Lucía ganó la apuesta.

Anoche terminó Ciega a citas, la telecomedia ganadora de dos Martín Fierro; después de 258 días de penurias, la protagonista se quedó con Marcelo Ugly; cómo fue el final de la historia.

Lucía ganó la apuestaFoto: Gentileza Furgang comunicaciones.

Por Mariana Robin
De la Redacción de lanacion.com
mrobin@lanacion.com.ar
En Twitter: @marianarobin

El último rescate. Como en un cuento con final feliz, Lucía (Muriel Santa Ana) consiguió que su enamorado acudiera a salvarla: Ugly (Rafael Ferro) apareció cuando ella estaba por resignarse.El final de la telecomedia fue vertiginoso, y por más que se preveía que no podía defraudar a miles de seguidores, cumplió con las expectativas.

Lucía, que hasta último momento sostenía la decisión de no ir al casamiento de su hermana, finalmente llegó para compartir con Irina (María Abadi) el momento más importante de su vida.Ofició de maestra de ceremonia, con unas palabras muy emotivas acerca del amor, mientras su galán la escuchaba entre la gente sin que ella se diera cuenta.

"Intentarlo siempre vale la pena", le dijo Zabaleta (Boy Olmi) a Manucha (Georgina Barbarossa) mirando a Lucía y Marcelo frente al río. El mensaje refuerza las palabras de la protagonista en el casamiento. Esta antiheroína, treintañera, neurótica y con unos kilos de más, después de 258 días de intentos fallidos, de hombres equivocados y de decepciones de todo tipo apuesta al amor.

Y la apuesta de su madre con su hermana, devenida en desafío propio para conseguir un hombre para la boda de Irina, termina siendo esa lección de vida. Manucha le pide perdón a Lucía, se abrazan, y ésta le dice que, pese a la manera horrible en que lo hizo, le agradece por enseñarle que siempre hay que intentarlo, que el amor vale la pena.

Este final de historia tuvo momentos memorables, como los llamados desesperados de Lucía a los "chotos" para que la acompañen a la fiesta y los infaltables toques de humor en las excelentes actuaciones de Lidia Catalano (Fidelina) y Osvaldo Santoro (el padre de Lucía).

El último bloque del último capítulo. Como en la parte quinta de cada emisión de Ciega a citas, hubo un bloque en el que alguien habló de su primera cita o historia de amor. Esta vez, fue el turno de Lucía y Marcelo, que contaron que conviven; explicaron cómo se conocieron; qué ama cada uno del otro... un final abierto.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment