Espionaje de mails: Sobreseyeron a periodistas y ex agentes de la SIDE.

La jueza Sandra Arroyo Salgado declaró inocentes a Juan Yofre, Carlos Pagni y otros acusados de pinchar correos de ex funcionarios.

La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, dictó el sobreseimiento de todos los procesados en la causa por el hackeo de las cuentas de mail de distintos funcionarios del gobierno kirchnerista.

Los beneficiados con esta medida son el ex titular de la Secretaria de Inteligencia durante el menemismo, Juan Bautista Yofre; el ex agente de inteligencia Pablo Carpintero, el general retiradoDaniel Reimundes, los periodistas Roberto García, Carlos Pagni y Edgard Mainhar, además del empresario Néstor Ick y el titular del sitio Seprin, Héctor Alderete. También decidió sobreseer y levantar la orden de captura que pesaba sobre el ex experto informático de la SIDE, el Ejército y la PSA, Iván Velázquez.

"Se probó que todo fue una farsa para tener a periodistas silenciados y a mi y mi personal de la PSA fuera de actividad por meternos con las mafias de Stiuso, Pocino y demás que dominan la zona Portuaria, justo hoy en día centro de la escena del lío de la Gobernadora", afirmó Velázquez en diálogo con El Destape.

Esta decisión de la jueza, fechada el 30 de diciembre pasado, surge de un pedido de nulidad presentado por la defensa de Yofre después que Arroyo Salgado corriera vista a las partes con el pedido para elevar la causa a juicio oral, en febrero de 2015. En ese momento, los abogados de Yofre solicitaron la nulidad de todo lo actuado en el expediente por entender que se había violado la ley de inteligencia.

En septiembre de 2013 la la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Martín había confirmado el procesamiento de los acusados y sostuvo que, con la finalidad de buscar información o noticias, los tres integrantes de la asociación ilícita (Yofre, Carpintero y Alderete) interceptaron correos electrónicos "de distintos funcionarios del gobierno nacional", los que eran distribuidos entre terceras personas según su contenido e interés.

En 2012 cuando Arroyo Salgado dictó el procesamiento sostuvo que el hackeo y pishing de e-mails no sólo violó la "privacidad" de sus titulares, sino que "se vio afectado un bien jurídico sensiblemente más relevante", "la seguridad nacional", ya que algunas "víctimas" enviaban información "trascendental por ese medio".

Fuente: Eldestapeweb

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment