Juzgan a un policía por el asesinato de Castellucci.

En este caso, se trata de un efectivo de la Bonaerense, que será sometido a juicio oral. El padre de la víctima dice que el acusado estuvo en el escenario del crimen. Ya fue condenado un “patovica”

Juzgan a un policía por el asesinato de Castellucci

 

Un efectivo de la Policía Bonaerense será sometido desde hoy a juicio oral en una causa derivada del asesinato a golpes del joven Martín Castellucci en el ingreso de un boliche de Lanús en diciembre de 2006, hecho por el que un "patovica" fue condenado en un debate anterior.

El efectivo Cristian Javier Messina llega al juicio, que comenzará a las 9 en el Juzgado Correccional 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, acusado por el delito de "violación de los deberes de funcionario público" en el contexto del crimen de Martín, a quien le pegaron salvajemente cuando denunció discriminación porque no dejaban entrar en el boliche a otro joven.
Oscar Castellucci, padre de la víctima, explicó que el acusado Messina estuvo en el escenario del crimen junto a su colega Guillermo Guzmán. "Estuvieron indisolublemente vinculados el asesino material, Lienqueo Catalán; el dueño del boliche La Casona; y los dos policías, que, presentes en la escena del crimen, no lo impidieron, no detuvieron al agresor, no recabaron testigos, más bien los espantaron, y se limitaron a arrastrar a Martín, ya mortalmente golpeado por Catalán, unos metros para dejarlo tirado junto a un cantero para que no obstaculizara el ingreso de los demás pibes al boliche", señaló.
Durante la jornada inicial del debate, la primera en declarar será Ana Herrera, madre de Martín. Mañana, el miércoles y jueves -siempre desde las 9- están previstas las restantes audiencias, mientras que la sentencia se podría conocer la semana próxima.
"Este juicio es una de las consecuencias de la pésima instrucción de la causa, por parte de la doctora Marcela Juan que, con dosis inespecificadas de ineptitud y tráfico de influencias,dividió en tres causas un hecho único indivisible", dijo Castellucci.
El padre de la víctima relató que a partir de lo que calificó como una "inexplicable decisión de dividir una causa única en tres", el autor material fue condenado a 11 años y 9 meses de prisión y se acerca a beneficios excarcelatorios; los efectivos policiales recibieron la causación de violación de deberes de funcionarios públicos en lugar de la figura de homicidio simple; y el dueño del boliche resultó sobreseído.
"Lamentablemente, el acceso a la Justicia sigue siendo inequitativo y desigual por las acciones u omisiones de muchos operadores del Poder Judicial: no es lo mismo ser un patovica que policía bonaerense o empresario de la noche con fluidos contactos y estrechamente vinculado por lazos familiares a funcionarios judiciales. Y mucho menos un familiar de víctima, claro", expresó Castellucci.

Fuente: Diario Popular

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment