DESGARRADORA HISTORIA POR LA MUERTE DE UN BEBE

Detalle:

Tania Pol, denunció un desgarrador hecho ocurrido en el hospital de Quilmes con su hermana María Laura; el pasado 30 de septiembre, el cual todavía no ha terminado de dilucidarse.

En diálogo con éste medio, Tania contó que  su hermana de 26 años de edad; que estaba embarazada de 40 semanas, el domingo 27 asistió a la guardia del Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes Oeste, con contracciones cada 5 minutos ese día la atendieron le dijeron que perdió el tapón mucoso, pero como no dilataba que se vaya a la casa,

La joven volvió al hospital el lunes 28 porque seguía con pérdidas, la revisaron y le dijeron lo mismo, que era solo el tapón mucoso.

El martes 29 se hizo la última ecografía y le dijeron que el corazón latía, que tenía poco líquido amniótico. No la internaron ni intentaron ni intentaron inducir el parto,

Finalmente el  miércoles 30 de septiembre ingresó al hospital a las 11 de la mañana, la atendieron a las 12 y le dijeron que ya no latía el corazón de la beba, que estaba muerta, le pusieron suero y a las 18:35 le hicieron cesárea y le extirparon el bebe.

“La beba era sana, peso 4 kilos, no tenía ninguna malformación, pero debido al tiempo que llevaba muerta en la panza, ya en la piel se le había hecho todo yagas y reventado, se había hecho caca en el vientre de mi hermana, porque ya tenía vida dentro de ella y la bebe trago todo eso, además tenía la cabecita un poco maltratada de hacer tanta fuerza para salir y no podía, porque el cuello del útero de mi hermana no se dilataba, pero los médicos no hicieron nada” -relató Tania.

“El director de Maternidad le dijo que no disere nada de lo que había ocurrido. Que la culpa de la muerte de la beba esa de mi hermana porque estaba enferma. A ella la atendió una doctora que se llama Viviana, eso es lo que recuerda; y el director de Maternidad. No le hicieron ni ecografías porque –según nos dijeron- el aparato no funcionaba” –agregó.

Los familiares de Maria Laura denuncian que hubo  negligencia médica, porque entienden que una mujer primeriza contracciones cada cinco minutos y que perdió el tapón mucoso tendrían que inducirle el parto y nacer, pero al no haberlo hecho, la beba cobro vida dentro y murió al no poder nacer.

Aprovechando el  estado de shock en el que entró el padre de la paciente,  autoridades del Hospital Iriarte le hicieron firmar un papel para impedir  la autopsia por mala praxis. A María Laura la tuvieron varios días y no le realizan ni las curaciones,

“Desde el día que sucedió esto que le pasó a mi hermana; en las puertas del hospital ya había dos patrulleros custodiando. Al otro día  del deceso de la beba, el día jueves ya habían perdido el acta de defunción. El director espero que mi hermana estuviera sola en la sala de internación para hablar con ella e intentar convencerla de que es ella la que tiene un problema de salud, cuando mi hermana es completamente sana. Luego cuando pidió la historia clínica no se la quisieron dar, pero mi hermana logro que se la entreguen” –indicó Tania

Además de este hecho desgarrador, la joven siguió viviendo una verdadera tortura, según relató Tania. “El  martes 6 de octubre, la llamaron a su celular para apurarla, para que decida inmediatamente que va hacer con el cuerpo de la bebe, porque ellos tiene muchos pacientes, ahora yo me pregunto ¿Qué tiene que ver la cantidad de pacientes que se atienden en este hospital, con la cantidad de cuerpos que están en la morgue del mismo, matan a más gente de la que sanan?”

https://m.facebook.com/justiciahospitalIriartequilmes

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment