Dos millones de personas, en un cierre inolvidable de los festejos por los 200 años de la Patria


La avenida 9 de Julio desbordó de familias durante toda la jornada. Y luego vibró con una impactante performance a cargo de Fuerza Bruta, con más de 2 mil artistas en escena. Antes hubo recitales y una exhibición de autos de TC. También hubo fiesta en el Cabildo, con un espectáculo de 3D.

 

MULTITUD. DESPUÉS DEL MEDIODÍA, EL PASEO SOBRE LA 9 DE JULIO SE LLENÓ DE GENTE. (DYN)

IMPACTANTE. LA PERFORMANCE DE FUERZA BRUTA VISTIÓ DE FIESTA EL CENTRO PORTEÑO. (LUCÍA MERLE)

DESFILE. UNA DE LAS FIGURAS DEL ESPECTÁCULO QUE RECORRIÓ LA 9 DE JULIO. (MARTÍN BONETTO)

El clima se asoció a la fiesta y con la complicidad de una multitud, le dio la escenografía ideal a la última jornada de festejos por el Bicentenario. Más de dos millones de personas recorren el paseo montado sobre la avenida 9 de Julio, que a pesar de su extensión resulta insuficiente para albergar tanta cantidad de gente.
La programación comenzó a las 14 con la largada simbólica de coches de TurismoCarretera. Las inolvidables cupecitas y autos que le han ganado la carrera al tiempo -como el Chevitú de Jorge Cupeiro y el maravilloso Trueno Naranja que comandaba Carlos Pairetti- abrieron paso a las máquinas que son el presente de la categoría. El desfile culminó en Vicente López y San Isidro.
El siguiente imán fue el escenario de la provincia de Santa Fe, donde actuaron Lito Nebbia y Juan Carlos Baglietto. La música, en una jornada que a la tarde se vistió de primavera, compartió atracción con los stands de las provincias y las atracciones gastronómicas.
Después de cuatro jornadas con música, desfiles, comidas típicas y entretenimientos, la fiesta llegó a su clímax esta noche con un espectacular desfile con más de 2.000 artistas, dirigido por el vanguardista director teatral Diqui James (La Organización Negra, De la Guarda, Fuerza Bruta).
Participaron de la performance actores, acróbatas y músicos, que representaron -en 19 escenas- los momentos y los símbolos más destacados de la historia nacional: el Exodo Jujeño, el Cruce de los Andes, el Folclore, el Tango, la Industria Nacional, las Madres de Plaza de Mayo, las Malvinas y otras que el grupo ensayó los últimos meses en el astillero Tandanor. El maratónico programa convocó a 2 millones de personas. Esta noche, sin embargo fuentes cercanas a la organización del festejo hablaron de casi tres millones.
Fito Páez se convirtió en protagonista del recital de cierre, junto a invitados de la talla del cubano Pablo Milanés, Fabiana Cantilo, Juanse y la murga uruguaya Agarrate Catalina.
La fiesta del Bicentenario también llegó a Plaza de Mayo, escenario de la Revolución de 1810, donde otra multitud siguió con atención cómo la fachada del Cabildo se transformaba -mediante un espectáculo de 3D- en espejo de 200 años de historia. El show duró 15 minutos e incluyó referencias a los desaparecidos en la última dictadura militar, la Guerra de Malvinas y la Revolución de Mayo.

 

Fuente

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment