La vida después del dóping suele ser cuesta arriba.

Para muchos, sobre todo los que consumieron alguna droga social, fue el comienzo del fin del estrellato. Puertas que se cierran y carreras que entran en un eclipse. El Lobo Cordone y Rodrigo Archubi pueden dar fe.

La vida después del dóping suele ser cuesta arriba

Usted se ha comunicado con el Centro de Asistencia al Suicida, todos nuestros operadores se encuentran ocupados. Por favor, no cuelgue ni se cuelgue”. La humorada pertenece a uno de los incomparables espectáculos de Les Luthiers y sirve como ejemplo para lo contradictorio que resulta para el espíritu saludable del deporte, sancionar a un atleta que consume una droga  prohibida con su alejamiento de la actividad que realiza.


El resultado positivo de la primera prueba del control antidóping del volante de All Boys Hugo Barrientos, más allá del veredicto que dará la contraprueba y la sanción respectiva (3 meses) vuelve a poner sobre el tapete la vida después del dóping. En ocasiones, esa pena llega al destierro, al retiro y hasta la muerte.
Ninguno de los casos que analizamos tiene sus fundamentos en la trampa: son todos casos que en nuestro fútbol responden al consumo de drogas sociales. Ninguno la utilizó para correr más o sacar ventaja deportiva. Entonces, queda claro que las autoridades (la AFA y la FIFA), prohíben sus consumos para proteger a los deportistas de las consecuencias de los usos y abusos de esas sustancias. ¿Pero de qué manera los protegen? Los suspenden de la práctica oficial del fútbol por  tres meses (antes eran seis), con lo que, lejos de darle amparo, los exponen aún más.


Esas suspensiones han acarreado, casi siempre, consecuencias poco felices. Rodrigo Archubi debió exiliarse a Kuwait después de su episodio de dóping en River. Y ayer en La Red admitió que en algunas ocasiones le dieron “muchas vueltas” a la hora de contratarlo: “La gente careta del fútbol te aparta un poco”. Y vivió lo mismo que otros jugadores a los que les costó insertarse en el medio local; el Lobo Cordone, debió abandonar el fútbol profesional y por estos días sólo puede jugar en Leandro Alem, en la división amateur Pero además hubo casos como los del Palomo  suriaga, estrella de Independiente en 1995, quien después de un dóping positivo fue suspendido, dejó el club de Avellaneda, tuvo un paso fugaz por los torneos del interior y regresó a Colombia donde fue asesinado.


Otro caso cargado de dramatismo fue el Christian Nieva, defensor de Chacarita, quien se deprimió tras la suspensión, dejó el fútbol y falleció en un accidente. Es cierto que hubo casos en los que el futbolista supo superar ese episodio. Ariel Garcé, quien en 2005 recibió la sanción por consumo de marihuana, volvió a la actividad y hasta fue citado por Maradona para integrar el plantel que disputó el último Mundial en Sudáfrica. Pero fue una excepción. Las autoridades  eberían revisar la historia y advertir que si pretenden hacer un bien, no lo están logrando. Los argumentos obligan a modificar la pena y acompañar de elementos de contención para los que son tratados como victimarios cuando, en realidad, son las víctimas de esta película.
Si se trata de ayudar, ayuden. De lo contrario, la ridícula letra de un reglamento autoritario e insensible parece extraído de un show de Les Luthiers. Pero en este caso, no produce risa. Todo lo contrario.


De buen ánimo, fue y entrenó con All Boys
Pese a que se especulaba con que no iba a ir a entrenar, Hugo Barrientos apareció ayer en la práctica de All Boys. El jugador, de 35 años, ingresó minutos después de las 10 al predio 19 de Mayo, situado en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, donde el equipo de Floresta continúa la preparación con miras al cotejo que sostendrá ante Estudiantes, pautado para el domingo 10 de junio.
Barrientos desarrolló, al igual que el resto del plantel, los ejercicios tácticos indicados por el DT José Romero. Luego, de aparente buen ánimo, participó de un ensayo en espacios reducidos, en  una de las canchas del predio. El futbolista fue provisoriamente suspendido y deberá presentarse a declarar el próximo martes, en horario vespertino.

Fuente:
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment