cuerpo.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment