Duro informe del CELS hacia la Metropolitana y Casal.

En el informe anual sobre la situación de los derechos humanos el organismo cuestiona el modo en que la fuerza de Macri está integrada, ya que la mayoría de los cargos jerárquicos está en manos de ex miembros de la Federal, que comenzaron sus funciones en los años 70. También denuncia que los muertos por violencia policial siguen en aumento.

16:17 : El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) presentó ayer en la Feria del Libro su Informe Anual 2011 sobre la situación de los derechos humanos en Argentina, con la presencia, entre otros, del ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Raúl Zaffaroni; la abogada de la agrupación H.I.J.O.S, Ana Oberlin; el presidente del CELS, Horacio Verbitsky; y el director ejecutivo de la institución, Gastón Chillier.
En él, si bien se destacan los avances logrados en materia de derechos humanos, se hace también  hincapié en el sostenido aumento tanto de víctimas fatales en hechos con participación policial en la región metropolitana de Buenos Aires como de los casos de hostigamiento policial contra jóvenes de barrios humildes, "una práctica cotidiana que cobra visibilidad en los casos en que la víctima termina muerta, pero cuya cara más rutinaria es la detención de los adolescentes como eje de las políticas territoriales
de seguridad".
El informe también critica duramente a la Policía Metropolitana lanzada por Mauricio Macri: El proceso institucional impulsado por el gobierno de Mauricio Macri para contar con una policía local diferenciada de las existentes ha fracasado. Sus dos primeros jefes, Jorge Palacios, impugnado al momento de su designación por el CELS y otras organizaciones, y Osvaldo Chamorro, ambos ex policías federales, fueron desplazados de sus cargos de manera sucesiva en medio de un escándalo por espionaje ilegal. La designación de Eugenio Burzaco como jefe civil de la fuerza no ha implicado un cambio estructural ni una solución para los problemas que mantiene la nueva policía desde su puesta en marcha".
El mayor problema de la Metropolitana, según el Cels, radica en el modo en que la fuerza ha sido integrada ya que "el 83 por ciento de los cargos jerárquicos está compuesto por ex policías federales y de ese grupo, el 80 por ciento comenzó sus tareas en la Federal en la década del 70".
En cuanto a la provincia de Buenos Aires, el Cels asegura que, "en un claro retroceso", "el Ejecutivo provincial dio marcha atrás con los cambios que se habían realizado en la estructura de la Bonaerense y optó por la autonomía policial como forma de gobernabilidad (...). Durante 2010, la reunificación de los ministerios de Seguridad y Justicia bajo la dirección del titular de esta última cartera, Ricardo Casal, no hizo más que profundizar el proceso, al reducir las capacidades institucionales del área".
El Cels también denuncia que "las detenciones en la provincia de Buenos Aires se han triplicado entre 2002 y 2009, la mayoría de ellas por averiguación de identidad" y agrega que "los hechos de violencia policial son de muy compleja reconstrucción dado el dominio que los policías tienen sobre la escena del crimen, el manejo del tiempo antes de dar aviso a la justicia y la debilidad de la investigación judicial, ya sea por connivencia o incapacidad".
Por último, el Cels también apunta que en el período que abarca el segundo semestre de 2009 y el primero de 2010), 155 personas fallecieron en el marco de casos de violencia policial, 119 de ellas, civiles, y 36 miembros de las fuerzas de seguridad.

 

Descargar DocumentosInforme Completo - CELS

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment