Cada ocho días una mujer es asesinada a golpes.

Por Maximiliano Montenegro

El martirio sufrido por Daniela Torres -sometida a una golpiza por su marido frente a sus hijos en Tres Arroyos- que derivó en su muerte, se suma a la escalofriante estadística de violencia de género

Cada ocho días una mujer es asesinada a golpes

Durante más de tres días, Daniela Torres sufrió la violencia física de su marido dentro de la casa que compartían en Tres Arroyos. Los golpes fueron salvajes, bajo la forma de piñas, patadas y hasta con un palo de escoba. Todo delante de los cuatro pequeños hijos de la pareja. Un llamado anónimo, que rompió el silencio, permitió que la policía concurra al lugar y rescate a la mujer de 25 años. Al día siguiente, por la gravedad del cuadro, la joven madre murió, y pasó a formar parte de una estadística que registra a una mujer asesinada por "palizas" cada 8 días.
"Es muy importante que la sociedad se involucre en esta problemática de la violencia de género. En el lamentable caso de Daniela, un llamado anónimo nos alertó de la situación y actuamos inmediatamente, mediante un operativo para rescatarla del infierno de violencia que padecía. El triste final, con la muerte de la víctima, enseña que todos debemos comprometernos. Como familiares, vecinos o amigos de las mujeres golpeadas, tenemos la obligación de ayudar, de no callar o mirar para otro lado", sostuvo a DIARIO POPULAR la comisaría María Escujuri, titular de la Comisaría de la Mujer y la Familia, a cargo del rescate de la mujer.
El Observatorio de Femicidios "Marisel Zambrano", dependiente de la organización La Casa del Encuentro, que realiza un relevamiento sobre los femicidios en la Argentina, contabilizó el año pasado un total de 255 crímenes de mujeres. De ese total, 44 episodios fueron por golpes, a un promedio de uno cada 8 días.
"Dominar, controlar, poseer el cuerpo, la vida, la historia y marcar a fuego el objeto de posesión que es la mujer para el agresor", señalaron Fabiana Túñez y Ada Rico, representantes de la organización, en torno a los "motivos" de los femicidios en el país, que desde 2008 (cuando comenzaron a registrarlos) suman 1.236.
Justamente del "motivo" que tuvo el asesino de la joven madre de Tres Arroyos opinó la comisaría Escujuri. "Ante la justicia dijo que quería darle un escarmiento, por un tema de celos. Por actitudes de ella. Esto se mantiene en muchos, o la mayoría, de los casos de violencia de género. Pero es una excusa, lo real es esa dominación, el tener bajo control a la víctima. Encerrarla, neutralizarla, y aislarla. Por todo esto, es clave el apoyo de la comunidad. Que se involucre la gente, y llame, pidiendo ayuda. Porque las mujeres sometidas, dentro de ese círculo de violencia, no pueden saltar ese muro. Y es fundamental que no estén solas", dijo la jefa policial.
Daniela Torres estaba casada con Daniel Zúñiga, de 26 años. La pareja tenía cuatro hijos, de 1, 3, 5 y 7 años, que fueron testigos de la horrible secuencia. Es que la chica padeció una interminable seguidilla de golpes el 25 (viernes), 26 (sábado) y 27 (domingo) de octubre, hasta que el lunes de la semana que pasó alguien llamó al celular de la comisaría. Cuando la fuerza entró a la casa, encontraron a la víctima en un estado desesperante. "No lo puedo describir. La llevamos de inmediato a un centro médico local, y de allí fue derivada al Hospital Pirovano. La intervinieron tres veces, pero falleció el martes. Tenía heridas en todo el cuerpo, y problemas internos", dijo Escujuri.
El marido estuvo prófugo unas 20 horas. Pero se entregó al enterarse del fallecimiento. Al sentarse frente a la fiscal Verónica Vidal, el imputado por "homicidio agravado por el vínculo con ensañamiento' dijo que "no pretendía matarla, sino darle un escarmiento". También contó en detalle que le pegó hasta el cansancio, incluso con un palo de escoba. "Hay que involucrarse con las víctimas. Un llamado alcanza. Tenemos que perder el miedo", cerró la comisaría.

Fuente: Diario Popular.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment