ARGENTINA, DEMOCRACIA Y LOS CRIMENES IMPUNES.

UN INGENIERO DESAPARECIDO

Martes, 16 de julio de 2002 Hipótesis del robo en el caso Macchi Pagina 12
Martes 16 de julio de 2002.Dudas por el crimen de Macchi El Littoral.com
Sin pistas por el crimen de Macchi Telam
27-08-02 Tres detenidos por el crimen del ingeniero Luis Macchi INFOBAE


Los diarios, en sus ediciones del año 2002, con diferentes matices daban
cuenta de la trágica y violenta historia de la que fue victima un vecino de
Almirante Brown; buen padre de familia y dedicado a su trabajo.

El 8 de Julio del 2002, en horas de la noche, desaparecía misteriosamente
el Ingeniero Luis Macchi, destacado comerciante, dueño de la Empresa de SIS
Seguridad SRL, de la Ciudad de Lanús.

Este hecho como muchos otros que se suceden en forma diaria en nuestro
país, posee muchos interrogantes de los cuales ni la capacidad
investigativa de la policia, ni la exhaustiva investigación judicial supo
resolver.

Pese a los años transcurridos este secuestro seguido de muerte, aún queda
impune, y la cárcel sigue esperando a sus responsables.

Y el año 2002, en pleno disfrute de la democracia tan ansiada, se vio
caracterizado por la gran cantidad de secuestros extorsivos que se
sucedieron en jurisdicción de la tan publicitada unidad de
“Investigaciones Complejas de Lomas de Zamora”, dependiente de la tan
pomposa “Dirección de Investigaciones Complejas y Narcocriminalidad”,
organismos especializados en la investigación de los secuestros.

Varios de estos secuestros, como el del Ingeniero Macchi, terminaron en el
asesinato de la victima.

Estas desgraciadas realidades, tienen puntos oscuros en común, y abundan
detalles escabrosos que ni al mas fantasioso escritor se le hubieran
ocurrido; es que entre “amigos” de las victimas y los policías a cargo
de la investigación del secuestro existen muchos caminos que se cruzan.

Y muchos nombres “por casualidad” se repiten y lo que mas ocurre es el
manto de impunidad que se extendió sobre los secuestros de ese año.

En ese año el ex Comisario Norberto Fiori denunciaba públicamente que en
la bonaerense funcionaba una red de corrupción mafiosa que llegaba hasta el
mismo Jefe de Policía Alberto Sobrado. Pese a sus denuncias, nunca ninguno
de los involucrados vio los barrotes de una celda y aún gozan en libertad
de la vida. Vida, que no tienen las victimas secuestradas ese mismo año
para las cuales todavía se pide justicia.

En la zona sur, jurisdicción de la unidad de “Investigaciones Complejas
de Lomas de Zamora”, ocurrieron varios secuestros de amplia difusión, en
los cuales siempre estuvieron o aparecieron las mismas personas.
En ese entonces el Comisario Ángel Domingo Casafus, era el Jefe de la
Dirección de Investigaciones complejas, su hombre de confianza en
Investigaciones Complejas en Lomas de Zamora, era el Comisario José Alberto
Hernández, ambos eran famosos por diferentes cuestiones; Casafús por ser
investigado por enriquecimiento ilícito y el segundo por su aparición en
los varios secuestros que se produjeron ese año.

Es que Hernandez, estuvo en el caso Echarri, Caso Peralta y en la
investigación del secuestro del Ingeniero Macchi, teniendo su accionar
muchas aristas oscuras, dentro de las cuales se halla su situación prófuga
de la justicia durante mas de dos meses, siendo detenido posteriormente en
Avellaneda. Y es curioso que estando Hernandez detenido, la Secretaria de
Inteligencia del Estado (SIDE), lo llamara a su celular para informarle
cuando salía el padre de Diego Peralta a pagar el rescate, hecho que fue
dado a conocer por el Camarista platense Alberto Duran.

Y hasta el más inocente de los mortales no puede dejar de pensar, que en el
asesinato del Ingeniero Luis Macchi existió una complicidad policial;
situación que nunca fue investigada pese a los truculentos antecedentes de
los investigadores.

Pero también esta la sospecha sobre el entorno de la victima, ¿quien fue
que lo “marco” como “presa” para ser secuestrado?, ¿a quien
beneficiaba su desaparición?. Es que en estos casos “alguien” aporta
detalles sobre la victima, en la jerga lo “marca”, ilustrando al
ejecutor sobre posición económica y movimientos que realiza; ese alguien
es una persona que conoce y resulta beneficiario patrimonial al desaparecer
el “marcado”.

Este socio oculto de los deleznables ejecutores del asesinato del Ingeniero
Luis Macchi y de muchos secuestros que ocurrieron, debe ser investigado.

Esta es una primera entrega de los hechos trágicos que nos toco vivir en el
año 2002, sobre los cuales daré mas detalles en las próximas notas.


Alfredo Silverio Rodríguez
DNI.11894278
Alsina 1310
Te.1567018038
http://seguridadciudadanaburzaco.blogspot.com.ar/

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment