La operación fue exitosa: el Ariane ya desprendió al ARSAT-1

 

El primer satélite argentino, que proveerá servicios al país y a naciones limítrofes, fue lanzado por un cohete desde la Guayana Francesa. Brindará prestaciones de televisión, acceso a Internet y de datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio

La operación fue exitosa: el Ariane ya desprendió al ARSAT-1

La operación fue exitosa: el Ariane ya desprendió al ARSAT-1

La operación fue exitosa: el Ariane ya desprendió al ARSAT-1

 

 

El primer satélite geoestacionario latinoamericano de telecomunicaciones, ARSAT-1, fue lanzado este jueves con éxito al espacio por Argentina desde la base Kourou, en laGuayana Francesa, para brindar servicios de televisión directa al hogar, acceso a Internet con recepción en antenas Vsat y telefonía IP a todo el territorio nacional y países limítrofes.
El histórico hecho ocurrió en el Centro Espacial de Guayana (CSG) de la compañía Arianspace, encargada del lanzamiento, en la ciudad de Kourou.
El cohete Ariane 5 inyectó al ARSAT-1 en una órbita a 300 kilómetros de la tierra, desde donde los técnicos de la estación terrena de Benavidez deberán dirigirlo a su órbita geoestacionaria a 36.000 kilómetros de la superficie terrestre.

El cohete francés colocó al satélite argentino en una órbita elíptica y los técnicos de ARSAT serán quienes deban maniobrar el motor del satélite para llevarlo a la órbita de 71,8º oeste en la menor cantidad de maniobras posibles para ahorrar combustible que es vital para prolongar la vida útil del aparato.

En la Argentina, la presidenta Cristina Kirchner en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada, siguió con atención las imágenes del satélite a través de una emisión especial de la Televisión Pública, junto a representantes del quehacer científico y aeroespacial.
Tras la orden de la ingeniera argentina Ana Caumo, jefa del proyecto de construcción en la empresa estatal INVAP, se cumplió la operación del lanzamiento.
Se trata de la primera vez que un país latinoamericano dirigió la puesta en órbita de un satélite geoestacionario.
Con la partida del ARSAT, el primer satélite geoestacionario íntegramente diseñado, construido y testeado en el país, Argentina se suma al selecto grupo de ocho países que los producen.

7 cosas que tenés que saber del Arsat-1

El primer satélite geoestacionario argentino se pondrá en órbita a las 18, en la base de Kourou, en Guayana Francesa. ¿Qué beneficios traerá y cómo es?

7 cosas que tenés que saber del Arsat-1

Arsat-1 es el primer satélite geoestacionario argentino en viajar al espacio y el proceso se completará con el Arsat-2 para abarcar un extenso territorio desde Estados Unidos hasta Islas Malvinas con servicios de televisión directa al hogar, acceso a Internet con recepción en antenas Vsat y telefonía IP.

• Todo el proyecto Arsat-1 demandó 270 millones de dólares y permitió que Argentina no perdiera la posición orbital 81, codiciada porque enfoca desde los Estados Unidos hasta las Islas Malvinas, y con el Reino Unido en espera en la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

• Argentina gasta anualmente unos 25 millones de dólares en alquiler de capacidad satelital que, una vez transferidos los clientes al Arsat-1, va a dejar de gastar. Actualmente, la capacidad satelital empresaria está concentrada en tres empresas, una estadounidense, una europea y una mixta.

• ¿Por qué Argentina puede perder la posición orbital? Años atrás, la empresa Nahuel tenía el servicio satelital privatizado y debía construir el segundo Nahuel-SAT, pero discontinuó la actividad. En 2006, el gobierno de Néstor Kirchner decidió crear Arsat. En 2007 el primer Nahuel-SAT salió de servicio por acabar su vida útil y Argentina debió alquilar el AMC 6, desde donde irán migrando los servicios hacia el flamante satélite geoestacionario nacional.

• Los satélites argentinos de carácter científico, la serie SAC-A hasta el D, tienen una órbita terrestre a no más de 600 kilómetros, mientras que los ARSAT estarán a 36.000 kilómetros. El ARSAT-2 bajó el tiempo a la mitad de construcción del 1, que demandó 7 años.

• El cohete se armó por partes, cinco días antes del lanzamiento. El 9 de octubre, el satélite, que con combustible pesa 2.973 kilogramos, fue ensamblado al cohete Ariane 5 a la espera de ser eyectado al espacio. El ARSAT-1 compartirá el viaje al espacio con un segundo satélite de origen estadounidense, propiedad de Directv, y media hora después de volar, el satélite argentino quedará por sus propios medios en una órbita provisoria a 250 kilómetros de la tierra.


ASÍ SERÁ EL LANZAMIENTO

• El lanzador soltará el satélite a 250 kilómetros de la Tierra, desde donde deberá remontar hasta los 36 mil kilómetros en la posición orbital definitiva comandado desde la sala de Operaciones Satelitales dirigida por Juan Aurelio, en la estación terrena en la localidad bonaerense de Benavídez. La encargada de dar la orden será la ingeniera Ana Caumo, de 42 años y jefa del proyecto que construyó en Invap, el instituto científico responsable de la construcción del aparato. "Voy a estar desde tres horas antes con el representante de ARSAT y, en ese momento, siete minutos antes, el lanzador me va a preguntar por última vez si todo está en orden, si está bien. Y diré sí", anticipó.

Fuente: Diario Popular

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment