Ahora, por una alegría en el torneo

La victoria ante Emelec por la Copa Libertadores dejó muy tranquilo a Gabriel Schurrer. Es que, además de ganar un partido clave para mantenerse con vida en el grupo 2, su equipo llevó a la práctica lo planificado durante la semana y dejó una imagen que contrasta cada vez más con su deslucido presente en el torneo Clausura. “Salió todo a la perfección, tal como lo planeamos. Elaboramos un triunfo con pasajes de posesión de balón y juego directo”, explicó el entrenador de Lanús. Sin embargo, Chucho reconoció que su plan se vio “favorecido” por el gol tempranero convertido por el uruguayo Mario Regueiro: “Fue determinante porque generó la tranquilidad necesaria para jugar el resto del partido”.

Entonado por la victoria conseguida en Ecuador, el conjunto del Sur del Gran Buenos Aires visitará el domingo a Boca e intentará ponerle punto final a la racha de cuatro derrotas consecutivas en el ámbito local. En ese sentido, la buena noticia para Schurrer es que el próximo compromiso internacional de su equipo será recién el 3 de abril contra Olimpia, en Buenos Aires, y que no tendrá la necesidad de guardar a sus titulares. De esa manera, Matías Fritzler, Diego Valeri, Regueiro, Mariano Pavone y Mauro Camoranesi tienen grandes posibilidades de jugar desde el arranque. Por el contrario, Luciano Balbi arrastra una molestia muscular en una de sus piernas y estará -al menos- una semana inactivo.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment