ESCRIBE UNA PARTE DE LA HISTORIA.

Logro sin precedentes. Sólo se registran 7 victorias al hilo en el ascenso.

La tele dice que Lanús obtuvo siete triunfos en fila por primera vez en su historia. Lo repite la radio y los principales diarios del país destacan el registro del equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto. Sin embargo, para probarlo hace falta resolver ciertas cuestiones conceptuales. Por caso: ¿a qué llamamos la historia de un club? ¿Sólo a sus años en Primera División? ¿Y el Ascenso? ¿Acaso una institución deja de existir cuando pierde la categoría? Arsenal de Sarandí, que logró subir a la A en 2002, ¿debe ser considerada una institución que atraviesa recién sus primeros diez años de vida? A saber: el Granate disputó 22 de sus 97 temporadas en el profesionalismo fuera de la elite: 19 fueron en la B y tres, en la C. Y ahí sí se alzó con siete o más victorias consecutivas. ¿Conclusión? Con su triunfo ante Belgrano de Córdoba, que le posibilitó treparse a lo más alto de la tabla de posiciones junto con Vélez Sarsfield, Lanús alcanzó el record de partidos ganados al hilo sólo en el máximo nivel.

La última gran marca se había registrado en el Torneo Nacional de 1967. Con el recordado Pedro Rodolfo Dellacha en la dirección técnica y los extraordinarios Ángel Silva y Bernardo Acosta en la delantera, el conjunto del Sur sorprendió con un aluvión de éxitos en la recta final del certamen que lo depositó en la séptima colocación de la tabla, muy lejos del campeón, Independiente, pero por encima de Boca y Racing, que había ganado el Metropolitano. La racha se inició el 12 de noviembre, tras vencer 2 a 0 a Chaco For Ever (2 a 0), en condición de visitante, y continuó con triunfos ante Ferro Carril Oeste (2 a 0),Quilmes (1 a 0), San Martín de Mendoza (3 a 2), Central Córdoba de Santiago del Estero (2 a 1) y Platense (3 a 2), en el partido que cerró el campeonato. Incluso, en febrero de 1968, Lanús disputó un cuadrangular de preparación y derrotó 3 a 1 aHuracán y 4 a 3 a Banfield.

El Granate tardó una década años en volver a acumular seis o más victorias al hilo. Lo consiguió en dos tramos: entre los últimos ocho encuentros del torneo de Primera B de 1976 y los dos primeros del de Primera A del año siguiente. Norberto Raffo yJosé María Silvero, de la Subcomisión de Fútbol, fue la dupla que conquistó diez encuentros ganados de manera sucesiva. La ráfaga triunfal comenzó en la segunda rueda del torneo, el 13 de noviembre, con el 2 a 0 de local frente a Estudiantes de Buenos Aires. Y prosiguió con éxitos frente a Los Andes (1 a 0) y El Porvenir (2 a 0). Ya en el Hexagonal por el segundo ascenso, Lanús se impuso ante Villa Dálmine (4 a 2), Tigre (1 a 0), Central Córdoba (5 a 1), nuevamente a Los Andes (3 a 2), y en la finalísima contra Almirante Brown (2 a 0), jugada en el Gasómetro de Avenida La Plata y suspendida a los 75’ del segundo tiempo. La algarabía por el ascenso de categoría duró apenas dos fechas, ya que luego de derrotar a All Boys (4 a 0) y a Colón (2 a 1), en el inicio del campeonato de 1977, el empate 1 a 1 contra Huracán cortó la cadena de victorias.

Créase o no, el Granate enarboló su más prolongada serie de resultados positivos de su historia –sí, de su historia- durante sus años más penosos a nivel deportivo, económico e institucional. Fue durante el último torneo de su paso por Primera C, que transcurrió entre 1979 y 1981. Nuevamente lo logró en la etapa final de la competencia, y le sirvió para coronarse campeón. El equipo que comandaba Juan Manuel Guerracomenzó a enlazar éxitos el 25 de julio, cuando se impuso 3 a 1 a Brown de Adrogué. Y luego derrotó aDefensores de Cambaceres (6-1), Excursionistas (1-0), Luján (3-0), Central Córdoba (2-1), Deportivo Riestra(4-1), Defensores Unidos de Zárate (2-1), Chacarita (1-0), Sportivo Dock Sud (3-0), Tristán Suárez (2-0), San Miguel (2-0), Lamadrid (¡8 a 0!), Flandria (2-0), Argentino de Rosario (3-1) y Berazategui (2-1). Semejante cosecha de puntos supuso que el conjunto Granate obtendría el ascenso a Primera B sin complicaciones, pero sufrió una sorpresiva derrota por 6 a 2 ante Deportivo Merlo, en Arias y Guidi, y a falta de dos partidos casi se queda con las manos vacías. La historia terminó con un título. ¿Y ahora?

Fuente: Fortaleza granate

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment