Son ídolos de la casaca

El Pepe Sand recibió la visita de Gilmar Villagrán, otro ícono del Grana. El 9 le regaló la camiseta del 2-1 ante Rafaela.

El uruguayo Gilmar Villagrán se llevó la 9 del Pepe Sand. (foto Prensa Club A. Lanús)

El uruguayo Gilmar Villagrán se llevó la 9 del Pepe Sand. (foto Prensa Club A. Lanús)

Por: Ariadna Bianchi Abianchi@ole.com.ar.

Puso primera y no paró más. Es el mejor equipo del torneo y no quiere meter el freno hasta conseguir el objetivo. Lanús no sólo hace ilusionar a sus hinchas, sino también a las glorias del club. Ellos, que también fueron protagonistas de la historia grande del Grana, tampoco se quieren perder el gran presente del conjunto de Almirón. Así como alguna vez supieron defender la camiseta dentro del campo de juego, hoy apoyan a los muchachos desde la tribuna. Ante Boca fue Huguito Morales quien se vino desde Corrientes para ver el triunfo 2-0. Ahora, Gilmar Gilberto Villagrán, ícono del Lanús de los 80, dijo presente y ligó flor de souvenir.

El uruguayo aprovechó su viaje relámpago a Buenos Aires para hacer una parada en la Fortaleza y ver en acción al equipo. Lo disfrutó, se emocionó y también sufrió, pero en el final gritó el 2-1 de Sand ante Rafaela como lo hace cada fin de semana a 100 km de distancia, en su Colonia natal. Pero eso no fue todo. Porque luego del partido, el segundo goleador histórico del club (marcó 112 tantos) cumplió el sueño de charlar por primera vez con Pepe. Sí, el correntino no sólo es el ídolo de los chicos sino también el de los símbolos granates.

Olé fue testigo del encuentro. “Es muy lindo que las glorias del club se identifiquen tanto con nosotros, que nos sigan y estén pendientes de los resultados que conseguimos. Esto nos da fuerzas y ganas de seguir dándole para adelante”, agradeció el 9 la visita de Gilmar, a quien le regaló la camiseta que vistió en el último partido para que se la lleve a su hija Guadalupe Ailén Villagrán Visciglia, fana del Grana y de Pepe.

“Es una alegría enorme poder hablar con José. Es un goleador de raza, un jugador con mucha categoría que en cualquier momento te resuelve un partido. ¿Si puedo darle un consejo? Después de los miles de goles que metió, no hace falta darle ningún tipo de recomendación. Aparece cuando tiene que aparecer”, cuenta Gilmar, quien también sabe -y mucho- del arte de romper redes. Convirtió 112, y dos de ellos (a Quilmes, en tanda de penales, en 1990, y a Maipú de Mendoza en el 92) valieron nada menos que un ascenso a Primera.

Villagrán sigue a Lanús por tele, radio e Internet. Y luego de cada match publica comentarios en su Facebook, en los que suele elogiar, sobre todo, al Pepe y Acosta. Esta vez, pudo ver al Grana en vivo y en directo. Y se llevó mucho más que una simple victoria...

Ramón Cabrero -ex  DT del club, quien supo dirigir a Sand y a Villagrán-: Juntos serían una maravilla.

Tuve la suerte de dirigir a muy buenos jugadores a lo largo de mi carrera, pero muy pocos de la calidad de Villagrán y Sand. Hubiera sido brillante que jugaran juntos, pero igual la gente de Lanús los pudo disfrutar muchísimo por separado y siempre les va a tener un cariño enorme. A Gilmar lo dirigí en mis comienzos y siempre me impresionó su categoría. Hoy no duraría ni seis meses y ya vendrían a buscarlo desde Europa. Era muy inteligente, un tipo que te podía ganar un partido solo, con un pase o un tiro libre. Un ídolo total de la hinchada como hoy puede ser el Pepe, a quien también fue muy lindo dirigir. José sabe muy bien sus virtudes y sus limitaciones, y cada día se lo ve más completo. Creo que está igual o mejor que en el Apertura 2007. Ojalá terminemos todos juntos festejando un nuevo título para el club. 

Fuente: www.ole.com.ar

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment