Boletín informativo nº 612 de CORREPI

Sumario: 1. Tercerización de la represión contra los docentes santacruceños; 2. ¿Igualdad ante la norma?; 3. Represión preventiva: más muertos; 4. La paradoja del “antiterrorista”: ser terrorista; 5. “Si no fuera verdad, seria una joda grande como una casa” (Tato Bores); 6. En tiempos de campaña, el plan es represión; 7. A juicio por pintar… pero otro día (y un caramelo…).

 

TERCERIZACIÓN DE LA REPRESIÓN CONTRA LOS DOCENTES SANTACRUCEÑOS

Hace más de 50 días que los docentes santacruceños se encuentran en huelga por tiempo indeterminado. Luchan por una mejora salarial que tenga en cuenta el elevado costo de vida de esa provincia.

Hace más de 50 días que el gobernador kirchnerista Peralta busca desactivar la protesta mediante diferentes formas represivas. Intentó usar a su policía, a la gendarmería, dependiente del estado nacional, y a la patota de la UOCRA. Además de estos intentos represivos, efectuó descuentos en los salarios y multó al sindicato docente ADOSAC por la suma de $700.000.

Pese a toda esta persecución, los docentes se mantuvieron firmes y ampliaron sus métodos de lucha, recibiendo además la solidaridad de los alumnos y sus padres, quienes tomaron escuelas para evitar que los suplentes dictaran clases, y de los trabajadores petroleros, quienes pararon la producción.

Sin embargo, el gobierno kirchnerista de Santa Cruz no cesa en su política de represión a la protesta social. El 7 de junio continuó con el operativo político de generar consenso para reprimir publicando una solicitada de una página en el diario supuestamente enemigo: Clarín. En la solicitada se corría el eje de la discusión (el reclamo salarial), se mostraba a los docentes como los culpables de que no se dictaran clases y como desestabilizadores del proyecto “nacional y popular”. Se agregaba también que, con esa lucha, se perseguían intereses políticos ocultos y espurios. Todos argumentos para deslegitimar la lucha y generar consenso para una respuesta represiva.

Ante la paga, el diario Clarín dejó de lado principios como la “libertad de prensa” y publicó la solicitada del kirchnerismo contra los trabajadores. Asimismo, el kirchnerismo dejó de lado su “batalla cultural” contra el monopolio y se aprovechó de la tirada del “gran diario argentino” para llevar adelante su política antiobrera. Contra los maestros se efectivizó el frente único de la burguesía

El operativo no se quedó en eso, sino que el ministro del Interior del gobierno nacional, Florencio Randazzo, salió a calificar a los docentes de vándalos que quieren desabastecer el país. Igualito que cuando el ministro de Salud, Ginéz González García, llamo terroristas sanitarios a los trabajadores durante el conflicto en el Hospital Garrahan.

Coherentes con esta línea política represiva, el 10 de junio el estado provincial mandó a una patota de jóvenes a aleccionar a los maestros. Tomaron por la fuerza la sede de ADOSAC y mantuvieron como rehenes a varios dirigentes de ese sindicato. Varias personas que protagonizaron la toma de la sede fueron reconocidas como militantes de las agrupaciones “ La Cámpora “ y “Los muchachos peronistas”. Asimismo, se pretendió legitimar el accionar de la patota invocando el derecho a la educación.

El kirchnerismo es especialista en recurrir a la tercerización de la represión. Con el fin de seguir manteniendo la impostura de ser el “gobierno de los derechos humanos” y de evitar cargar con el costo político que significa reprimir con la policía o la gendarmería, máxime en épocas electorales, recurre a todo tipo de patotas para realizar el trabajo sucio. La utilización de este tipo de represión cumple una función ideológica al hacer uso de la ilegalidad, mientras el estado, que las defiende y organiza, parece permanecer en la legalidad.

Para luchar contra esta política represiva no alcanza con buenas intenciones o lindos discursos. Resulta claro cómo terminan aquellas organizaciones de derechos humanos que se integran al estado para tratar de utilizarlo para sus propios fines: el abandono de su frente de lucha. La única forma efectiva de luchar contra todo tipo de represión es la organización y lucha independientes del estado y de cualquier fracción de la clase dominante.

¿IGUALDAD ANTE LA NORMA ?

Hace un año, en Gregorio de Laferrère, Camilo Pérez, un pibe de 21 años, fue fusilado por el policía del Grupo Halcón Ernesto Bencardino. El policía, de civil, furioso porque los pibes le habían dicho a su hijo “¿Tenés una moneda, amigo?” redujo a Camilo y un amigo en plena calle. Cuando los tuvo boca abajo, disparó un tiro que entró por la espalda del muchacho. Se trató de escapar, pero los vecinos salieron a perseguirlo y lo detuvieron.

Desde entonces está preso, acusado por homicidio calificado, a la espera del juicio oral, que debía empezar en pocos meses. Pero, esta semana, nuestra compañera Rosa Pérez, hermana de Camilo y particular damnificada en la causa, fue convocada, junto a CORREPI, a una audiencia. Allí, feliz de la vida, le anunció: “Ya está todo arreglado, ya firmamos, hacemos un abreviado por 10 años y 8 meses”.

Es que el fiscal y los defensores particulares del policía se sentaron a negociar, y acordaron ceder todos un poquito, cosa de trabajar menos y que el asesino la saque más barata. El fiscal cambió la calificación a homicidio simple, dejando a un lado que, cuando el que mata es un policía, es el propio código penal el que dice que es un homicidio agravado que sólo se castiga con prisión perpetua. La defensa se aseguraba, con el acuerdo, que en seis o siete años el homicida vuelva a la calle.

Pero la cosa se complicó cuando nuestras compañeras Rosa, hermana de camilo, y su abogada, María del Carmen Verdú, se plantaron firmes con su oposición, exigiendo que se haga el juicio. Porque, como les dijo Rosa en la cara, “no es lo mismo que lo condenen sólo por asesino. Yo quiero que lo condenen, pero por policía asesino”. Ahora el tribunal oral nº 3 de La Matanza deberá resolver si apaña el acuerdo, para disimular una vez más que el que mató era el brazo armado del estado, o si se hace el juicio antes de fin de año.

Aun sin que hayan resuelto todavía, el episodio muestra, con total claridad, el rol que cumplen jueces y fiscales, cuando se niegan a llamar al gatillo por su nombre y a condenar a los policías por ello. Igual que el reciente fallo del caso Bonefoi, donde los jueces de Bariloche consideraron “inconstitucional” el agravante por ser policía, porque viola la “igualdad ante la ley”.

Parece que no la viola a la inversa, cuando al que se condena a perpetua, y no de 8 a 25 años, es al que, en lugar de matar a cualquiera, mata a un policía. Esta misma semana, el TOC Nº 4 condenó a prisión perpetua a Mario Jesús Muñoz por la muerte de un policía federal. Ahí, no hay inconstitucionalidad, violación de la igualdad ante la ley ni juicio abreviado. Sólo justicia de clase, que condena, siempre, mirando bien a quién.

REPRESION PREVENTIVA: MÁS MUERTOS

En los últimos días, la represión estatal se cobró cinco nuevas víctimas.

En la localidad de San Miguel, un custodio de un supermercado chino asesinó a dos jóvenes en la puerta del local. La versión del policía habla de un intenso tiroteo, sin embargo el agente resultó ileso.

El típico argumento policial del tiroteo, tras el que pretenden esconder la liviandad de sus gatillos, viene siendo utilizado por un custodio del vicepresidente Julio Cobos, que el domingo 29 de mayo asesinó de un balazo en la cabeza a Román Aquiles Ruiz Díaz, de 16 años, en el barrio de Barracas. Sin embargo, ya hay pericias y testigos que comprometen la mentira del uniformado. Por eso, en este caso, el policía federal Cristian Romero, de 34 años, continúa detenido.

Lejos de las calles, pero dentro de la misma lógica estatal de represión a los pobres, registramos dos nuevas muertes dentro de los centros de encierro del sistema.

Roberto Jeremías Silva era de Santo Tomé. Tenía 16 años de edad y estaba encerrado en la Unidad Penal Nº 2 de menores, en San Cayetano, Corrientes. Carlos Raúl Tuama estaba encerrado en un pabellón de máxima seguridad, anexo de la Unidad Penal Nº 1, en el Penal Nº 6, también de San Cayetano, a 25 Km de Corrientes. Ambos fueron encontrados muertos, uno ahorcado y el otro con 18 puñaladas en su cuerpo.

En todos los casos, el estado se encuentra presente y actuando directamente. Es la forma que tiene de adoctrinar a la juventud de la clase trabajadora, y de infundir todo el miedo posible a los pibes pobres, encerrados o no. Se trata, en definitiva, de prevenir cualquier tipo de intento de respuesta ante las condiciones de vida de los que menos tienen.

LA PARADOJA DEL “ANTITERRORISTA”: SER TERRORISTA

El líder político del estado de Israel, uno de los estados más terroristas de la tierra, coincidió en Venecia con la presidenta argentina y la felicitó “por la buena actual situación económica que atraviesa Argentina”, y, sobre todo, le agradeció ”la posición de su gobierno en la lucha contra el terrorismo”.

Caben las felicitaciones, si evaluamos que, desde 1983, ninguna gestión de gobierno ha sido más obediente en lo que respecta a lo que el imperio llama “lucha antiterrorista” que la presidida por los Kirchner. En nombre de la “gobernabilidad democrática”, se vienen sancionando las leyes antiterroristas que tienen como blanco a cualquier luchador organizado, si tenemos en cuenta que el carácter de “terrorista” tiene lugar, por ejemplo, cuando se “obliga a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”.

Una semana después del encuentro entre Shimon Peres y Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del aniversario de la guerra de los 6 días ocurrida en 1967 en Medio Oriente, el pueblo palestino se volvió a manifestar repudiando la ocupación y el terrorismo de estado al que, históricamente, se encuentra sometido por el Estado de Israel (entre otros, o con apoyo de otros estados).

Los soldados israelíes abrieron fuego, teniendo como blanco a los centenares de palestinos que intentaban asaltar los puestos fronterizos de seguridad colocados en las Alturas del Golán (Siria) para sumarse a la manifestación de su pueblo. Aunque las declaraciones oficiales afirman que los disparos iban al aire y a las extremidades inferiores, ya se confirmaron 24 muertes, y que más de 400 palestinos fueron heridos.

El también estado terrorista de Estados Unidos llamó a actuar con moderación, aclarando queacciones provocativas como ésta deben ser evitadas. Claro que con “acciones provocativas” se refiere a la osadía palestina de querer cruzar una frontera impuesta, mantenida y negociada a sangre y fuego. A la osadía palestina de querer que un gobierno (el de Israel) realice el acto de dejar de oprimir, matar, torturar, o que, en principio, se abstenga de hacerlo; querer también que todos los demás gobiernos alistados en “la lucha antiterrorista” dejen de apoyar al terrorismo de estado ejercido por Israel, materialmente, discursivamente, prácticamente o por omisión.

“SI NO FUERA VERDAD, SERIA UNA JODA GRANDE COMO UNA CASA” (TATO BORES)

El 25 de marzo se dio una situación que, con matices, vemos cotidianamente. Carlos Manuel Fiordellino, luego de una persecución por las calles de Funes, Santa Fe, fue detenido con 55 kilos de marihuana. Lo llamativo es que se trataba de parte de un lote que el año pasado ya le habían confiscado. En aquel entonces eran 227 kilos. Pero la historia no termina aquí.

El domingo 5 de junio, Fiordellino, que estaba detenido en el pabellón 3 de la Alcaidía , salió caminando y se fue. Esa misma noche, en las requisas, “se dieron cuenta que no estaba”. Las primeras investigaciones mostraron que no forzó la puerta de su celda, sino que le abrieron y salió caminando. Hasta acá sería uno de tantos escapes, así como nadie nunca se preguntó cómo hizo para tener en su poder un cargamento de droga que fuera confiscado y “supuestamente incinerado” según dicta el protocolo.

El problema es que aparecieron filmaciones donde se ve que el comisario y dos agentes lo acompañaron hasta la puerta de salida. Cuando le preguntaron al comisario Vega sobre esas imágenes, respondió: “Discutimos y lo vi muy nervioso, por eso lo saqué a tomar aire y al quiosco así compraba puchos”… Se ve que el narco le dejó el vuelto al comisario, ya que lo encontraron con 5 mil pesos en el bolsillo.

Desde los medios no tomaron la noticia como “importante”, ya que casi no circuló. Es que este tipo de noticias ayuda a aclarar un poco el panorama, a entender la clara relación drogas/policía. Y muestra cómo los medios de “desinformación” masiva sólo se preocupan en las noticias que responden a sus intereses, sean oficialistas u opositores.

Y, más allá de las peculiaridades de la excusa, no se trata de un hecho aislado. Recurrentemente vemos situaciones de presos “especiales” que se “escapan” y sólo aparecen cuando no los busca la policía. Recordemos al prófugo Núñez, uno de los policías homicidas de Rodrigo Corzo, al que los vecinos reconocieron cuando paseaba en el centro de Moreno. O Gastelú, uno de los torturadores de Sergio Durán, al que sus colegas le avisaron, no una, sino dos veces, cuando, por aviso de CORREPI, lo estaban yendo a buscar.

Los tres policías de Funes están detenidos. Esperemos que el comisario Vega y sus agentes no se pongan nerviosos en la cárcel, a ver si sus compañeros los dejan, a ellos también, salir a tomar aire.

EN TIEMPOS DE CAMPAÑA, EL PLAN ES REPRESIÓN

Esta semana se llevó a cabo la segunda jornada del espacio “Prevención en Seguridad”, espacio de rosca en el que los funcionarios provinciales, con Scioli a la cabeza, se juntan a planificar cómo nos reprimen más efectivamente.

Daniel Scioli y el ministro de Justicia, Ricardo Casal, anunciaron ante 400 jefes policiales la creación de la policía rural, la incorporación de 2.000 civiles con roles administrativos (buchonización de la sociedad) y la instalación de 200 cámaras de vigilancia en asentamientos.

Es que es tiempo de elecciones y hay que hacer campaña, por eso la retórica insistente de Scioli, Casal y el jefe de la policía Paggi con respecto a “estar más cerca de la gente” y la “participación ciudadana”. Remarcaron, también, que es menester continuar trabajando e invirtiendo más para garantizar la “protección de quienes nos protegen”, léase invertir más en represión.

Las cámaras de monitoreo, por ejemplo, serán instaladas en 32 asentamientos urbanos (eufemismo políticamente correcto para las villas de emergencia) que, según los relevamientos estadísticos, están más comprometidos con los índices delictivos. O sea, barrios pobres, con gente pobre: hay que vigilarlos. De paso, las comisarías de la zona están tranquilas porque no queda margen para el “trabajo independiente” (léase narcotráfico, robos, secuestros y trata fuera de su manejo).

Recordando que estamos en tiempo de elecciones y por eso hay que hacer campaña, veamos que pasa por otros lares. La UCR lanzó su campaña, postulando como presidente a Ricardo Alfonsín. Con un tono un poco más conciliador con sus rivales, anunció que si gana en octubre llamará a todos los gobernadores a consensuar un plan de seguridad. O sea, la misma fórmula de siempre: consenso entre los poderosos para reprimir mejor a los pobres.

Más de lo mismo, lo único que los diferencia es el color político, radicales, peronistas kirchneristas, no kirchneristas, socialistas o macristas, lo único que nos prometen es más represión y control social.

A JUICIO POR PINTAR… PERO OTRO DÍA (Y UN CARAMELO…)

El jueves 9 debía comenzar el juicio oral y público contra el trabajador ferroviario Daniel “Neno” Abella, denunciado por la empresa UGOFE por el delito de daño por haber pintado “Pedraza asesino” en el piso de la estación Constitución al día siguiente del ataque coordinado de la patota de la UF , la policía y la empresa durante el cual fue asesinado el compañero Mariano Ferreyra.

A las 11:00, frente a los tribunales penales de la ciudad, estaba todo preparado. Una enorme valla impedía la circulación por toda la cuadra (después dicen que somos nosotros los que no dejamos pasar…) y era enorme el despliegue policial. Puntualmente, llegó una importante columna de compañeros de varias organizaciones políticas, de desocupados, y de trabajadores antiburocráticos que acompañaron a Neno, militante de la agrupación antiburocrática 4 de Octubre, y a sus abogados, militantes de CORREPI.

Minutos después, mientras abajo arreciaban la batucada y los cánticos de repudio a la criminalización de un digno acto de denuncia, acusado, testigos, abogados y público se presentaron en la mesa de entradas del tribunal. Ahí se enteraron que el juicio se había suspendido hasta fin de mes, porque la fiscal tuvo una complicación en su agenda. Y para qué avisar, ¿no?.

Así que bajamos, dimos la noticia, y, en lugar de desconcentrar de inmediato, aprovechamos para llevar la solidaridad a los trabajadores docentes en lucha en Santa Cruz, movilizando hasta la casa de esa provincia, para desesperación del comisario a cargo del operativo, que tuvo que salir corriendo a dar el parte del cambio de destino.

Pero no fue estéril la mañana en los tribunales. En un pasillo nos cruzamos con el fiscal que, hace unas semanas, sorpresivamente desistió de acusar a los compañeros Oscar Kuperman (CUBa-MTR) y Rubén Saboulard por dos cortes de calle del año 2009. Y nos enteramos el real motivo por el cual el fiscal prefirió no avanzar con el juicio, y directamente pidió la absolución. Es que su testigo “estrella”, obviamente un policía, hubiera llegado esposado para declarar contra los compañeros. Está preso por su participación, como entregador, en el robo al Banco de Galicia del mes de enero de este año. “Conociéndola, yo no le podía regalar ese caramelito”, dijo sonriente el fiscal a la compañera Verdú. Como si no supiéramos quiénes son los delincuentes.

Lunes 4 de julio, desde las 9:00, concentración en Mendoza 2417 de San Justo, La Matanza , durante el juicio oral contra el policía federal Luciano Gaete Ossandón, asesino que fusiló a “Kunky” Méndez (14).

LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS

Ø Los sábados a las 18:00, escuchá la columna de opinión de María del Carmen Verdú en el programa Leña al Fuego, del periodista H. Schiller, por Radio Porteña, AM 1110, www.radiodelaciudad.gov.ar , tel. 5371-4600, Sarmiento 1551, 9° piso. Entrada libre y gratuita.

Ø El segundo sábado de cada mes, a las 16:00, escuchá el espacio de CORREPI en el programa Rebeldes Stereotipos, por FM La Tribu , FM 88.7, o en www.fmlatribu.com.

Ø Lunes por medio, a las 11:00, escuchá el espacio de CORREPI en el programa En Otras Palabras, por FM En Tránsito, FM 93.9, o en www.fmentransito.org.ar.

Visitá nuestros espacios de difusión: http://correpidifusion.blogspot.com yhttp://correpi.lahaine.org ¡Buscanos en Facebook!
Comunicate con nosotros para colaborar con CORREPI.

CORREPI

Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional
Ciudad de Buenos Aires • Argentina
correpi@fibertel.com.ar

Si no querés recibir nuestros Boletines, enviá un mail con el asunto “Remover” acorrepi@fibertel.com.ar o prensa.correpi@gmail.com

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment