Brasil: ya son 81 los muertos por la violencia en Bahía.

Ya son 81 las muertes registradas desde el martes en la ciudad de Salvador de Bahía, donde la policía militar realiza una huelga que disparó una ola de violencia que no está pudiendo ser contenida por las tropas del Ejército enviadas por el gobierno federal para patrullar las calles.

Según datos de la Secretaría de Seguridad Pública, divulgadas hoy por la página web del diario "O Estado de Sao Paulo", la presencia de las Fuerzas Armadas aumentó la sensación de seguridad en las playas y en los barrios turísticos, pero no en los periféricos, donde los índices de homicidios casi se duplicaron durante los cinco días de huelga policial.

Desde la noche del sábado se registraron 22 homicidios en todo el estado, 14 de ellos en barrios periféricos de Salvador y región metropolitana. El promedio de homicidios por día en la ciudad del noreste del país aumentó desde el martes de 4,2 a 6,1 en relación a igual periodo del año pasado.

Los cerca de 3000 efectivos del Ejército y de la Fuerza Nacional de Seguridad se están posicionando poco a poco en las principales ciudades de Bahía, y el gobierno estima que el número de homicidios tenderá a reducirse en los próximos días.

Además de las muertes violentas, las ciudades viven una ola de saqueos y asaltos, por lo que el comercio había optado por cerrar sus pertas y los espectáculos y eventos culturales habían sido suspendidos. Con la llegada de las tropas, en tanto, el movimiento comienza a normalizarse poco a poco.

También fueron robados y dañados vehículos de la Policía Militar,16 de los cuales fueron recuperados el sábado, con los neumáticos pinchados, en las inmediaciones de la sede de la Asamblea Legislativa de Bahía, donde están acampados los huelguistas.

La huelga fue decretada en la noche del martes por la Asociación de Policías y Bomberos de Bahía (ASPRA), en demanda de mejoras salariales y laborales. La entidad no está reconocida por las autoridades locales como representantes de los agentes, y los huelguistas fueron acusados por el gobierno provincial de estar involucrados directamente en los episodios violentos.

El gobernador de Bahía, Jaques Wagner, llegó a decir que los huelguistas están promoviendo "un baño de sangre", para aterrorizar a la población y hacer que el gobierno sucumba a sus pedidos. Doce líderes del movimiento huelguista tienen decretada orden de prisión, por haber sido identificados en actos de vandalismo.

Según informó hoy la página web del diario "Folha de Sao Paulo", uno de ellos fue detenido hoy, acusado de formación de cuadrilla y robo de vehículo de la Policía Militar.

Los efectivos que sean acusados de cometer delitos durante la huelga serán enviados a cárceles federales de máxima seguridad y no gozarán del beneficio de la amnistía militar para los huelguistas que forma parte de la plataforma de reivindicaciones del movimiento.

Esta reivindicación, y la del pago de la Gratificación por Actividad Policial, la cual incrementaría los ingresos de los agentes, son planteadas por los huelguistas como condición ineludible para dar por terminada la huelga.

Sin embargo, tanto el gobierno como el Ministerio de Justicia descartaron de plano la posibilidad de conceder la amnistía, lo que hace alejarse la posibilidad de un fin próximo de la huelga.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment