Toma del Instituto de Formación Docente N°1 de Avellaneda.

 

isfd1_avellaneda.jpg

Lo realizaron los estudiantes este martes 8 de noviembre ante los manejos de la dirección para no permitir la presentación de algunos estudiantes a las elecciones del Centro de Estudiantes. Esta situación se da desde hace años con una clara intención de que el Centro no se renueve y conserve las figuras afines a las autoridades de la institución.
Reproducimos a continuación el comunicado difundido por los estudiantes: “Historia de una burocracia estudiantil. Desde principios de los 80 se conformó en el Instituto 1 de Avellaneda la organización estudiantil llamada Centro de Estudiantes y Egresados (C.E.E) el mismo adquirió un papel bastante confuso al incluir la figura de egresados pero se mantuvo con el correr de los años. Desde esa figura se aseguró que algunos egresados asumieran cada vez mas roles concentrados en sus personas y por medio de un estatuto que proviene desde aquellos años (entre el 87-88), se garantizó los mecanismos para que una sola agrupación tuviese siempre  la sartén por el mango.
Desde hace 10 años con la apertura de nuevas carreras, mayor población estudiantil y nuevas inquietudes de participación  se evidenciaron problemas como el edilicio, falta de mantenimiento entre otros visibilizando la obsolescencia del C.E.E que al  no dar  respuestas a los reclamos activo el estudiantado pero  los nuevos inquietos resultaban incómodos para la conducción vitalicia que para entonces llevaba ya como 15 años por lo que la misma resuelve aplicar con todo el peso de su autoritarismo el estatuto  y hace evidente su carácter discriminativo e intolerante que hasta el momento era maquillado ante la falta de participación.
Desde los años 2006-2007, se  agudizan las prácticas autoritarias  como expulsión de aquellos integrantes y/o delegados que contradigan las políticas de la conducción  aun siendo estos representantes elegidos por los  cursos con mandatos de base, desconociendo  las decisiones colectivas, publicando en listas negras los nombres y apellidos de los expulsados. Los años que siguieron  el conflicto se llevó al freezer  con la decisión de las autoridades del instituto de enviar  las carreras de Sociales a otra sede, así nuestros amigos buro y cracia tuvieron los juguetes para ellos solos.
A principios del 2010 se convoca a elecciones del CAP (Consejo Académico Provincial), las elecciones se llevan adelante las primeras semanas de  cursadas y donde se  presento una sola lista…si, otra vez  nuestros amigos buro y cracia ocupan otro espacio, a fines del mismo año se convoca para elecciones del CAI (Consejo Académico Institucional), esta vez luego de un año más organizado varios estudiantes conformamos una lista para presentarnos a las mismas, las cuales por razones poco claras se suspenden y no se vuelve a hablar del asunto durante el resto del año y todo el 2011
En actitud de repudio y solidaridad con el compañero decidimos postularnos varios estudiantes, mientras tanto el discriminado comienza acciones legales y lleva denuncias a las puertas del INADI, entonces los burocratitos temerosos deciden “no notificar ni firmar más las proscripciones”, retomando el viejo  método de ”LISTAS NEGRAS”  publicadas con nuestros nombres explicando las razones de la proscripción y mientras tanto aceleran para meter con calzador las elecciones así todo queda en el olvido.
Las mismas se llevan adelante en tres días del que la urna (llevada de acá para allá sin veedores y bajo el brazo por los propios candidatos) solo paso un solo día por la sede de sociales pero despertó un revuelo a causa de que se impidió votar a los estudiantes implicados en el asunto de las candidaturas, el repudio se hizo sentir y al tomar conciencia que en sociales no eran bien recibidos, decidieron no volver. Ante los hechos varios estudiantes presentamos un acta con pedido de impugnación a las autoridades por abrir elecciones sin notificación de  candidaturas invalidadas y falta de transparencia del acto electoral…nota que evidentemente se cajoneó porque las elecciones siguieron su proceso resultando, según lo publicado, reelegida la presidenta.
Frente a terrible cuadro de situación se decidió hacer publicas las denuncias para visibilizar las irregularidades que agotaron todas las vías de diálogo, recursos de amparo y denuncias  legales, sentimos que tal grado de intolerancia y discriminación sólo es posible con la connivencia de las autoridades del instituto que pese  a los hechos relatados no sólo reconoce  a la organización, sino que en complicidad sostuvo durante años la mentira sobre la legalidad del estatuto cuando sólo tenía el reconocimiento de la dirección y no de la provincia, además avala las elecciones fraudulentas por la que  se imponen y por las que se sostienen desde hace mas de 20 años en la conducción”.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment