Argentina: Conocido periodista misionero también fue espía en la dictadura.

REVISTA SUPERFICIE

El periodista misionero Carlos Luis Carvallo, actualmente integrante del equipo del programa radial "El Show de los impactos" -por FM Show, de Posadas-, actuó como espía y delator durante la última dictadura cívico-militar. Así lo confirmó revista superficie a través del Archivo Nacional de la Memoria, donde figura su legajo como "Personal de Inteligencia que revistió entre 1976 y 1983" en el listado de colaboradores civiles.

En el documento oficial, el periodista figura con el nombre de Carlos Luis Gomez Carvallo. Su Documento Nacional de Identidad número 11.418.228, y denuncias anónimas que llegaron a esta Revista, permitieron avanzar en la corroboración, que no deja margen de error, ya que fue confirmada por el Archivo Nacional de la Memoria, organismo de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que cuenta con toda la información recientemente desclasificada del Batallón 601, cerebro del espionaje ilegal durante el terrorismo de Estado.

En la nómina de personal civil del Batallón de Inteligencia, Carvallo figura en el orden 2034 de la Foja Nº 38, correspondiente al Área 212, Destacamento de Inteligencia 122, con jurisdicción en la provincia de Santa Fe. Su rol fue "Agente de reunión", quienes tenían por misión infiltrarse en sindicatos, universidades, y organizaciones políticas y sociales, donde recababan información y detectaban a las personas que encuadraban con la figura de "subversivos".

Ese accionar de espionaje precedía a los violentos secuestros de los grupos de tareas de las fuerzas armadas, que en la mayoría de los casos concluyó en asesinato o desaparición. Eran catalogados como subversivos los activistas sociales, militantes políticos, dirigentes sindicales y estudiantiles, obreros, y todos aquellos que simplemente manifestaran disenso social. Las tareas de estos agentes resultaron fundamentales para el exterminio de miles de personas en manos de las fuerzas militares que llevaron adelante el terrorismo de Estado.

Trayectoria

Carlos Luis Carvallo nació en la localidad de Oberá. Comenzó su trabajo en radio en pleno terrorismo de Estado, en 1979, por LT 13 Radio Oberá. En 1980 terminó sus estudios en el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER) y ese mismo año se incorporó a LT 17 Radio Provincia, donde fue primero locutor y más tarde Jefe de Locutores.

También fue locutor en off de LT85 Canal 12, televisión pública de Misiones, y se desempeñó en varias radios de la capital, como LT 4, FM Classic, Radio Sur Garupá, FM del Lago de Candelaria, FM del Sol. Actualmente reside en Garupá y es una de las voces de los programas matutinos de FM Show.

Por su labor periodística, ha recibido distinciones de todo tipo en la Provincia y en el país, como los premios Santa Clara de Asis y hasta el Martín Fierro. En diciembre de 2010, Carlos Carvallo obtuvo el premio "Andrés Guacurarí de Oro", máxima distinción que el Sindicato de Prensa de Misiones otorga a los trabajadores de prensa.

Espías

Carvallo es el cuarto espía del Batallón 601 que se conoce públicamente a partir de investigaciones periodísticas de Revista Superficie. El 25 de abril de 2010, Superficie denunció que Julio César Marturet, por entonces subsecretario de Acción Cooperativa y Mutual de la Provincia, había oficiado como "Agente de reunión". El pasado de Marturet fue confirmado por el Archivo Nacional de la Memoria, donde el nombre y el número de documento del exfuncionario provincial figuran en la Foja 53 de la Nómina del Personal Civil de Inteligencia que revistó en el período 1976-1983.

El 13 de mayo de ese mismo año, superficie denunció que el jefe del Departamento de Defensa del Consumidor y Fiscalización del gobierno de la provincia, Milton Alfredo Acosta, también colaboró con el Terrorismo de Estado, como "Agente de Seguridad". Su nombre figura en el orden 51 de la Foja Nº1 de la nómina de personal civil que revistió en el período 1976-1983 colaborando con el Batallón de Inteligencia 601 desde el Destacamento de Inteligencia 124 de Posadas.

En julio pasado, esta revista difundió que el informático José Enrique Lascurain figura en la nómina del Personal Civil de Inteligencia que revistió en la sección de Inteligencia 124 "Posadas", del Batallón de Inteligencia 601, donde actuó como "Agente de Reunión". Lascurain trabaja para el Estado provincial desde 1987, en el ámbito de la Salud Pública. Comenzó en los hospitales Baliña y Carrillo, luego lo trasladaron al Ministerio de Salud, y actualmente es técnico en computacion en el Hospital Materno Infantil de la Capital provincial.

La nómina

Luego de una larga lucha de Ramón Torres Molina -Presidente del Archivo Nacional de la Memoria- y organismos de Derechos Humanos de todo el país, finalmente la lista del Batallón 601 se conoció a través de la revista Veintitrés en febrero de 2010.

El documento informa 4.300 nombres que integraban la plantilla de personal, los rangos y las actividades de los agentes que aportaron información, apoyo logístico y mano de obra a la represión.

La nómina incluye los nombres de 1.599 personas que se desempeñaron como agentes civiles de inteligencia, 2.353 que cumplieron tareas en distintos destacamentos y secciones en diferentes lugares del país, y se complementa con una lista de 345 militares del 601.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment