WIKILEAKS DIVULGA VIDEO DE ASESINATO DE CIVILES POR TROPAS YANQUIS EN IRAQ

El Ejército estadounidense asesinó en 2007 al fotógrafo Noor-Eldeen y su conductor, Saeed Chmagh, de la agencia de noticias Reuters en Irak, según muestra un video difundido este lunes por la organización Wikileaks, que desmiente la afirmación de las tropas de ese país, cuyos voceros dijeron en ese entonces que los decesos ocurrieron en un enfrentamiento. Las imágenes muestran como desde un helicóptero Apache se bombardea a un grupo de hombres, que se encontraban en una plaza de Bagdag (capital de Irak), entre ellos los trabajadores de Reuters.
En rueda de prensa, la Organización no Gubernamental (ONG) WikiLeaks., reveló que obtuvo el video encriptado del ataque del 12 de julio de 2007 de personas que denuncian las ilegalidades dentro de la Fuerza Armada, y se puede ver la cinta luego de haber quebrado el código cifrado. WikiLeaks, en español Wiki-filtraciones o Wiki-fugas, es un grupo que promueve las filtraciones como respuesta a la corrupción corporativa. Según el sitio Web Reuters América Latina, un funcionario de defensa estadounidense confirmó que el video y el audio eran auténticos.
Asesinato Colateral, es el nombre del video difundido. En la cinta del bombardeo, que cuenta con el audio de la conversación entre los pilotos, se muestra a un grupo de hombres que caminando con sus equipos de trabajo (cámaras), alrededor de una plaza. Los soldados afirman que los hombres se encuentran armados.
WikiLeaks indicó que en el grupo se encuentran el fotógrafo de Reuters Namir Noor-Eldeen, de 22 años, y su asistente y conductor Saeed Chmagh, de 40, quienes murieron en el ataque unilateral. "La reunión a la que se le dispara en una esquina está integrada por unas nueve personas", indicó el portavoz de WikiLeaks, Julian Assange.
La mira, desde el helicóptero, sigue a los dos trabajadores de Reuters mientras los pilotos insisten que sus cámaras son armas y afirman haber visto a "cinco o seis personas con AK-47", motivo por el cual piden permiso "para abrir fuego", lo que obtienen de manera inmediata. Al disparar, con el cañón del helicóptero, uno de los pilotos dice que hay "un montón de cuerpos tirados". "Mira a todos esos bastardos muertos", comenta uno. "Qué lindo", respondo el otro.
Tras varios minutos una camioneta llega al lugar de los hechos, asiste a las víctimas y el helicóptero también abre fuego contra el vehículo. En la camioneta viajaban dos niños que resultaron heridos y fueron evacuados por las mismas tropas estadounidenses que llegaron al lugar.
Un día después del bombardeo, el Ejército de EE.UU. aseguraba que la muerte de los comunicadores de la agencia de noticias inglesa ocurrió en un enfrentamiento entre sus tropas e insurgentes. "No hay duda de que las fuerzas de la coalición estaban claramente en el medio de operaciones de combate contra una fuerza hostil", aseguró para entonces un portavoz militar al periódico The New York Times.
Por su parte, Reuters pidió -sin éxito- una investigación de los sucesos y el material audiovisual sustentándose en la Ley de Libertad de Información. No obstante, el Ejército estadounidense, que ha permanecido siete años en Irak, respondió que las acciones de los soldados estaban acopladas a la ley en conflictos armados y "Rules of Engagement", la normativa sobre cuándo, dónde y cómo la fuerza debe ser usada.
Sin embargo, un jefe del Ejército estadounidense confirmó, este lunes, a la agencia de noticias AFP que desde el "2007 ya habíamos reconocido lo que aparece en el video". "Reconocimos que el ataque había ocurrido y que dos empleados de Reuters" habían fallecido, y "sabemos que dos niños fueron heridos", continuó el jerarca.
Entretanto, el editor en jefe de Reuters, David Schlesinger, señaló después de ver el video que las muertes de sus trabajadores fueron "trágicas y símbolos de los extremos peligros que existen al cubrir zonas de guerra". "El video divulgado hoy (lunes) por WikiLeaks es evidencia gráfica de los peligros que conlleva el periodismo de guerra y las tragedias que pueden resultar", insistió.
En marzo de 2003, Estados Unidos invadió Irak con el pretexto de que el Gobierno de ese país contaba con armas de destrucción masiva. Se llevó a la horca al presidente Sadam Hussein y las supuestas armas nunca fueron halladas. Desde hace siete años Estados Unidos mantiene a la fuerza a sus tropas en la devastada Irak.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment