El Hospital Borda continúa sin gas.

hospital_borda.jpg

Los trabajadores de la Junta Interna de ATE del neuropsiquiátrico ubicado en el barrio porteño de Barracas siguen con medidas de fuerza, a más de 70 días sin suministro de gas, para que se reestablesca el servicio y los 750 pacientes internados vuelvan a tener calefacción, agua y comida caliente.
Juan Carlos Ibarra, delegado de ATE en el Borda, comentó la situación actual: “Nosotros hace más de 70 días que estamos sin gas en el hospital. Se está reestableciendo de a poco, de forma parcial, pero va a tardar mucho. Las autoridades del Ministerio de Salud dicen que en 10 o 15 días está solucionado el tema, pero es más complicado de lo que uno piensa.”
En cuanto a la metodología de las medidas de fuerza, explicó: “Todos los jueves estamos haciendo un paro de 24 horas, con corte de calle sin interrumpir el tránsito. Esta mañana estuvimos desde las 8 hasta las 10 en Florida y Avenida de Mayo y después fuimos a la Legislatura, lo que hicimos fue desplegar carteles con consignas específicas sobre el tema de la falta de gas y repartir volantes a la gente que pasaba por Florida. Y esto se va a repetir todos los jueves, con la participación de todas las organizaciones gremiales del Borda, profesionales y no profesionales, hasta tanto el gas se de en forma total a todo el hospital.”
“Cuando Macri asumió como Jefe de Gobierno lo primero que hizo fue explicitar su deseo de cerrar estos hospitales psiquiátricos. Después armó un esquema de 10 hospitales chicos en Capital, como si fueran clínicas privadas. Ese proyecto fracasó por la pelea que dimos los trabajadores de Salud Mental, entonces lo que hizo Macri fue dejar que los hospitales se vinieran abajo”, recordó Juan Carlos.
“La posición de nuestra Junta Interna es la defensa del Hospital Público, Solidario y Gratuito. Y en cuanto a la Salud Mental en particular nuestra postura es que se aplique la Ley 448 de la Ciudad de Buenos Aires, sancionada en el año 2 mil, que tiene aspectos positivos muy importantes, a pesar de los cuales el gobierno no pone el presupuesto necesario como para que instrumente. Esta Ley habla de los derechos del paciente internado, pero fundamentalmente de la necesidad de la reincersión social y esto se logra con caminos que están previstos en la ley, que son las casa de medio camino y la reinserción laboral.”
Por su parte, Nieves Fernández Novo, delegada histórica del Hospital, contó que trabaja en el Borda desde el año 83 y que “nunca hubo un caos como el que hay ahora.” Sobre las causas del abandono de la gestión de Macri, expresó: “Esto se debe al valor altísimo que tienen esas tierras. Hay un proyecto que incluye los terrenos del Borda, del Moyano y del Infanto Juvenil.
Para finalizar, la trabajadora del Borda explicó que las consecuencias del corte de suministro de gas son la falta de agua caliente en las duchas, de calefacción y de comida caliente. “Antes cocinábamos en el hospital, pero al no haber gas traen la comida de Villa Lugano y llega fría y fuera de hora. Los pacientes tienen horarios relacionados con las tomas de medicación, que se ven modificados con los retrasos de las viandas.”

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment