Torneo Clausura 2010 – Fecha 15: Colon SF 1 vs. Lanus 1

Colón y Lanús despidieron la fecha con un empate

Fue 1-1 en Santa Fe. El Sabalero ganaba con un penal que inventó y convirtió Esteban Fuertes (ST 3m), pero el Granate igualó por intermedio de Guido Pizarro (ST 42m) y ninguno pudo despegar en la tabla de la Sudamericana.

Lejos de la pelea por el título, el atractivo estaba en la pelea por entrar a la Copa Sudamericana. Pero Colón y Lanús empataron 1-1 en Santa Fe en el cierre de la 15° fecha del Torneo Clausura, quedaron a medio camino entre el conformismo y la apatía y, todavía, fuera de zona de clasificación.
El equipo de Antonio Mohamed tuvo un mejor arranque en el primer tiempo cuando la pelota pasó por Facundo Bertoglio y un final más favorable cuando se despertó Esteban Fuertes; promediando el período el Granate consiguió crear algo de peligro de la mano de Sebastián Blanco y Santiago Salcedo.
Cristian Pellerano fue el primero en avisar con un tiro desviado, Salcedo respondió con otro de igual destino y Leandro Díaz apareció por derecha y estrelló su remate en el palo en la más clara del segmento. Cerca del descanso, el Bichi tuvo dos: un mano a mano con Mauricio Caranta desde la izquierda que definió afuera y un disparo por derecha también desviado.
El complemento comenzó a pura acción. A los dos minutos, Fuertes se escapó por la derecha e inventó un penal que fácilmente compró Cristian Faraoni. A los tres, el mismo Bichi lo ejecutaba a la derecha de Caranta para poner en ventaja al local.
Pero pese al tanto, los protagonistas de la etapa eran los de Luis Zubeldía, que se habían decidido a adelantar sus líneas y causaban problemas con las profundas intervenciones de sus atacantes en los espacios que se les multiplicaban para jugar. Salcedo exigió a Pozo con un tiro libre y probó sin puntería desde afuera del área; Díaz también probó al guardameta y el ingresado Gonzalo Castillejos estrelló un tiro en el travesaño.
Como contrapartida, el Sabalero apenas intentaba con algunas salidas esporádicas, haciendo su mayor apuesta en el paso de los minutos y con Juan Manuel Lucero como sorpresa en la ofensiva. Este desperdició una chance y el ingresado Alfredo Ramírez dos, en una se la sacaron en la línea y en la otra se topó con Caranta.
Hasta que al final llegaría el premio para la visita y el equilibrio en el marcador. Blanco se metió por izquierda y mandó el centro para que Guido Pizarro, de cabeza, colocara el balón a la izquierda del arquero para el delirio de los del Sur y la decepción de los santafesinos.
Con esa jugada llegó la justicia al Cementerio de los Elefantes. Al fin y al cabo, ninguno de los dos había validado sus méritos como para llevarse todo el premio.

Fuente: tycsports.com

lineaseparador

Un justo empate

Lanús empató en uno en su visita al Cementerio de los elefantes. El juego del equipo apareció después de la ventaja sabalera, producto de un penal inexistente sancionado por Faraoni. Pizarro, a los 43, le dio justicia al marcador.

   Lanús rescató un punto en su visita a Santa Fé. Lo hizo eligiendo el mejor de los caminos: intentando jugar por el piso, con un montón de limitaciones a cuestas pero con otra idea futbolística, basada en la posesión del balón, en el intento de juego permanente, en buscar siempre al compañero mejor ubicado, en volver a elaborar sociedades por los costados. Nada del otro mundo si uno lo piensa dos minutos, pero lo cierto es que el Grana hacía rato que no llevaba a la práctica ese intento. Ni en sus mejores momentos. Y lo bueno, que ayer demostró que aunque no se tengan los mejores exponentes, la filosofía de juego o, mejor dicho, su intento en llevarse a cabo, es posible. No todo esta perdido, hay vida todavía, se puede jugar mejor.
   Los primeros cuarenta y cinco encontraron a los sabaleros como protagonistas preponderantes. Lanús estaba a la expectativa del juego, bastante parejo por cierto, en el que, por intención, por irlo a buscar, los locales gozaban una especie de ventaja en el marco de los merecimientos. Para el Grana, solamente un remate del Tucu Diaz que terminó dando en el poste y saliendo.
   En el complemento, el penal inventado por Faraoni (vió un supuesto contacto de Erramuspe con Fuertes) no sólo cambió las cosas desde el marcador (el Bichi lo cambió por gol), sino que provocó que Lanús fuera por el empate y lo dicho en el inicio: eligió el mejor de los caminos, el del intento de jugar con la pelota en suhaber. Lejos de tener a sus mejores interpretes en un buen momento (ni Blanco, que jugó todo el encuentro y también Marcos que ingresó en el complemento, están en sus mejores tiempos), el equipo demostró que puede. Se fue soltando, fue ganando en confianza (a pesar de exponerse a una contra mortífera y no dar casi nunca seguridad por el lado de Hoyos, a quien encararon siempre y nunca pudo siquiera evitar que manden un centro) y terminó jugando con tres puntas. El empate fue una consecuencia lógica y justa: antes había avisado ya con un cabezazo de Salcedo, que había dado en el palo, y con otras aproximaciones que hacían pensar que la igualdad a esa altura era merecida. Llegó sobre la hora, tras un centro de Blanco en la segunda jugada de córner, que terminó arremetiendo Pizarro y cabeceando abajo, junto al palo izquierdo de Pozo.
   Lanús empató. Fue justo. Necesitó perder evidentemente para demostrarse que puede jugar mejor, que puede elegir otro rol que el de ceder campo y pelota, que puede intentar ser protagonista del juego, aun así sus interpretes no estén del todo afinados. Queda por resolver un ítem, sinceramente digno de un equipo amateur de la liga de primero de mayo: es increíble lo mal que se ejecutan las jugadas con pelota parada. Es para destacar, porque no se puede obviar tremendomamarracho. Lanús no sabe patear un córner. La pelota no llega a destino. Ya no es que no gana en el área rival. No llega el balón. Los centros son cortos y a baja altura. Es increíble que un equipo de primera división reitere esa falla tan seguido. A lo último, parecía que adrede mandaban la pelota al córner los rivales (ya sabían que al área no llegaba). Vaya paradoja, el empate viene de un tiro de esquina hecho corto, en el que Blanco logró enviar el centro al corazón del area. Pero después, en esa materia, el equipo se va a Marzo del 2011. Que se queden pormotus propio, que Luisito los haga practicar después de hora, pero es inconcebible volver a ver a un equipo de Primera División que no sepa mandar un centro. Ya lo advertimos con Universitario. Ayer se repitió la misma falencia.
   El Grana empató. Queda cerca de la Copa Sudamericana, el objetivo de acá a final de temporada. Tiene bastante por mejorar. Se atemperan las limitaciones cuando la filosofía elegida es la de tener la pelota e intentar progresar con ella. La misma idea de juego que hizo grandes a los buenos equipos de Lanús. Habrá que volver a las fuentes sín dudas. De la mano del buen juego, el camino a la victoria siempre es mucho más sencillo.
Por Gastón Cuccaro

Fuente: Lanus.com.ar

lineaseparador

lineaseparador

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment