Monte Chingolo violento: desalojaron nueve familias para construir una plaza

Son nueve familias compuestas por diez adultos y 12 niños. Todas ellas vivían en una casona en la calle Chilavert al 1900, en el barrio Monte Chingolo, Lanús. Vivían desde hacía 22 años hasta que el miércoles 8 un batallón comandado en persona por Diego Kravetz, secretario de Seguridad del Municipio, las desalojó.

Para sacar a las familias de allí, Kravtez se valió de más de 50 efectivos de las policías Federal, Local y de la Guardia de Infantería bonaerense. “Hubo un circo policial, con Kravetz a la cabeza, que cayó con sus cámaras y videos. A pesar de que dijeron que desalojaban por peligro de derrumbe y porque allí vivía un grupo de “malvivientes”, nadie quedó detenido”, dijo a Cosecha Roja, el consejero escolar y referente del Movimiento Evita, Agustín Balladares.

No hubo plazos, no hubo garantías sólo un subsidio para cada familia y el aviso de que el edificio será demolido. “Eso permitirá recuperar un espacio público que estaba concurrido por delincuentes para que los vecinos de Chingolo puedan disfrutar de un lugar de esparcimiento”, dijo Kravetz a Infobaires24.com.

El desalojo fue violento. No hubo orden judicial ni reubicación de las familias. “El municipio desalojó sin prever. La primera noche los dejaron a todos en la calle. La segunda noche, el padre Juan Manuel los llevó a la parroquia San Juan Vianney. El fin de semana los pudimos alojar en una escuela y ahora conseguimos que la municipalidad se comprometa a ponerlos en un hotel, a darles un subsidio, un trabajo a un adulto por familia, materiales para la construcción, alimentos pañales por un año”, explicó Balladares.

Angélica Leiva, una de las afectadas, contó que a las nueve y media de la mañana, había bajado las escaleras junto a su nietita cuando vio “una cantidad impresionante de policías, la mayoría “Pitufos” –así llaman los vecinos a los agentes de la policía local- uno de ellos con el arma en la mano. Él me dijo que saliera porque la pensión se estaba viniendo abajo”. La mujer contó que durante el desalojo la policía rompió las heladeras, los televisores, un horno eléctrico

Luego de la demolición, el Municipio de Lanús publicó el siguiente comunicado de prensa en su página web: “El Municipio de Lanús, a través de la Secretaria de Seguridad, desplegó un operativo preventivo para desalojar un conventillo tomado en la localidad de Monte Chingolo. El edificio que estaba tomado hace más de 20 años y presentaba serios peligros de derrumbe era habitado por delincuentes que asaltaban a los vecinos del barrio cotidianamente. La medida se llevó a cabo en la vivienda ubicada sobre la calle Chilavert 1919. Las familias que estaban en el lugar van a ser relocalizadas mediante la gestión de la Secretaria de Desarrollo Social. A la zona también acudió personal de Defensa Civil y de Obras Particulares que constataron el riesgo manifiesto de la deteriorada construcción”.

Para Balladares, la supuesta solución ofrecida por la Municipalidad da cuenta de una serie de supuestas irregularidades y de falta de sensibilidad. “Primero la violencia institucional cuyo resultado son las personas golpeadas. Luego la mentira como argumento, ya que Kravetz dijo que “el techo se les iba a caer en la cabeza” cuando dejó a niños, discapacitados, personas con enfermedades sin techo. La falta de planificación de Cambiemos es asombrosa y por último no existe protocolo para gente en situación de calle. Es un incumplimiento muy grave. En lugar de hacer un hogar de tránsito para todas estas familias que son tan vulnerables, se pretende hacer una plaza”, dijo Balladares

Por COSECHA ROJA

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment