Nisman llamó tres veces a Stiuso horas antes de su muerte.

Según una nota de Tiempo Argentino que cita pericias.

Entre el viernes y el sábado previos a su fallecimiento, el fiscal de la Unidad Amia mantuvo por lo menos tres conversaciones con el ex agente de Inteligencia. La última fue el sábado a las cinco de la tarde, duró más de diez minutos. "Las llamadas tuvieron como origen al fiscal y activaron las antenas de la zona en la que vivía Stiuso”.

 

El ex jefe de Inteligencia Antonio Stiuso fue una de las últimas personas que se comunicó con el fiscal Alberto Nisman antes de su muerte, en el departamento que alquilaba en el edificio Le Parc de Puerto Madero. Entre el viernes y el sábado previos a su fallecimiento, Nisman llamó al menos tres veces al ex agente de la Secretaría de Inteligencia (SI) Antonio "Jaime" Stiuso. La última conversación duró más de diez minutos, según publicó el diario Tiempo Argentino.

“De los registros que suministró en un disco compacto la División Fraudes Bancarios de la Policía Federal Argentina surge que las llamadas tuvieron como origen al fiscal y activaron las antenas de la zona en la que vivía Stiuso”, informó el periodista Néstor Espósito en esa nota. Según los datos que ahora analiza la fiscal Fein, Stiuso respondió cada uno de esos llamados. No hay, por ahora, registros de llamadas de Stiuso al  ex titular de la Unidad AMIA.

La última conversación entre ellos se produjo el sábado 17, alrededor de las cinco de la tarde. El domingo los policías de la Federal encargados de la custodia del fiscal dijeron haber llegado al edificio de Le Parc a las 11 para encontrarse con el fiscal, que según declararon en la causa los había citada para esa hora. Nunca bajó ni respondió a sus llamados.

La fiscalía identificó una serie de números de telefonía celular (que incluye los Nextel) usados por Nisman y pidió a las compañías respectivas los listados de llamados entrantes y salientes para continuar la investigación. El período requerido por la fiscal Fein es mucho más amplio que las últimas 72 horas en que Nisman estuvo con vida. Esa tarea -a cargo de la División de Apoyo Tecnológico de la Policía Federal-  aún no se llevó a cabo, por cuestiones relacionadas con la designación de los peritos de parte y los puntos de peritaje.

El dato que más sorprendió a los investigadores, según Espósito, fue la facilidad con que llegaron a Stiuso. “El espía más renombrado tenía el Nextel a su nombre”, señaló y aclaró: No uno de fantasía sino su propio nombre. El abogado del ex agente, Santiago Blanco Bermúdez, reconoció ayer en declaraciones periodísticas que su cliente tenía una “flota” de teléfonos a su nombre, dejando entrever la posibilidad de que Nisman hablara con otra persona. En todo caso, el ex agente deberá aclarar este punto cuando declare como "testigo" en la causa.

El secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, anunció ayer que la presidenta autorizó eximir al exagente de "la obligación de guardar secreto" por su gestión en los servicios de inteligencia desde 1972 (cuando fue designado), hasta el 5 de enero de 2015 (fecha en que obtuvo su jubilación).  Así, quedó habilitado a declarar como testigo con obligación de decir verdad, tal como lo solicitó e hizo saber ayer la fiscal de instrucción Viviana Fein.

Otras personas también estuvieron en comunicación con el fiscal en esos días. Entre ellas la diputada nacional por el PRO, Laura Alonso que intercambió mensajes vía móvil con el fiscal fallecido. Como oportunamente lo hizo con la diputada Patricia Bullrich, también en contacto con el fiscal en sus últimas horas de vida, hoy Fein le tomará declaración testimonial a Alonso. 

Fuente: http://www.infojusnoticias.gov.ar/

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment