Homenaje a las víctimas en el penal de Rawson.

Luego de casi 40 años de impunidad, comenzó ayer en Rawson el juicio contra los militares acusados de haber participado en la denominada Masacre de Trelew. Ayer, las actividades que convocaron a los organismos de Derechos Humanos comenzaron bien temprano en la Unidad Nº 6 del Servicio Penitenciario de Rawson, donde se realizó un acto en memoria de los jóvenes militantes fusilados en 1972.

Por:

Martín Pelletier

El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, encabezó la ceremonia realizada en el gimnasio de la cárcel mientras en el patio principal, La Cámpora realizó un mural en memoria de los presos políticos. La primera oradora fue Taty Almeida. “Es la segunda vez que vengo a esta cárcel y la emoción es la misma que la primera, no tengan dudas que nosotras seguiremos exigiendo juicio y castigo a lo largo de toda la Argentina”, dijo la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien recordó además las figuras del ex presidente Néstor Kirchner y del ex secretario de Derechos Humanos por sus esfuerzos para poner fin a décadas de impunidad.
David Ávalos, uno de los actuales reclusos del penal emocionó a los presentes al leer un texto que dedicó a los fusilados, mientras el gobernador Buzzi fue el encargdo de cerrar el acto. “Como argentino siento un enorme orgullo de estar aquí hoy, cuando comienza este juicio, porque demuestra lo capaces que somos como nación”, señaló, y concluyó: “No todos los países se animan a mirarse a sí mismos y a juzgarse. No podemos decir que esto lo haya logrado una sola persona de forma individual sino que lo hemos construido entre todos.”
A las 10 comenzó el juicio en el Teatro Jose Hernández de la ciudad de Rawson. Los diferentes movimientos políticos junto a las Madres marcharon hacia el lugar y presenciaron la primera audiencia del juicio. Afuera, Los Dandys de Boedo (La murga de La Cámpora) arengaba a la asistentes a cantar. Finalizada la sesión, en un escenario montado frente al teatro, los referentes de todas las organizaciones, juntos y bajo la consigna de “unidos y organizados”, cerraron la jornada con música en vivo y con la reflexión de Taty Almeida que, ante las caras largas de muchos de los jóvenes que habían llegado de todas partes del país para ver a los acusados presos en cárcel común, dijo: “La peor condena para estos genocidas es la condena pública, la condena popular, y son ustedes, los jóvenes, quienes deben tomar la posta para seguir el camino que nosotras, las locas, estamos transitando.”

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment