Indignación en Lanús porque Grindetti eligió a Kravetz para manejar la seguridad.

Se reunió con Díaz Pérez para un “traspaso ordenado” y sumó al ex K, massista y albertista.

“Ojo con Kravetz que labura para Macri”, advirtió el mismísimo Néstor Kirchneren 2008, cuando el entonces legislador porteño presidía el bloque del FPV.

Siete años después, el ex kirchnerista, massista y albertista blanqueó su pertenencia al PRO e integrará el gobierno de Néstor Grindetti en Lanús: será su Secretario de Seguridad, nada menos que al frente de la demanda más sensible de los vecinos del Conurbano.

Grindetti se reunió ayer con Darío Díaz Pérez para empezar a ordenar el traspaso de mando en Lanús, y ya empezaron a trascender los nombres del nuevo gabinete municipal.

La novedad la dio el desprestigiado Kravetz, que irá a Seguridad, cuando sonaba el concejal y ex policía Salvador Baratta, un hombre del distrito que conoce bien la provincia: fue subjefe de la Policía Bonaerense. El propio Baratta, sabiendo de esta definición, salió hoy en radios locales a insistir en que para este tema “hay que poner gente idónea”.

Las críticas llueven también desde los vecinos, que ya en las redes sociales y por la calles cuestionan la mención de Kravetz para este cargo. “Qué experiencia tiene sobre Seguridad, ni sabe dónde queda Lanús”, se quejan, con fundamento.

Kravetz y Grindetti tendrían negocios compartidos, puntualmente inversiones en medios digitales. No hay otra razón para explicar la decisión del ministro porteño en elegir a tan pésimo candidato, justamente en el área neurálgica de todo municipio.

El macrista Diego Kravetz.

Kravetz arrastra resistencias incluso dentro del PRO: Macri le tiene desconfianza. En 2011, cuando María Eugenia Vidal dejó el Ministerio de Desarrollo Social para irse a la vicejefatura de Gobierno, quien parecía número cantado para reemplazarla era la entonces subsecretaria, Soledad Acuña. Pero como Acuña era en ese momento la novia de Kravetz, Macri la vetó y puso en su lugar a Carolina Stanley.

Cuando era jefe de bloque del FPV, bancado por Alberto Fernández, el futuro Secretario de Lanús negociaba por abajo con el PRO para dividir a la oposición, tal como solía denunciar la sabbatellista Gabriela Cerruti.

El massismo porteño en las elecciones de 2015, con Kravetz como “coordinador” y candidato no pasó el piso de las primarias y quedó afuera de las generales. El tigrense resolvió echarlo y así logró, en octubre, meter dos diputados nacionales, ya con otro armador.

Esa fue su última pero no su única catástrofe electoral. En 2011, le hizo la campaña al ex jefe de Gobierno Jorge Telerman que cuatro años antes había superado los 20 puntos. Bajo la pobre tutela de Kravetz, que presuntamente consiguió entonces fondos del PRO a través de su amigo Diego Santilli, el ahora vocero de Daniel Scioli sacó 1,76%.

Tras la reunión entre Grindetti y Díaz Pérez, los equipos técnicos de ambos equipos quedaron en coordinación para llevar adelante nuevas reuniones.

La gran incógnita es si Kravetz podrá controlar los complejos problemas de seguridad de Lanús, con muertes y reiteradas marchas de vecinos, desde su lujoso domicilio en Puerto Madero.

Otras de las figuras del nuevo gabinete municipal son Carlos Walter, que tal como adelantó este medio era nombre clavado, quien será jefe de Gabinete; Adrián Urreli, que fue el jefe de campaña, será el secretario de Gobierno; y Mónica Corvini, una psicóloga que irá a la secretaría de Acción Social.

Fuente: Lapoliticaonline

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment