El Poder oculto de Clarín.

PAREIDOLIAS PERIODÍSTICAS DE UN PAÍS SIN MEMORIA
El Poder oculto de Clarín

-“¿Viste (...)?, ya tenemos el poder". (vicepresidente de la Nación)
-"No, (...), no te equivoques. El poder lo tenemos nosotros”.
(vicepresidente de un multimedio)

-“En círculos porteños (...) se comenta que Clarín pone y quita ministros”. Xavier Mas de Xaxás Periodista español. (“Mentiras. Viaje de un periodista a la desinformación”).

-“Dicen que Kirchner sólo les teme a dos cosas, a los Estados Unidos y a Clarín”. Jorge Fontevecchia Perfil (opinión: “La política sin Magneto”).

    Hace unos días, escribí un informe (informe especial, reportaje, noticia en profundidad, nota informativa, dossier, brieff, producción especial, nota de sondeo profundo; nombres que toma el mismo género discursivo de acuerdo a diversos autores periodísticos) sobre lapercepción, las ilusiones ópticas y la pareidolia.

    Recordemos algunos conceptos sustanciales:

    -Expresa con acierto el médico Oscar Gómez Poviña: “la percepción se estructura sobre condiciones subjetivas relacionadas con la organización, la memoria, aspectos afectivos, estados fisiológicos y emocionales, intereses, expectativas y determinantes de orden sociocultural”. Y agrega que, además, “tienen influencia, entre otros, los factores de carácter educacional (...), factores espacio-temporales, nivel de cultura, factores organizacionales de la sociedad, ideologías imperantes, por su típica actitud de preferencia o rechazo que deforman el modo de estructurar objetos, símbolos, etc (...). Es decir, que la distorsión en la percepción puede originarse en prejuicios, creencias equivocadas, preconceptos, ideologías. El peligro de esto último es que, a diferencia de lo anterior, es difícilmente corregible porque es muy difícil de reconocer y mucho más de aceptar”.

    -Para los médicos del Hospital Universitario del Aire, en Madrid, A. Martín Araguz, M.C. Bustamente Martínez, V. Fernández-Armayor Ajo y M. López Gómez: “la pareidolia es un fenómeno caracterizado por la visualización no autoprovocada de una percepción combinada entre lo real y lo fantaseado”.

    Centro el presente informe en algunas pareidolias que acosan a algunos periodistas subjetivos locales.

    Semanas atrás, Christian Sanz investiga con una voracidad pareidólica la posibilidad de que la elegante presidenta Cristina Fernández de Kirchner no sea abogada. El director de“Tribuna de Periodistas” publica una documentación interesante y comprometedora. Dimes y diretes, acusaciones de aquí y de allá, pero... el poncho no aparece. En este caso, es el título el que no está, el que no aparece. El asunto toma cierta repercusión, pero pronto deja la agenda (agenda setting) de los medios de comunicación. Hoy por hoy, a pocos días del triunfo de Fernández de Kirchner, las grandes empresas periodísticas parecen evitar retomar la cuestión...Hay una fuerte vocación periodística, pero también hay que comer.

    Es sabido que en toda investigación es dable plantearse diversas preguntas. Por ejemplo: ¿qué quiero investigar, descubrir o probar? Me pregunto: ¿tendrá Sanz algún prejuicio, creencia equivocada o preconcepto?; y con respecto a la documentación que presenta: ¿No será una ilusión óptica? Tal vez, una pareidolia persecutoris. Su apego a la lógica, su lucha contra las pseudociencias (astrología, quiromancia, espiritismo, freudismo, etc): ¿lo habrán vuelto objeto de la “triple p” (persecución pareidólica paranoica)? En su neurosis freudiana, ¿cuál es el beneficio primario? y ¿el secundario? Peor aún, ¿será una neurosis de ansiedad debida al incremento de las presiones y exigencias externas?

    Por otro lado, Alan Videla publica, en este medio alternativo subjetivo, la investigación “Apretar al soberano, las interminables andanzas del Grupo Clarín”. Reitera una cuestión que desde hace años se charla bajito, bajito, en las redacciones. Nobleza obliga prevenirlo: su opinión, subjetividad y pareidolia podría cerrarle el ingreso a cualquier “gran diario argentino”. Aconsejo al novel periodista zarateño que cambie su posición rebelde y tenga en cuenta el comunicado emitido por la Asociación de Periodistas, gente muy experimentada en la lucha por la supervivencia en las empresas de comunicación. Para muestra, expone elpareidólico Pablo Llonto:

    “Un comunicado no llamaría la atención de buena parte del gremio de prensa. Se trataba del emitido por la Asociación Periodistas, una agrupación que reúne a una serie de jefes, conductores de programas de radio y televisión, redactores jerarquizados y ‘especiales’ y responsables de los principales medios argentinos, y que expresó su ‘preocupación ante la detención de la directora del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble, y advierte sobre sus peligrosos efectos sobre la libertad de expresión en la República Argentina (sic). La detención de la señora de Noble en una causa en la que se investigan irregularidades en las adopciones de sus dos hijos, plantea el necesario debate sobre los derechos y garantías de las personas en el debido proceso, cuando son acusadas de cometer delitos’. Nada se decía del contenido de fondo de la causa, que era la probable sustracción de menores. Por gestiones vía e-mails y la presión a veces destemplada de Guareschi, quien integraba la asociación desde sus comienzos, aceptaron finalmente poner sus firmas los periodistas María Laura Avignolo (Clarín), Ana Barón (Clarín), Santo Biasatti (Clarín), Nelson Castro (TN-Clarín), Ariel Delgado (radio, ex Crónica), Rosendo Fraga (consultor y dueño de una encuestadora), Carlos Gabetta (Le Monde), Rogelio García Lupo (Clarín), lsidoro Gilbert (La República de Uruguay), Andrew Graham Yoll (ex Buenos Aires Herald), Martín Granovsky (Página/12-Clarín), Mariano Grondona (Canal 9), Roberto Guareschi (Clarín), Mónica Gutiérrez (América TV), Ricardo Kirschbaum (Clarín), Jorge Lanata (América), José Ignacio López (La Nación), Fanny Mandelbaum (Canal 13-Clarín), Tomás Eloy Martínez (free-lance), Joaquín Morales Sola (TN-Clarín), Norma Morandini (Clarín), María Moreno (Página/12-Clarín), Silvia Naishtat (Clarín), James Neilson (Noticias), Teresa Pacitti (Perfil), Magdalena Ruiz Guiñazú (Clarín), Hermenegildo Sábat (Clarín), Fernán Saguier (La Nación y sobrino nieto de Noble), Claudia Selser (Clarín), María Seoane (Clarín), Oscar Serrat (agencia AP), Ernesto Tiffenberg (Página/12-Clarín) y Horacio Verbitsky (Página/12-Clarín). Los que sí se sorprendieron fueron decenas de militantes de organismos de Derechos Humanos cuando vieron otro comunicado de ‘preocupación’, el del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), una entidad creada por el doctor Emilio Mignone a finales de los ochenta que se había ganado el respeto internacional en su consecuente lucha por encarcelar a los represores de la dictadura. El CELS, luego de aclarar que en su larga prédica ‘por el necesario juicio y castigo" a los responsables del terrorismo de Estado "nunca contempló violaciones a los derechos y garantías de las personas involucradas’, sostuvo que ‘el principio de inocencia, que rige todo proceso penal, impone que la regla durante el proceso sea la libertad del imputado. Por ello, la detención previa a la sentencia es una medida excepcional que sólo puede disponerse cuando, en el caso concreto, se logra acreditar que la persona imputada obstruirá el curso de la investigación o existe el peligro cierto de que no comparecerá al juicio’. El periodismo en general fue puesto a prueba”. 1

    Cabe destacar, nobleza obliga, que los periodistas Tomás Eloy Martínez, Oscar Serrat, Ariel Delgado, Horacio Verbitsky y Carlos Gabetta se solidarizaron con los trabajadores despedidos por Clarín hacia fines de 2000. Asimismo, Jorge Lanata, desde Veintitrés, enlutó la tapa de la revista y expuso “la historia que nadie se atrevió a contar del diario Clarín”.

    Pablo Llonto, pareidolia mediante, publica en su libro “La Noble Ernestina. El misterio de la mujer más rica del país”, las actas de nacimiento de Marcela y Felipe Noble. Téngase presente que la directora de Clarín estuvo acusada de sustracción, retención, ocultamiento y cambio de identidad de menores, según especifica el periodista y abogado en su investigación.

    Sería sano para el periodismo independiente que promueve el noticiario “TN” o el equipo de “Telenoche Investiga” - incluso para otros programas de corte distractivo-investigativo- ratifiquen o rectifiquen las acusaciones vertidas por este periodista. Asimismo, me pregunto: ¿por qué nunca se realizaron cámaras ocultas a Mauricio Macri, Carlos Saúl Menem, José Luis Manzano, Domingo Cavallo, Eduardo Duhalde, entre otros?
    Mientras tanto, muestra Llonto en su pareidólica obra:

    Son las partidas de nacimiento, aportadas por Emilio Jaján y su esposa Ana, que mostrarían –según la pareidolia legalista llontoana - una serie de irregularidades. La acusación del matrimonio Jaján se centraba en la sustracción, retención, ocultamiento y cambio de identidad de menores.

    Dice el pareidólico abogado, ex secretario general de la Comisión Interna y ex delegado de Clarín:

    “En verdad, las pruebas que habían aportado los Jaján eran tan contundentes como para que se abriera, por primera vez, una pesquisa a fondo. Se trataba de las actas de nacimiento con las que se habían iniciado los expedientes de adopción de Marcela y Felipe que, a simple vista, contenían una cantidad de irregularidades tal que llamarían la atención de cualquier iniciado en el derecho: El acta de Marcela Noble no tenía ni constancias de maternidad, ni de paternidad; tampoco se hacía mención alguna al lugar de nacimiento. Esos espacios estaban en blanco cuando debían contener, al menos, la inscripción ‘desconocido’. No se indicaba cuál era el organismo que se había encargado de certificar el estado de salud y situación social de la criatura sobre la que tramitaría la adopción y, en cambio, ya aparecía la menor con el apellido Noble Herrera. En el acta de Felipe las irregularidades eran las mismas, pero además, al leerse los números de los expedientes por los que se ordenaba la inscripción de sus datos en el Registro de las Personas de la provincia de Buenos Aires, se destacaba una incongruencia: entre la ficha identificatoria N° 25.127.753 de Marcela, a quien se le adjudicaba como fecha de nacimiento el 23 de marzo de 1976, y la ficha N° 25.127.946 de Felipe, a quien se le daba como fecha de nacimiento el 17 de abril del mismo año, existía una diferencia razonable de 193 nacimientos, pero en cambio entre los expedientes 37.755/76 de Marcela y 43.254/76 de Felipe, en que personal médico de la provincia de Buenos Aires debía constatar los datos físicos de cada bebé, había una diferencia de ¡5.499! números. Cualquier bien pensado podía suponer que los números a veces son más rápidos que las manos y que entonces siempre se producen errores al anotar. Pero si el error se presenta dos veces más, o los números se han vuelto locos, o la mano es la de la tramoya. Los dos nacimientos estaban inscriptos, por orden del Tribunal de Menores N° 1 del departamento judicial de San Isidro. El de Marcela tenía sentencia del 15 de junio de 1976 dictada en la causa 1.308 y el de Felipe, por sentencia de agosto de 1976 en la causa 9.149. Es decir que, entre una y otra sentencia del mismo tribunal y durante un lapso de quince días hábiles, aquel juzgado de 1976 habría recibido otras 7.841 causas a un promedio de 522 por día. Un disparate”. 2

Pablo Llonto agrega con énfasis, obstinación y pareidolia, una numeración a las dos actas y aclara cada punto:

    ”1. Figura con doble apellido antes de la sentencia de adopción.

     2. Se dejó en blanco el espacio correspondiente al padre y a la madre, cuando debió constar la palabra ‘desconocidos’.

     3. Entre el número de expediente 1.308 de Marcela y el 9.149 de Felipe hay 7.841 causas de diferencia. Una cifra imposible de creer, teniendo en cuenta la cantidad de expedientes que ingresan habitualmente en los juzgados.

    4. No consta a qué ‘dirección’ se refiere.

    5. El número de expediente 43.254 no tiene indicación del organismo al que pertenece y debe suponerse que se trata de una constatación médica. Pero entre el número de Felipe y el 37.755 de Marcela hay ¡5.499! bebés nacidos entre el 23 de marzo y el 17 de abril del mismo año. Otra cifra sospechosa, ya que indicaría que esa oficina, atendía un promedio de 215 nacimientos por día.

    6. Entre la ficha 25.127.946 de Felipe y la ficha de Marcela 25.127.753, hay 193 nacimientos en un lapso de 25 días. Se puede decir que esa sí es una cifra razonable”. 3

    ¿Tendrá Llonto un trastorno del carácter? ¿Padecerá una personalidad histriónica, con rasgos egocéntricos y afectividad excitable? Es probable que luego de su despido de Clarínhaya sufrido cambios en el yo y en el super yo, que lo lleven a un pensamiento mágico-omnipotente.

    En su momento, parecía que las Abuelas de Plaza de Mayo sufrieron una pareidolia y publicaron:
    “Carta abierta a la Sra. Ernestina Herrera de Noble ¿Por qué, Sra. de Noble?

    Las Abuelas de Plaza de Mayo leímos atentamente la carta que publica en la edición del domingo 12 del corriente mes en Clarín.

    Leímos sus expresiones referidas al juez Marquevich y las que hablan de un plan político con fines de dominación dictatorial.

    Pero lo que dio lugar a nuestra pregunta es el párrafo en el cual usted dice que ‘muchas veces ha hablado con sus hijos sobre la posibilidad de que ellos y sus padres hayan sido víctimas de la represión ilegal’.

    Esas palabras nos indican que usted Sra. de Noble, también tenía dudas sobre el origen de esas criaturas, ahora jóvenes.

    ¿Por qué entonces, si -como tantas veces ha repetido - usted siempre ha colaborado con la justicia, por qué no hizo valer su influencia y la fuerza de su amor a ellos y a la verdad, para animarlos a realizar los análisis inmunogenéticos y de AND, que hubiera dado respuesta a sus dudas?
    Esa hubiera sido la única manifestación cierta de sujeción a la justicia. Realmente Marcela y Felipe tienen derecho a conocer quiénes han sido sus padres. El mismo derecho que tienen sus familiares -si son hijos de personas desaparecidas-.
    Ellos necesitan saber si sus búsquedas personales ya han llegado a feliz puerto o si deben iniciar una nueva por otros caminos.
    Ojalá su reconocimiento de la legitimidad de nuestra lucha impulse a esos jóvenes a buscar la verdad para sumar el goce de su reconocimiento a todo lo que hasta ahora la vida les ha brindado tan generosamente. Buenos Aires, 14 de enero de 2003”.
    Agrega Alan Videla, futuro periodista desempleado en el multimedio:
    “La Corte resolvió que la Cámara de Casación atienda el reclamo de Marcela y Felipe Noble, de quienes se sospecha que podrían ser hijos de desaparecidos y rechazan extraerse sangre para que sea cotejada con el Banco de Datos Genéticos. Según una presentación realizada por David Lanuscou -tío de Matilde, apropiada en forma ilegal durante la dictadura-, Marcela Noble habría aceptado realizarse el examen de ADN para determinar si es compatible con la familia Lanuscou. Pero la decisión de la Corte aplazo el trámite. La agrupación [ "Abuelas”], presidida por Estela de Carlotto, pidió que el tribunal anule su propio fallo a través de un mecanismo casi nunca usado en la Argentina: una ‘acción de nulidad por sentencia fraudulenta’ o ‘nulidad de la cosa juzgada fraudulenta’ porque sostienen que existió fraude debido a que se ‘desvió el proceso de su curso normal’ - y ‘colusión’ –. Las madres afirman que jueces de la Corte participaron de ágapes, cócteles y charlas relacionados con el Grupo Clarín. En particular, señala a Enrique Petracchi, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco”. 4
Es de destacar que la pareidolia de Videla, el bueno, se extiende a la ciudadana ilustre Estela Barnes de Carlotto, por lo que no sólo su carrera periodística pende de un hilo, sino que le pueden colgar el mote de tendencioso-derechozo. Sumado a sus acusaciones, porta un apellido poco grato para cualesquiera que diga defender los “Derechos Humanos”. Aunque, dicho sea de paso, hubo algún que otro Videla memorable, como por ejemplo el montonero, no kirchnerista, Juan de Dios Videla (federalista integrante de los Colorados de Cuyo que, en 1867, derrotan a las fuerzas mitristas en la Rinconada del Pocito).
    Tal vez, estemos ante una personalidad esquizoide o, quizá paranoide.
    Con anterioridad, el 11 de septiembre de 2003, el pareidólico Christian Sanz publica bajo el título “¿Alguien se acuerda de Ernestina? Apropiación ilegal de niños y operaciones de prensa”, un completo informe del que expongo los hechos capitales:
    “Esta guerra de ‘operaciones’ entre gente poderosa es imposible de entender por el ciudadano común y genera un estado de confusión que ha superado cualquier límite histórico anterior. Y hablamos de la causa que involucra a la dueña del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble por sustracción de menores y otros delitos derivados de este último. Hoy se supo que el juez federal de San Isidro Conrado Bergesio dispuso la nulidad del procesamiento contra la viuda de Noble ordenado en enero último por otro magistrado del fuero en ese distrito, Roberto Marquevich, quien –dicho sea de paso- fue separado de la causa por la Cámara Federal de San Martín (...) Más allá de la buena o mala actuación del Juez, es dable recordar que existe una falsa dicotomía mediante la cual nos quieren hacer creer que la detención de la directora de Clarín, al haber sido irregular, inhabilita los propios delitos que se le imputan. Una tremenda barbaridad. Si bien es muy probable que haya habido una operación de prensa en el marco de la detención de la dueña del diario Clarín, eso no debe hacernos perder de vista las anomalías cometidas en su momento a la hora de adoptar a sus hijos. (...) [Roberto] Marquevich ha tenido más que suficientes pruebas como para detener a la viuda de Noble por el presunto delito de sustracción de menores. Recordemos que la primera de las causas contra la Noble se instruyó a partir de una denuncia presentada hace más de veinte años por la agrupación Abuelas de Plaza de Mayo, para que se investigaran supuestas irregularidades en el expediente de adopción de Felipe y Marcela (...) Todo comenzó cuando la actual directora de Clarín pidió la guarda y posterior adopción de Marcela Noble Herrera el 13 de mayo de 1976 ante el juzgado número 1 de Menores en San Isidro, a cargo por entonces de la jueza Ofelia Hejt, ya fallecida. Según ella [Herrera de Noble], había encontrado a la niña en la puerta de su casa, dentro de una caja de cartón, y aportó dos testigos: Roberto García, cuidador de una casa vecina y Yolanda Lehagüe de Aragón. Con esos datos, la Justicia le otorgó (...) la guarda provisoria de Marcela, que terminó de confirmarse el 28 de octubre de 1977. En el caso de Felipe Noble Herrera, el juicio de la guarda se inició –casualmente- [¿Qué quiere decir Sanz con “casualmente”?, ¿Sospecha algo o es parte de su fijación pareidólica?]  ante la misma jueza de San Isidro luego de que una mujer que dijo llamarse Carmen Luisa Delta se presentara en el tribunal y entregara a su hijo. Ernestina se presentó ese mismo día -el 7 de julio de 1976- en el juzgado y pidió la guarda del menor, con la previa certificación de que ya tenía otro chico a su cargo. Fue entonces que el 19 de agosto de 1976, la jueza Hejt sentenció que correspondía imponer al menor el nombre de Felipe Noble Herrera, y disponer su inscripción como nacido el 17 de abril de 1976. Más tarde y con esos datos en la mano -sumado a la voluntad de hacer justicia-, un grupo de personas iba a comenzar una verdadera vorágine que duraría más de dos décadas (...) Pocos saben que la causa en la que Marquevich se basó para investigar a (....) Ernestina, es la que en 1995 ya le había presentado Ana Feldmann de Jaján por sustracción y ocultamiento de menores. La denuncia agregaba el delito de supresión de identidad. Como el juez no quiso avanzar en ese momento sobre el tema, Jaján llevó su denuncia -dos años después- al juzgado Federal Nº 7 de Capital Federal, a cargo de Adolfo Bagnasco, para que la sumara a la pesquisa sobre el ‘plan sistemático’ que había implementado la dictadura para concretar el denominado ‘robo de bebés’ (...) Bagnasco también desestimó la denuncia a pesar de tener evidencia suficiente del delito. Entre otras cosas, se encontraban las partidas de nacimiento de Marcela y Felipe Noble Herrera, los expedientes de guarda y adopción de ambos jóvenes y la propia investigación realizada por la Comisión Nacional de Derecho a la Identidad de las Personas, dependiente de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Nación. Años más tarde, la jueza Federal María Servini de Cubría iba a derivar al propio Marquevich –casualmente- [¿otra interpretación de Sanz?] una denuncia similar formulada por el periodista Guillermo Patricio Kelly, quien ya había estado frente a los jueces Carlos Liporaci, Rodolfo Canicoba Corral y Bagnasco. Este último llegó a sostener algo increíble: que había inexistencia de delito (...) Desde hace años, circula por varias redacciones un dossier aparentemente redactado por gente de Inteligencia que asegura que ‘los hijos adoptivos de Ernestina Herrera De Noble (...) serían hijos de subversivos nacidos en cautiverio. Estas criaturas habrían sido entregadas durante la dictadura por un médico de apellido Katz (...) Si bien algunos de los datos que figuran en el informe no son del todo correctos, la mera mención del tema debería haber sido motivo suficiente como para impulsar una investigación judicial o, aunque más no fuera, periodística. Pero es sabido que los medios muchas veces actúan corporativamente y eso provoca que muchas ‘verdades’ no lleguen a salir a la luz. Ese corporativismo pudo observarse poco después de la detención ordenada por Marquevich cuando, en una solicitada publicada por varios periódicos de gran circulación, Arte Gráfico Editorial Argentino SA (AGEA SA) -casualmente empresa editora de Clarín-, calificó de ‘abusiva la detención de la señora Herrera de Noble’. El comunicado, que tuvo la adhesión de varios grupos de medios importantes, expresaba una poco creíble –y sospechosa- ‘preocupación ante la adopción de medidas que considera claramente abusivas e ilegales, además de manifiestamente contrarias a los derechos constitucionales básicos de libertad ambulatoria, debido proceso y garantía de la defensa en juicio’ (...) Había otro motivo por el cual los medios no podían no hablar de la viuda de Noble, y es que aparte de la denuncia por sustracción de menores, existió otra imputación que, gracias al ocultamiento de la prensa, mucha gente desconoce. El mismo día que Ana Feldman acusó a la viuda de Noble de haber adoptado ilícitamente a sus hijos, presentó también un documento firmado por la dueña de Clarín del cual surgiría el vaciamiento de la empresa AGEA. Dicho escrito asegura que ‘se hace entrega del acta de designación de beneficiario de la empresa SCRIPTO, con domicilio en Baduz, Liechtenstein y FIDES sociedad de Suiza, donde Ernestina Herrera de Noble, domiciliada en Paris 15 Rue Lerouest, figura como beneficiara única del establecimiento SCRIPTO, y designa como beneficiarios en caso de fallecimiento a los doctores Héctor Horacio Magnetto y José Aranda, directivos del holding Clarin’. Lo que Jaján denunciaba puntualmente era que ‘la señora Ernestina Herrera de Noble habría transferido a dicha sociedad, en Ginebra, Suiza, la totalidad de las acciones que componen el capital accionario de Arte Gráfica Editorial Argentina SA (AGEA), las que estaban depositadas en una caja fuerte del Union de Banques Suisses, de Ginebra. Como se presume que estos hechos pueden configurar un vaciamiento total de la empresa, se pide su exhaustiva investigación para determinar la comisión de un delito’. Este dato, que no es desconocido por el periodismo, incita a preguntarse por qué nunca se profundizó sobre algo tan delicado, sobre todo cuando sobre uno de los socios encubiertos de Clarín, el diario La Nación, pesa una sospecha similar”. 4
Antes que el pareidólico autor de “Maten al hijo del presidente”, el “multiservicio”Guillermo Patricio Kelly, desde su programa Sin Concesiones, mostraba con sorna dos tapas de la revista de Clarín, en que aparecían dos pequeños glamorosos. Eran Marcela y Felipe en 1977. El conductor preguntaba y sonreía con sarcasmo: Señora Noble ¿Usted sabe de quiénes son estos niños?”.

Edición de tapas históricas de Clarín: Marcela y Felipe, ayer y hoy

    Kelly aprovechaba todo oportunidad para descargar su artillería en contra la directora deClarín. Son inolvidables los gestos contrariados de la conductora Mirtha Legrand ante las embestidas del “investigador” en algunos almuerzos. Cabe destacar que la anfitriona jamás le prohibió hablar sobre un asunto tan delicado. Como gran lectora, era indudable que sabía de qué hablaba el invitado.
    La investigación de Kelly quedó reflejada en un libro que debido a la justicia - injusticia en este caso, está secuestrado.

    Tuve la oportunidad de charlar con Kelly. Quedó en entregarme un ejemplar, pero su muerte impidió ese encuentro y nunca obtuve el escrito. Aprovecho la oportunidad para solicitar a quien disponga de este libro me lo haga saber.
Cuando Kelly falleció, un redactor de Clarín mencionó “El currículum del veterano dirigente derechista es tan prolífico como inestable. Como periodista fue un difusor de visiones conspirativas. En cuanto a su actividad política, si bien tuvo una fulgurante participación en la Alianza Libertadora, sus asociaciones fueron heterogéneas”. 6
Asimismo, la periodista e investigadora María Seoane realizó, en Clarín, un perfil del francotirador nacionalista. Dice el titular: “Murió Kelly, un provocador de la política con pasado turbulento. Se sumó al peronismo desde la filonazi Alianza Libertadora Nacionalista. La provocación y la difamación fueron su modo de vincularse a la política”. Remata el escrito con: “En los noventa, se cuadró ante el menemismo y encaró campañas contra quienes criticaban a Menem y a su gobierno. Los métodos de Kelly para apagar esas críticas lindaban con la extorsión. La relación de Kelly con la Argentina fue tan conflictiva como su relación con la verdad”. 7
    Desde Página/ 12 – el diario ‘progre’ del Grupo- Luis Bruschtein , publica un perfil al de Seoane con el titulado: “El desaforado de la política. De la Alianza Libertadora Nacionalista a sus denuncias y peleas, Kelly fue acusado de trabajar para los servicios de inteligencia”. Finaliza el texto con: “Menem le dio un programa en ATC, donde Kelly enfocaba sus denuncias tajantes a veces con parte de verdad y parte de lucubraciones conspirativas y a veces sólo fruto de sus propias obsesiones. Cosechó todo tipo de juicios y causas. Odiaba a Jacobo Timerman y a Página/12 y este diario fue más de una vez el blanco de sus diatribas más furiosas, pese a lo cual le cedió espacio para que ejerciera derecho a réplica. Al regreso de un viaje a Washington anunció que se había afiliado a la anticomunista Fundación Nacional Cubano Americana que encabezaba Jorge Más Canosa, un cubano de la CIA, y hasta hace dos años mantuvo un programa de radio aunque ya sin la repercusión que había tenido en años anteriores. Pero Kelly no era un marciano, como personaje extremoso llevaba hasta la exageración muchas de las características con las que se hace política en Argentina”. 8
Los tres periodistas del multimedio omiten el enfrentamiento Kelly vs. Noble. Aquí no habría pareidolia sino desmemoria convenientis.
Por el momento, todo está en calma, olvidado. El affaire de las adopciones de los hermanos Noble no parece figurar en la agenda de los mass media ni en la de los defensores de los Derechos Humanos.
    El Grupo crece día tras día. Aunque no siempre la pasó bien. Al respecto, comenta elpareidólico colega Hugo Pressman: “El diario Clarín tiene motivos para estarle agradecido al gobierno anterior [el de Eduardo Duhalde]. La pesificación de las deudas locales fue una parte del negocio. El gobierno de Kirchner acudió en su ayuda a través de la ley 25750 que establece que ‘a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, la propiedad de los medios de comunicación que se definen en el artículo 3° de la misma, deberá ser de empresas nacionales, permitiéndose la participación de empresas extranjeras hasta un máximo del 30% del capital accionario y que otorgue derecho al voto hasta el mismo porcentaje’. Andrew Graham - Yool desde el diario The Buenos Aires Herald la llamó ley Clarín. Se evitaba de esta forma que los acreedores titulares de los derechos de las deudas multimillonarias contraídas por el ‘gran diario argentino’ se quedarán con la empresa”. 9
En este recordatorio, que podríamos llamar -si el gremio me permite el gerundio- “ganando amigos” cité la visión subjetiva, ideológica, dependiente y posiblementepareidólica de cuatro periodistas. Algún lector puede preguntarse si Kelly era periodista. Desde el Estatuto del periodista, sí y no: “personas que realicen en forma regular, mediante retribución pecuniaria, las tareas que son propias en publicaciones diarias o periódicas”. Si me atengo a la letra fría y rigurosa, Sanz no es periodista, a menos que reciba dinero por parte de su abogada patrocinante, debido a la cantidad de cartas documento y juicios que debe encarar.
    Que el Creador y los multimedios perdonen nuestra falta de objetividad y nuestras afrentas.
Recuerda, recuerda que algo queda
“La capacidad de asimilación de la gran masa es sumamente limitada y no menos pequeña su facultad de comprensión; en cambio, es enorme su falta de memoria”.Adolf Hitler (“Mi lucha”)

    La teoría semiótica "pierciana" menciona al semema: unidad de sentido que contiene los desarrollos significados posibles. Un texto tiene más de una lectura, pues un signo permite “abrir” otro signo y, a su vez, se seguirá reinterpretando según la cultura o unidad cultural de la sociedad que convive con ese texto. Estaríamos en presencia de lo que el filósofo estadounidense Charles Sanders Pierce llamó semiosis ilimitada.
    Para algunas corrientes semióticas, la imagen, la foto, también son textos. Según lo expuesto, es posible establecer una cadena sígnica o un eslabón de significaciones.
    Para facilitar lo dicho, muestro algunas imágenes que dejo libradas a la decodificación del lector.
    Recuerde el pragmatismo ideológico de las distintos personajes de cada serie. La semiosis ilimitada dependerá de cada lector.

Serie Ernestina Herrera de Noble

Serie Julio A. Ramos

Serie Marcelo Hugo Tinelli

Serie Mauricio Macri

Serie Patricia Bullrrich

Serie Carlos Chacho Álvarez

Serie Daniel Scioli

Serie Néstor Kirchner

Serie Tabaré Ramón Vázquez Rosas

Serie Diego Armando Maradona

Serie Daniel Filmus

Serie religiosa

Otros tiempos, otros lugares. Bernardo Neustadt y Guillermo Patricio Kelly

    Ante todas estas imágenes, es imprescindible recordar al filósofo Heráclito de Efeso, que cree que el ser está en constante devenir y movimiento: el hombre no puede bañarse dos veces en las mismas aguas, porque están en movimiento continuo y forman distintos ríos a cada instante. Alguno de los sujetos presentados en las fotos son dignos paradigmas heraclitianos. Están en un cambio continuo y perfecta fluencia.

Serie “en los medios no hablaban de ti” o “prepárate joven periodista”

    El 4 de noviembre de 2000, Clarín echó a 117 empleados, entre los que estaban toda la Comisión Interna y miembros de la junta electoral. En la foto se ve una asamblea en la calle.
    “Clarinete” fue la voz impresa de los periodistas “dependientes” de Clarín y Olé.

Serie “en los medios no hablaban de ti 2” o “prepárate joven periodista 2”

Fotos de “Clarinete”, en el que se puede leer:

    “Tres veces figura la expresión ‘proceso de reorganización’ (¿nacional?) en la carta que recibieron los compañeros que no fueron despedidos y que firma Héctor Aranda. El impresionante operativo represivo montado frente al diario desde la mañana del sábado 4 alejó la posibilidad de cualquier error semántico (...) Lista de despedidos, en muchos casos acompañadas de las fotos del legajo (foto) en manos de matones de seguridad para impedirles la entrada. Doble vallado sobre la vereda de Tacuarí, de policías y gorilas. El refuerzo de la seguridad interna que exige identificaciones a cada paso. Patrulleros de las comisarías 16, 24,26,28 y 32. Los bastonazos del Cuerpo de Operaciones Especiales de la Policía Federal (apostadas en camionetas sin identificación) a los despedidos y compañeros solidarios el domingo 5, a las 13 hs. sobre la calle Tacuarí (foto), que se repitieron a la noche sobre la entrada de Piedras ante la mirada de Roberto Guareschi. El ingreso de personal de prensa que era conminado a embarcarse desde Canal 13 y el hotel Intercontinental en combis con vidrios polarizados escoltadas por patrulleros y motos policiales. Helicópteros sobrevolando la Asamblea del domingo 5. La campaña de amenazas y de terror para los compañeros que estaban trabajando y que no asistieron a la Asamblea General del martes 7, que incluyó la presencia de matones armados filmando(foto). ‘El gran diario argentino’ no tolera la organización independiente de sus trabajadores y su funcionamiento democrático. Y garantiza su salvaje ofensiva con la Guardia de Infantería”.
    Si pudiera hacer una historia contra-fáctica o ucrónica, me preguntaría:
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble militante del Partido Socialista?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble fundador del semanario Crítica Social, medio que promovía una mejor sociedad?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble diputado del Partido Socialista Independiente?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble en Concordancia, mezcla de socialistas, conservadores y radicales antiyrigoyenistas, que promueven el gobierno del general Justo y la candidatura a presidente de Roberto Ortiz?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble que apoyó a la antiperonista Unión Democrática en 1946?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble que apoyó a Juan y Eva Perón?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble que apoyó a la Revolución Libertadora?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble que apoyó a Arturo Frondizi?
    ¿Qué hubiera hecho el Roberto Noble creador de la ley 11.723 –de la Propiedad Intelectual o de derechos de autor- cuando el fotógrafo Angel “el Bicho” Juárez le entabló juicio a Clarín por violación de esa ley?
Final pareidólico
Joven periodista que aspiras a publicar tus libres ideas en algún multimedio y no conoces lo expuesto, connota, lee entre líneas y graba en tu mente el texto del pastor protestante Martin Niemöller:
    “Primero, vinieron por los comunistas y callé porque yo no era comunista.
    Luego, vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
    Cuando vinieron por los sindicalistas no hablé porque yo no era sindicalista.
    Posteriormente, vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
    Cuando al fin vinieron por mí, ya no quedaba nadie para protestar”.

Néstor Genta

Citas bibliográficas y reconocimiento de fuentes

1.Llonto Pablo. La Noble Ernestina. El misterio de la mujer más rica del país. Astralib Cooperativa Editora. Buenos Aires. 2003. pp.38/9.

2.Ibid. pp.32/3.

3.Ibid. pp.48/9.

4.Videla Alan. www.periodicotribuna.com.ar. "Apretar al soberano, las interminables andanzas delGrupo Clarín". 25.10.2007.

5.Sanz Christian. www.periodicotribuna.com.ar. “¿Alguien se acuerda de Ernestina? Apropiación ilegal de niños y operaciones de prensa". 11.09.2003.

6.s/a. www.clarín.com. “Murió Guillermo Patricio Kelly”. 01.07.2005.

7.Seoane María. www.clarín.com. “Murió Kelly, un provocador de la política con pasado turbulento”. 02.07.2005.

8.Bruschtein Luis. www.pagina12.com.ar. “El desaforado de la política”. 02.07.2005.

9.Pressman Hugo. www.periodicotribuna.com.ar. “Relaciones peligrosas. Kirchner y los aprietes a periodistas”. 19.10.2003.

Recomendaciones complementarias:

Paolella Fernando. www.periodicotribuna. “La mordaza de la noble Ernestina. Clarín y la obsecuencia histórica”. 16.09. 2003.

Weckesser Luis Augusto. www.droga-guerramundial.org. (acusaciones contra Marcelo Tinelli)

Genta Néstor. “La innoble censura”. (investigación sobre la censura de la periodista Liliana López Foresi). El sitio en que estaba se dio de baja. Puede estar en el blog de la periodista Laura Ubfal)

Eduardo Blaustein y Martín Zubieta. Decíamos ayer. Edit. Colihue. 1998.

Llonto Pablo. La Noble Ernestina. El misterio de la mujer más rica del país. Astralib Cooperativa Editora. 2003.

Ramos Julio A. Los cerrojos de la prensa. Edit. Amfin. 1993.

Ale Ana. La Dinastía. Vida, pasión y ocaso de los Macri. Planeta. 2001.

*Ana Ale In Memoriam  (1958 -2005) Delegada de Clarín y Olé. Fue despedida en 2000. Referente de un periodismo valiente y veraz. Sus columnas en la sección Economía de Clarín y su libro sobre los Macri son pilares indispensables para la formación de todo periodista subjetivo.

Fuente:
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment