El juego en Mendoza y las estafas del Casino de Uspallata.

(OTRA VEZ DANIEL ANGELICI)
El juego en Mendoza y las estafas del Casino de Uspallata

Si no fuera real, la historia bien podría ser parte de un guión de las mejores comedias de Hollywood. Se trata de cómo una ignota empresa logró, gracias a la “flexibilidad” de la Municipalidad de Las Heras, construir un anexo del Casino de Mendoza so pretexto de remodelar la Terminal de ómnibus de Uspallata, ubicada en la zona más turística de esa provincia.

Todo comenzó el 22 de enero del año 2007, cuando el municipio lasherino entregó la concesión de la obra pública para la remodelación de la terminal de ómnibus de Uspallata a la empresa Betec S.A., a través del Decreto de Intendencia N° 332. Según ese documento, el monto total de la inversión que le correspondía realizar a la referida firma ascendía a 1,7 millones de pesos, aproximadamente.

El predio donde se haría la reforma comprende unos 8.300 metros cuadrados de superficie, espacio donde se ya había una terminal de ómnibus y que sería completamente renovado. Por caso, las obras que se comprometieron realizar en un plazo de dos años —como máximo—, consistían, entre otras obras, en:

• La creación de una plaza temática referida a la gesta sanmartiniana donde, incluso, los niños uspallatinos iban a dejar plasmadas las palmas de sus manos acompañando la representación del recorrido de la campaña libertadora encabezada por el General San Martín.

• La construcción de nuevos baños públicos.

• La reparación y embaldosado de las galerías de la terminal de ómnibus, obra que debía realizarse con cerámica de primera calidad.

• La edificación de locales comerciales que, de todas las obras comprometidas en la concesión, corresponde a la única realizada, pero con un “pequeño” detalle por demás sugerente. Esos locales debían construirse con materiales sismoresistentes (ladrillo, hormigón, hierros), de propiedades aislantes ante las bajas temperaturas de la zona y resistentes a los vientos propios del lugar. Sin embargo, fueron construidos de placas de yeso, a excepción del local que ocupa el anexo del Casino de Mendoza, el cual fue realizado con ladrillos, hormigón, piedras, etc.


Actualidad de las dársena y rampa de arribo de pasajeros

Sin embargo, nada ocurrió como se prometió en un principio: los locales no se hicieron de concreto sino de durlock, la plaza temática terminó siendo un inexpresivo semicírculo de cemento y los baños terminaron siendo inutilizables. En fin, la terminal nunca reflejó lo que mostraban los planos originales.

Este medio habló con los puesteros del lugar, quienes se mostraron molestos con lo ocurrido y puntualizaron una serie de quejas al respecto.

-¿Ustedes están disconformes con la refacción de la Terminal?

-Obviamente, esto es un desastre, una verdadera estafa. Nos prometieron una cosa y nos dieron otra. Los locales son de durlock y encima sin relleno. Queremos asegurar los locales y las compañías aseguradoras no nos autorizan por lo precarios que están. Cuando nos propusieron la idea nos entusiasmamos y la aceptamos de inmediato, ya que iban a remodelar este lugar, introduciendo obras nuevas y realizando arreglos varios sobre las estructuras originarias.

-¿Han reclamado por ello?

-Hace más de un año que lo estamos haciendo, pero no nos dan bolilla. Una de las cosas que pedimos es más iluminación, porque a la noche acá es la boca del lobo. ¡El otro día pedimos que cambiaran una lamparita y nos dijeron que no había presupuesto!

-¿Cuánto pagan de expensas?

-Quinientos pesos por mes, pero es a cambio de nada, porque no nos dan seguridad ni limpieza. No nos dan nada de nada.

-¿Quién les cobra?

-Una inmobiliaria llamada Zelaya, que oficia de intermediaria con Betec. Acá el negocio lo hicieron ellos, porque la refacción de la Terminal fue solamente una excusa para levantar el casino. Fijáte que son los únicos que tienen construcción de concreto.

Sería conveniente detenerse brevemente en el tema del alquiler, ya que los inquilinos no reciben factura alguna por ese concepto, sólo un recibo que ostenta dudosa legalidad.

Independientemente de ello, las dudas se posan hoy sobre la firma Betec, ya que según reza el Boletín Oficial 28.028, se constituyó en Mendoza en octubre de 2007, 9 meses después de haber sido adjudicataria de la licitación de marras.

La empresa perteneciente a Daniel Angelici, un militante radical que tiene intereses en cinco sociedades de apuestas, un stud de caballos de carrera y un exclusivo restaurante en Puerto Madero.

Como sea, la referida trama provocó la atención del concejal Daniel López, del Partido Unidad Popular, quien aseguró que investigará la trama y admitió que “a los uspallatinos en particular y a los lasherinos en su conjunto, nos mintieron descaradamente con esta obra. Desde el Municipio de Las Heras se anunció y se prometió la remodelación de la terminal de ómnibus de Uspallata y nuevas construcciones para el mejoramiento de su entorno; y, por ‘obra y arte de magia’, transformaron ese compromiso en el un anexo del Casino de Mendoza. En definitiva, hoy los vecinos de Uspallata no poseen terminal de ómnibus en condiciones; no hay nuevos baños públicos en el lugar; no se realizó la plaza temática como se planificó, así como tampoco posee bebederos, ni cestos de residuos, ni parquización; y los locales comerciales que les ofrecieron a los vendedores y artesanos de la zona resultaron ser estructuralmente un desastre. En definitiva, el predio de la terminal de ómnibus se erige en un espacio sin obras y abandonado. No obstante, el Señor Intendente Rubén Miranda y la empresa BETEC S.A. se limitaron a realizar en ese lugar una obra faraónica que aloja una ruleta, decenas de tragamonedas, black jack y otros juegos de naipes diversos. Ante estas circunstancias he solicitado todas las actuaciones inherentes al caso, a los efectos de profundizar en la investigación de estos gravísimos y vergonzosos hechos”.

Pueden decirse muchas cosas e improvisarse docenas de excusas, pero la realidad es una sola y puede verse en las fotografías que tomó este cronista en el lugar de los hechos. Como bien dice el saber popular, “una imagen vale más que mil palabras”.

Christian Sanz
Especial para MDZ On Line

Fuente:
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment