Cinco herramientas básicas para sentirse más seguro en Internet.

Nuestra información —pública o privada— es un tesoro para las empresas que dominan Internet. Por supuesto, también para gobiernos u otros grupos de poder. Para algunas personas esto representa un problema gravísimo, para otros no lo es tanto. Este post está dedicado ti que eres parte de los primeros, encontrarás un compendio de herramientas básicas que te harán sentir más seguro en Internet; mejor aún, todas son de código libre y abierto.

Si acaso perteneces al grupo de los desinteresados, te invito encarecidamente a entender un poco más las consecuencias de la falta de privacidad, anonimato y seguridad en general de la intrínsecamente no segura —porque así fue diseñada— Internet.

Y cualquiera que sea tu caso, recuerda que ninguna herramienta es infalible.

1. Tor

Usa Tor si quieres anonimato cuando navegas por la web. Ten la confianza de que tus pasos no serán rastreados o monitoreados, que tus hábitos de navegación permanecerán contigo. Si bien es cierto que las bondades de Tor son aprovechadas por diversos movimientos sociales y políticos —en Irán y Egipto, por ejemplo—, también lo puedes hacer por tu cuenta gracias a extensiones en tu navegador favorito —el Torbutton para Firefox— o con clientes comoVidalia.

Por cierto, se supo recién que el Proyecto Tor comenzará a trabajar en una versión derivada de Mozilla Firefox.

2. OTR

Usa OTR (off-the-record) si lo que quieres es privacidad y anonimato en mensajería instantánea (IM). Integrado con clientes de mensajería multiprotocolo como Pidgin y Adium, OTR no sólo cifrará cada mensaje entre las partes —imagina que quieres enviar esa importante contraseña—, sino que impedirá que otros sepan quién hizo qué. No importa si eres usuario de Messenger, GTalk, o cualquier otro protocolo de mensajería, OTR funcionará. (Guía para Pidgin y OTR en Bitelia.)

3. Scroogle

Usa Scroogle si no quieres que Google obtenga datos de ti; por lo menos en lo que se refiere a las búsquedas. Scroogle es una especie de intermediario entre tú y Google, evitará que le compartas tus hábitos de búsqueda, cookies, dirección IP, y posiblemente otros datos personales.

Ciertamente la interfaz de búsqueda de Scroogle deja mucho que desear; si no la soportas, quizá quieras utilizar la versión cifrada —aún en fase beta— de Google Search. Otra excelente alternativa es DuckDuckGo.

4. HTTPS Everywhere

Usa HTTPS Everywhere si quieres comunicaciones cifradas entre el navegador y los sitios web que visitas. Se trata de una extensión para Mozilla Firefox creada en conjunto por la Electronic Frontier Foundation —bastión de los derechos digitales en los EE. UU.— y el Proyecto Tor. Lo que hace es forzar conexiones seguras (HTTPS) hacia un conjunto predefinido de sitios web como Wikipedia, Twitter, Facebook, sitios WordPress, etc. Como usuario puedes definir otros sitios de tu preferencia siempre y cuando tengan soporte para servir páginas web con HTTPS.

5. Enigmail+Thunderbird

Usa Enigmail y Thunderbird para enviar correo electrónico confidencial. Los clientes web de Gmail y Hotmail no ofrecen alternativas para el envío cifrado de correos electrónicos. El estándar de facto en este sentido es OpenPGP, que provee cifrado de llave pública, una que puedes compartir para que otros puedan enviarte correo confidencial, encerrado en un mensaje que sólo tú puedes abrir. Viceversa, puedes usar llaves públicas compartidas por otros para enviarles mensajes secretos. Ahora bien, lo que hace Enigmail es administrar esa llaves y utilizarlas con el cliente de correo Thunderbird, el cual, a su vez, puedes configurar para usar Gmail, Hotmail y otros.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment