El libro de las mentiras de hoy

En el contexto de la vuelta a “la Argentina neoliberal”, el periodista escribió una demolición conceptual del macrismo y de sus socios mediáticos. La presentación del libro en la Feria desbordó la sala y tuvo picos de emoción y de risa.

 

Bernardino Avila

Por María Daniela Yaccar

Víctor Hugo Morales presentó un nuevo libro, Mentir a diario. Despidos, estafa mediática y entrega del país en la Argentina neoliberal de Mauricio Macri en la 42 Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. En la conferencia planteó fuertes críticas al “neoliberalismo” del nuevo gobierno y al “mafioso” Grupo Clarín, repasando en detalle episodios de los últimos meses. “Todos los días hay una mentira. Por eso el libro se llama así. También, para jugar con la palabra ‘diario’, que todo lo protege y lo prohíja”, expresó Morales. Lo acompañó su coautor, el periodista uruguayo Mateo Grille, con quien escribió este nuevo trabajo.

La presentación ocurrió ayer por la noche en una colmada sala José Hernández. Muchos asistentes quedaron afuera y siguieron su discurso mediante una pantalla. El evento convocó tanto a jóvenes como a adultos, que lo aplaudieron por de pie y por largos minutos cuando apareció en el escenario. Un tímido grito de “vamos a volver” se volvió pronto multitudinario. Como en el libro de Colihue, Morales aportó en la charla su mirada sobre la primera etapa del gobierno de Macri, haciendo hincapié en una serie de temas: el ajuste, los despidos, el tarifazo, la derogación de la ley de medios, el vaciamiento del Estado, la represión, la persecución a Milagro Sala, el pago a los fondos buitre, el escándalo de los Panama Papers, la citación a Cristina Fernández de Kirchner por la venta de dólares a futuro.

Grille y Morales comentaron que el libro iba a abordar el giro hacia la derecha de toda Latinoamérica. Pero que, finalmente, “se inclinó para el lado de la Argentina, que se estaba convirtiendo en un espejo que adelanta”, dijo el periodista de la AM 750, del Grupo Octubre. “Porque, ¿cuánta gente iba a quedarse sin trabajo? ¿Sin sueños? Las conquistas del pueblo pasaron a los que más tienen”, sostuvo. “Ganó Macri y todos los desastres previstos se fueron cumpliendo. Entonces la pátina latinoamericana del libro se fue imprimiendo de celeste y blanco”, explicó Grille, que dirige Caras y Caretas en Uruguay. El prólogo es el intercambio de mails entre los autores, que se dio en los tiempos en que Víctor Hugo había perdido su espacio en la radio.

Como es habitual, las críticas de Morales no fueron suaves. El público parecía sentir alivio al escucharlas de su voz. “Donde hay corrupción está Clarín y atrás el diario La Nación. No existe nada más corrupto en la República Argentina que los medios. Está demostrado por cómo consiguieron cada cosa que consiguieron”, arremetió. Llamó a la sociedad a “entender el juego” de un periodismo “absolutamente mafioso que hizo trizas la democracia y que se ha quedado absolutamente con todo”, porque “el verdadero amo es Magnetto”. Según él, los medios “tergiversaron el resultado electoral” en la Argentina, al ocultar la información de los Panama Papers mientras que se sucedían las noticias sobre el triple crimen.

Fiel a su estilo, Morales combinó opiniones y datos. En un momento, hablando sobre el juez Bonadio, le “sopló” Darío Villarruel, presente en primera fila y también ovacionado. Respecto del gobierno de Macri el periodista dijo muchísimas cosas, entre ellas que “ya no hay necesidad de lobby, porque ahora los lobbistas son el Gobierno”. También que se trata de “un ataque impiadoso a la República”. Criticó especialmente al titular de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, porque “ofendió a todos los que amamos el periodismo”, al “hostigar” a los trabajadores de 6, 7, 8 y Radio Nacional. Leyó párrafos de Un grito en el desierto, libro suyo publicado en 1997, para establecer comparaciones con el “neoliberalismo” que hoy reina.

La presentación de Mentir a diario tuvo momentos graciosos. Porque, para Morales, los cien días de Macri retratados en el libro son tan “graves” como “desopilantes”. El público se rió a carcajadas cuando en una pantalla apareció la foto de la bandera argentina cayendo sobre la cabeza del Presidente, “una metáfora”, justo el día del pago a los fondos buitre. Hubo otros ejemplos para demostrar cómo funciona el periodismo “mafioso”: Patricia Bullrich presentada como una heroína de acción, con una linterna encendida ¡en pleno día!, o también una foto de Juliana Awada y Macri que es una réplica de una imagen de la serie House of Cards. También hubo lugar para el análisis de notas, como una de La Nación en la que se hacía un análisis de comunicación no verbal respecto del comité de crisis de la provincia de Buenos Aires. “Este libro es un grito desde el corazón de un periodista más que sabe lo que está padeciendo el periodismo de la República Argentina”, remarcó Morales.

Fuente: Pagina12

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment