Villa La Angostura ya es zona de desastre: declaran la emergencia.

LLEGARON Y SE DISTRIBUYEN LAS PRIMERAS PARTIDAS DE DINERO DEL GOBIERNO NACIONAL.

Por Ramiro Barreiro
Lo decretó el gobernador neuquino, quien propuso una medida similar para toda la región de Los Lagos. Cerca de 4000 personas ya se autoevacuaron de la región más afectada por la caída de ceniza del volcán chileno Puyehue.

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, declaró ayer zona de “desastre y emergencia económica y social” a la ciudad de Villa La Angostura, una de las regiones más afectadas por la precipitación de cenizas del volcán chileno Puyehue, al punto que muchos de sus habitantes decidieron autoevacuarse y los residentes sufren la falta de energía eléctrica en el 60% de los barrios y de agua, por la rotura de una bomba subacuática.
Además, el mandatario envió un proyecto similar a la Legislatura neuquina en el que sugirió la misma emergencia para todo el Departamento Los Lagos. Como aliciente, la región vivió una jornada soleada que se mantendría hasta el lunes, el viento cambió su dirección hacia el Pacífico y las autoridades chilenas confirmaron que la actividad volcánica del cordón Caulle “disminuyó considerablemente” aunque la nube gris acechó a San Carlos de Bariloche.
En ese municipio se realizará el lunes una campaña de limpieza llamada “Bariloche, mi casa” impulsada desde Red Solidaria en Facebook. Los vecinos se convocarán desde las 9 de la mañana en el Centro Cívico y se organizarán grupos de 20 personas con un coordinador para actuar en los lugares con mayor acumulación de cenizas.
Ingeniero Jacobacci fue el lugar de encuentro del gobernador con el intendente local y sus pares de Pilcaniyeu, Pilcomayo y Maquinchao. La reunión sirvió para organizar la distribución de los fondos de Adelanto del Tesoro Nacional (ATN) de 1 millón de pesos para Bariloche, 500 mil para Jacobacci y 150 mil para los municipios más chicos. El dinero será destinado, en primer lugar, para el pastoreo del ganado, luego, para los paisanos que están más alejados de la zona urbana y, en tercer lugar, para la logística. Cabe destacar que los camiones no quieren ingresar a la región por el deterioro irreversible que la ceniza causa en los automóviles y en ese sentido, la provincia sacrificó una locomotora del ramal patagónico que quedará inutilizada luego de acercar forraje y alimentos. “La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, está al tanto de la gravedad de este problema y ha dado indicaciones para que se conforme una comisión de emergencia con todos los organismos competentes” dijo Saiz, en declaraciones a radio Nativa.
Pablo Zamorano, director de Radio Nacional Jacobacci, expresó a Tiempo Argentino que “nuestro espíritu es para arriba pero no deja de ser una situación muy difícil. Jacobacci no va a ser normal hasta que pase el tiempo porque estamos con 20 centímetros de ceniza que no se sacan así nomas. No es como la que cayó en Bariloche o en La Angostura, es más fina, similar al talco y fuertemente corrosiva. Estamos con barbijos y antiparras y lo peor es que no sabemos hasta cuándo”. Los casi 25 mil habitantes que allí habitan necesitan forraje, barbijos, antiparras, colirio, agua y velas.
Similar es la situación en Villa La Angostura, a 12 días del inicio de la actividad volcánica. El 60% de los barrios cumplió el quinto día sin luz y, uno de ellos, Puerto Manzano, hace diez días que, además, no tiene agua.
En ese sentido, las autoridades solicitaron a la población la “máxima racionalización” luego de que una de las dos bombas subacuáticas que proveen de agua a la comunidad fuera víctima de la corrosión de las cenizas. Prevén repararla durante el día de mañana.
Además, las clases están suspendidas hace dos semanas (ver aparte), el comercio funciona a un 30% por la falta de energía y la administración pública suspendió sus actividades para abocarse a las tareas asistenciales.
Sin embargo, el dato más saliente es que muchos de sus vecinos decidieron autoevacuarse con dirección al Alto Valle, Bariloche y hasta Buenos Aires y que la zona sufrió algunos robos aislados en casas que quedaron vacías. Mariana Fernández, periodista del Diario Andino y corresponsal del diario Río Negro, dijo a Tiempo que “hay versiones que indican que ya se fueron 4 mil personas, incluso, se fueron muchas mujeres con los hijos y quedaron los varones”. Sin consultárselo, la colega advierte: “esto es como la guerra y nuestro trabajo es como estar en el frente de batalla”.
Entre penumbras, los casi 12 mil angosturenses pagan 3 pesos por cada vela o se organizan en grupos de tres o cuatro familias para comprar generadores de energía aunque, si la emergencia no cesa, en poco tiempo estarán sufriendo la falta de combustible.  <

Fuente: Diario Argentino

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment