Nuevo allanamiento a la casa de Érica Soriano

Nuevo allanamiento a la casa de Érica Soriano.

Efectivos policiales realizaron ayer una nueva búsqueda en la vivienda que la joven desaparecida compartía con su pareja Daniel Lagostena, ubicada en Coronel Santiago 1.433 de Lanús. De todos modos, desde Tribunales de Lomas de Zamora señalaron que “no hay novedades en la investigación”. El abogado Ariel Ursino estimó que las exhumaciones de cadáveres en el cementerio de Lanús podrían realizarse la semana próxima y la familia reclama “celeridad”.


Érica Soriano falta desde el 21 de agosto. Hoy se cumplen 74 días desde que no está con su familia y su pequeña hija de 12 años. La investigación no tuvo avances, según afirmaron desde Tribunales de Lomas de Zamora, pero ayer se concretó un nuevo allanamiento en la vivienda que compartía la mujer de 30 años con Daniel Lagostena.
La vivienda donde se concretó en la tarde de ayer el operativo está ubicada en Coronel Santiago 1.433, Lanús. La puerta está marcada por los panfletos con los que la familia la busca desde ese mismo 21 de agosto. Los pesquisas secuestraron ropa de la Érica, carteras, zapatos y la computadora personal.
El resultado del allanamiento fue negativo, pero sigue la búsqueda de pistas que indiquen o acerquen a los investigadores a Érica. De todos modos, desde los Tribunales de Lomas de Zamora indicaron que “no hay novedades en la investigación”. La familia reclama "celeridad" y espera saber qué pasó con Érica.
Las exhumaciones, en tanto, todavía no tienen fecha concreta. En un principio se especuló con que las exhumaciones serían más de ocho, motivo por el cual se atrasó el procedimiento. Esta hispótesis fue respaldada por el abogado de la familia Soriano, Ariel Ursino, quien estimó que podrían concretarse la semana próxima. Este operativo en el cementerio de Lanús debía concretarse a principios de octubre, pero se fue postergando y todavía no hay información concreta desde Tribunales.
Los últimos allanamientos que se concretaron, en el marco de la causa, fueron en la casa de los padres de Lagostena. A su padre, de hecho, le secuestraron la camioneta Chevrolet S10 –verde- por considerar que pudo haber sido utilizada para trasladar el cuerpo de Érica.
Recordemos que los investigadores perdieron las esperanzas de encontrar a la mujer, que al momento de su desaparición cursaba su segundo mes de embarazo, con vida. Es por eso que durante octubre buscaron el cuerpo de la joven en las aguas del Riachuelo y Costanera Sur.
Érica Soriano fue vista por última vez el 21 de agosto, cuando habría tenido una discusión con su pareja y abandonó intempestivamente la vivienda que compartían en Lanús, según el relato de Lagostena. Al parecer, salió sin dinero ni documentos y nunca más la volvieron a ver.
La familia sospechó desde un principio de Daniel y la Justicia lo considera hoy el principal sospechoso de la desaparición de la joven. Es más, le negaron la posibilidad de ser querellante en la causa, lo que deja la puerta abierta para una imputación.
En tanto, el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Buenos Aires dispuso de una recompensa para quienes aportaran datos de su paradero, pero tampoco hubo caso. Todos los intentos por dar con ella fueron en vano y hoy se cumplen 74 días desde que no está.

 

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment