Denuncian que hay “niños enlatados” en Uruguay.

Cuando preparaba las imágenes que tengo para mostrarles, me preguntaba, ¿qué se puede decir, para acompañar estas ilustraciones? y la respuesta única e inmediata fue: ¿las luchas violentas con participación de gobiernos militares y guerrilleros como los montoneros, los tupamaros, para qué sirvió, en cuanto a Derechos Humanos se refiere?

En medio de esos días de furia las Comunidades Latinoamericanas, sintieron la sangre, el dolor, la angustia, la desesperación, la soledad, la desaparición y la muerte. Algunos de nosotros habíamos pensado, que al fin y al cabo, semejante sacrificio, al menos era para demostrarnos que la bandera de los Derechos Humanos debía ser el estandarte de los Pueblos y no de los gobiernos.  Pero, realmente, ¿fue así?

Para averiguarlo, veamos tan sólo un ejemplo José “Pepe” Mujica, ex guerrillero tupamaro y ahora presidente de la República Oriental del Uruguay y lo que le dejó, a la sabiduría de su vejez, su lucha por los derechos humanos, en este caso de los más chicos, los niños.

05/04/2011- Última noticia original: Uruguay  Cajas de lata para encerrar a chicos pobres

(WA) contenedores de metal, sin ventanas, con letrinas al lado de las camas rodeados de alambrados con filos y electrificados.

Esta es la respuesta que el Gobierno de Mujica le da a los cientos de miles de chicos pobres, no sin antes judicializar a la periodista que saco a la luz esta atrocidad.


Vista panorámica de los hogares para niños

Así vivirán los menores infractores, chicos de entre 13 y 18 años en un país donde más de 20 mil niños viven de la basura. Mujica no pierde oportunidad de recordarnos los años que paso preso en un aljibe… Seguramente mañana dirá que cualquiera de estos chiquilines “enlatados” también puede tener posibilidades de llegar a la presidencia.

¿Para esto tantos muertos, torturados, exiliados, presos, desaparecidos? ¿Este es el futuro que planean las fuerzas progresistas para los jóvenes? ¿Cómo podemos reclamar por los derechos humanos de ayer si ignoramos los de hoy? ¿Esta es la patria de todos o de nadie?


Cisternas de los contenedores

Puede apreciarse las cisternas que están por fuera. Los funcionarios deciden cuándo tienen ganas de tirar el agua. Desde la puerta se puede ver todo el contenedor.


Camas de los niños

Eso rojo que se ve son camas. Puede apreciarse el espacio que hay entre la litera y la pared del contenedor donde se alojarán en principio 10 adolescentes desde 13 a 18 años.

Sigan mirando que hay más… ¡no hay ventanas tampoco! Son contenedores donde pasarán 23 horas y media adolescentes de 13 a 18 años. Adelante, (los contenedores están escondidos detrás) hay una cárcel con un alambrado como el de los campos de concentración nazis. Tiene filos como gillette y además están electrificados. También entré cuando lo estaban haciendo (se te paran los pelos) pero esas las saqué con celular y no sé por qué no puedo subirlas.

Los adolescentes pasarán ahí 23 horas por día. En el mismo infierno que comen, hacen todas sus necesidades.


Acá se observa de mejor manera la ducha

La ducha está fuera de los contenedores. Deberán llevarlos esposados para que no se fuguen y bañarse con esposas me lo imagino muy incómodo.


El excusado y más arriba, en la misma estructura el lavatorio

Se puede apreciar que donde termina la litera está…eso que se ve rojo sería un water de un diámetro muy pequeño y más arriba es la pileta para higienizarse.

Más repercusiones

El País - Mientras el Ministerio del Interior tiene dentro de sus prioridades el cierre de los módulos de acero del Penal de Libertad, el INAU inaugurará en Montevideo, dentro de un mes, un hogar para 30 internos hecho con contenedores metálicos.

El nuevo hogar, que estará ubicado en General Flores y Bulevar Artigas al costado del edificio del Programa de Medidas Socio Educativas de base Comunitarias (Promesec) del INAU, contará con varios contenedores reciclados.

Al frente de los contenedores, se encuentra un alto muro y encima de este espirales de concertina —especie de alambrada muy filosa—. Se trata de un implemento de seguridad muy utilizado en cárceles, ya que produce mayor daño a los que intentan saltar el muro que los alambres de púas.

En este momento, grupos de obreros colocan las instalaciones eléctricas en los contenedores tras instalar los lugares para los camastros, baños —pequeños waters empotrados en el suelo— y lavatorios.

Las cisternas de los baños y las cañerías de los mismos fueron ubicadas por afuera de los contenedores. Todavía no fueron colocados los sistemas de saneamiento.

Las duchas están por fuera de los contenedores en un espacio con techo pero sin paredes. Eso obligará a la guardia a esposar al interno y luego llevarlo hasta el duchero más próximo. Están ubicadas entre uno y otro contenedor. Cada contenedor podrá alojar a ocho internos.

El vicepresidente del INAU, Jorge Ferrando, dijo a El País que los contenedores son “similares” a los que se usaron durante la construcción de la planta de Botnia (actual UPM) en Fray Bentos para alojar a los obreros que trabajaron en el lugar. “Si se consulta en internet, este tipo de módulos han tenido usos muy variados, e incluso han funcionado como escuelas. Tienen una gran tecnología de aislamiento, ventanas (¿?)Y cuentan con aire acondicionado”, dijo Ferrando.

En octubre del año pasado, Ferrando explicó a El País que cada contenedor costaba al INAU unos US$ 500 por mes.

Indicó que los contenedores serán utilizados como mecanismo para desagotar otros centros que precisan reparaciones y destacó que la utilización de los contenedores es el método más rápido para combatir el hacinamiento existente en el organismo. Agregó que hay hogares del Instituto donde los menores están en peores condiciones que dentro de un habitáculo de metal.

El presidente del gremio del INAU, José Lorenzo “Joselo” López coincidió con Ferrando sobre este punto aunque expresó que los contenedores no pueden ser la solución de fondo a la falta de plazas existente en el organismo.

En este momento, en el Hogar Puertas hay unos 50 jóvenes internados en dos piezas y un contenedor que fue instalado hace seis meses.

En tanto, los hogares de la Colonia Berro están repletos, según informó a El País el gerente del Sistema de Ejecución de Medidas a Jóvenes en Infracción, Jorge Jouroff. Tras alcanzar un acuerdo con el sindicato para bajar el hacinamiento del Puertas, el Directorio inaugurará esta semana un centro -ex Hogar Desafío- que alojará a 32 menores.

Las latas. Una de las prioridades del Ministerio del Interior es eliminar los módulos de acero del Penal de Libertad instalados durante la presidencia de Jorge Batlle. Se trata de habitáculos con celdas de tres por cuatro metros.

En 2002 el Ministerio del Interior, en ese momento encabezado por Guillermo Stirling (Partido Colorado) adquirió los módulos a una empresa de Estados Unidos y los instaló en el penal de Libertad.

Desde el FA las críticas fueron duras y derivaron, incluso, en una interpelación a Stirling.

Según fuentes del Ministerio del Interior, las condiciones de reclusión allí son extremas: frío intenso en invierno y calor abrasador en el verano. Agregaron que, en este momento, los presos recluidos en “Las Latas” padecen problemas de agua.

Además, las instalaciones no son de acero galvanizado sino de hierro, lo cual permitió que los presos lo vandalicen y con trozos de material confeccionaron “cortes” carcelarios.

En marzo del 2010, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura , Manfred Nowak instó al gobierno de Tabaré Vázquez a cerrar de inmediato los módulos de acero en el Penal de Libertad por considerarlos “jaulas” o “depósitos de personas”.

Según las fuentes ministeriales, el desalojo de “Las Latas” se hará en forma gradual y requerirá que finalicen las obras previstas en Libertad, Comcar y Las Rosas.

Sacó fotos y puede resultar sumariada


Mariela Alvariza es una funcionaria del inau que tuvo la oportunidad de conocer de cerca los nuevos contenedores que en breve se habilitarán para descomprimir los sitios congestionados de jóvenes que delinquen. Muchos de sus compañeros también pudieron ver el lugar, se horrorizaron y se fueron a sus casas con esa imagen. Mariela, en cambio, prefirió hacer pública la situación y denunciarla. Se filtró por “el laberinto” que lleva a los nuevos módulos y, sin que nadie la viera, sacó de su cartera una cámara fotográfica con la que obtuvo las imágenes que desde el lunes circulan en Facebook.

Los contenedores están ubicados al fondo de un nuevo centro del inau que se inaugurará el mes próximo (con otras características edilicias) ubicado en General Flores casi bulevar Artigas.

Testimonio y amenaza de muerte


Mariela Alvariza teme que las fotos y declaraciones que ha publicado le generen un sumario administrativo. De todas maneras no tiene problemas en decir lo que considera correcto. Esta no es la primera vez que la funcionaria del inau ventila irregularidades que suceden dentro del instituto. El 7 de enero de 2000, mientras desempeñaba su labor en la Colonia Berro , presenció una paliza que funcionarios le propinaban a un joven. Los denunció y fueron procesados. “Hice la denuncia penal y cuando fui al trabajo otros funcionarios intentaron matarme. Eso no lo pude probar porque no tenía testigos. Eran cuatro funcionarios que ahora son directores de centros, que me pusieron un arma en el abdomen y me dijeron: ‘Después te la vamos a dar’. Zafé porque los chiquilines hicieron un motín y me pude escapar”, recuerda acongojada Alvariza.

El Directorio del INAU, Javier Salsamendi, analizará hoy si ordena o no una investigación administrativa contra la funcionaria Mariela Alvariza, quien sacó fotos de los contenedores del nuevo hogar y las colgó en su página de Facebook. Alvariza, quien trabaja en un edificio contiguo al “nuevo hogar”, se indignó al verlo, extrajo una cámara fotográfica y tomó fotos del exterior y el interior de los contenedores. El viernes 25 trascendió dentro del organismo que esas fotos habían sido colgadas por Alvariza. Su jefe inmediato le labró un acta sobre el tema porque los funcionarios no pueden brindar información del organismo. Las fotos fueron colgadas en el sitio web.

Director del INAU, Javier Salsamendi que estudia el sumario contra la denunciante Mariela Alvarisa

Julio César Ruiz
Fundación Adoptar

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment