LOS NÚMEROS DEL AÑO DEL CLUB LANUS.

Fortaleza Granate preparó un repaso completo de todo lo que dejó el 2014 en materia estadística. Todos los números del equipo de los mellizos Barros Schelotto en una temporada con más penas que glorias, sin logros pese a disputar siete competencias.

Diapositiva14

Se fue el 2014 nomás. Un año con más penas que glorias, siempre hablando de los resultados conseguidos y las expectativas que se habían generado de antemano. Tras la histórica consagración de la Sudamericana el año pasado, la temporada pintaba para grandes cosas. Sumar estrellas en el escudo era la obsesión de todos y la ilusión de muchos. Sin embargo, por una u otra cuestión eso no terminó sucediendo. En total, se disputaron siete competencias incluyendo torneos locales e internacionales. En ninguno se pudo obtener al menos un títulomás allá de que en la mayoría se estuvo a la altura de lograrlo.

En el ámbito local, el andar irregular del Torneo Final estuvo relacionado directamente con la Copa Libertadores. Fue un semestre en el cual Guillermo no tuvo otra opción que disputar la doble competencia y en determinado momento apostar por una de ellas. El desenlace ya es conocido: eliminado en cuartos de Final por el Bolivar (todavía se sigue lamentando el famoso zapatazo de Ferreira en la Fortaleza) y 9º en el campeonato. Un riesgo que costó demasiado caro pero que valió la pena correrlo ya que la Copa – que ganó San Lorenzo – estaba para cualquiera.

DURANTE EL 2014 SE DISPUTARON 56 PARTIDOS OFICIALES PARA EL EQUIPO DE BARROS SCHELOTTO. FUERON 24 TRIUNFOS, 13 EMPATES Y 19 DERROTAS, CON UNA EFECTIVIDAD DEL 50,59 %.

1

En la segunda mitad del año las cosas arrancaron con el pie izquierdo. Dos finales en menos de 15 días y dos frustraciones que jamás pudieron quedar en el olvido. Ni de los jugadores, ni mucho menos en los hinchas. Más allá de la buena imagen dejada en la Recopa ante el Mineiro en condición de visitante, el triunfo no alcanzó y el tiempo extra le jugó otra carta en contra para el curriculum. El viaje a Japón para disputar la Suruga no fue la excepción. Linda experiencia por todo lo que significó en la previa ya que los 90 minutos frente al Kashiwa se transformaron en una película pero de terror. Para cerrar el combo de 3 x 1, debut y despedida en la Copa Argentina ante el descendido Colón.

No quedaban más fichas para poner en juego salvo la difícil tarea de defender la corona en la Sudamericana y tratar de pelear el campeonato hasta las últimas instancias. Pero tampoco se pudo, claro. La Copa fue un tocó y me voy. Cerro Porteño pegó primero y como dice el dicho lo hizo dos veces. En Octavos (primer cruce para el Granate por venir de conseguir el título), el equipo de Leonardo Astrada lo dejó afuera de la mano del habilidoso Óscar Romero venciendo en Paraguay por la mínima y empatando en tierras argentas. El Torneo de Transición le dio sus chances gracias a una excelente racha de nueve partidos invictos en los cuales ganó siete arranco por el recordado 3 a 1 en Avellaneda.  Pero no pudo con su genio. En la recta final pecó cuando no debía y en lugar de agarrar la punta perdió con Tigre e Independiente.

FBL-RECOPA-ATLMINEIRO-LANUS

image

romero

image

image

Fuente: Fortaleza Granate.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment