Pese a las críticas a Sabbatella, el "nuevo AFSCA" dependerá de Macri

Si bien la principal crítica macrista a la Ley de Medios y al AFSCA, presidido por Martín Sabbatella, era su carácter partidario y vínculos con el gobierno, el nuevo organismo de control será totalmente dependiente del Ejecutivo, es decir, de Macri.

Pese a las críticas a Sabbatella, el

Andrés Brown

“AFSCA: 7 miembros (3 del PEN), con mandatos a contraturno del PEN, no cambiables por DNU. ENACOM: 5 del PEN y removibles por decreto”

En sus primeras medidas vinculadas a los medios, tenencia de licencias y formas de control, el gobierno de Mauricio Macri profundiza todos los aspectos que criticó durante el kirchnerismo.

El decreto 267 de Macri, que modifica las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual y Argentina Digital, avanza en crear un organismo completamente dependiente del Poder Ejecutivo, en relación a la AFSCA y AFTIC, y permite una mayor concentración de la propiedad de medios.

"En vez de gestionar la adecuación de los multimedios a la ley, el Estado adecua la ley a la estructura y necesidades de los multimedios",  afirmó el investigador de la Universidad de Quilmes Martín Becerra.

Si bien la críticas más sostenidas contra el presidente de la AFSCA, Martín Sabbatella, era la de su vinculación con el ex Gobierno nacional cuando era presidente de un ente autárquico, el decreto macrista aumenta la dependencia del Ejecutivo.

"La autoridad de aplicación no es independiente", se quejaba la muy activa radical-macrista Silvana Giúdici, antes de los decretazos de Macri.

El ENaCom, reemplazo del AFSCA como nuevo ente de aplicación de los medios electrónicos y las telecomunicaciones, estará manejado por un directorio de 7 integrantes, de los cuales 5 estarán vinculados al gobierno de turno.

Cuatro de ellos serán nombrados directamente por el Poder Ejecutivo, mientras que los otros tres llegarán al cargo como representantes de los bloques parlamentarios, uno por cada una de las tres minorías más numerosas. Es decir, Cambiemos nombrará 4 a través del gobierno de Macri y uno más a partir de su bloque en el Congreso de la Nación, contando así con una mayoría automática para tomar todas las resoluciones que quieran.

"AFSCA: 7 miembros (3 del PEN), con mandatos a contraturno del PEN, no cambiables por DNU. ENACOM: 5 del PEN y removibles por decreto", sintetizó el docente e investigador de políticas de comunicación Santiago Marino.

Los directores de la ENaCom, a diferencia de los de la AFSCA, podrán ser desplazados simplemente con la firma del presidente de la Nación, al igual que ocurría antes con el interventor del COMFER entre 1983 y 2009, año de la sanción de la ley vigente. Se genera así una mayor dependencia de los directores que antes, para dejar su cargo, debían ser desplazados por dos tercios del Consejo Federal, un organismo que ahora deja de existir.

El directorio de AFSCA tenía siete miembros: dos a propuesta del PEN, tres por las minorías parlamentarias y dos designados por el Consejo Federal. El Poder Ejecutivo, así, tendría como máximo 3 representantes (entre los designados directamente y los del Congreso), la oposición, dos y otros dos del Consejo Federal. El proyecto de ley original tenía cinco miembros, con tres vinculados el Gobierno, algo que la oposición cuestionó por esa mayoría inmediata y que el FpV modificó para obtener los votos de bloques de centroizquierda, como el socialismo y Proyecto Sur.

Fuente: Redacción En Orsai

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment