Misteriosa prueba de vida en medio de la búsqueda de Antonella Giardina.

Ya pasaron nueve días desde que la chica de 14 años fue vista por última vez saliendo del estudio donde se graba el programa Pasión de Sábado y su entorno se desespera. En el contacto se la escuchó tensa, nerviosa.

Misteriosa prueba de vida en medio de la búsqueda de Antonella Giardina

Ya pasaron nueve días, más de 200 horas, y Antonella Giardina no aparece, desde que las cámaras de seguridad captaron los momentos en que salía con alguien del estudio donde se graba el programa ‘Pasión de sábado’, el 3 de noviembre por la tarde en Avellaneda. La chica tiene 14 años, y padece de fuertes convulsiones por un problema neurológico. Debe tomar medicación cada 12 horas. La situación es dramática, al igual que la búsqueda. Ayer, a las 17.30, la nena se comunicó brevemente con el teléfono de su familia en Lanús. ‘Estoy bien’, dijo, con voz cansada y nerviosa, para luego cortar.
En diálogo con Diario Popular, la abogada María Raquel Hermida Leyenda, reveló el último dato en relación a la investigación por la desaparición. ‘Por un lado, la llamada es positiva porque desde la desaparición no sabía nada de Antonella. Pero la angustia de su familia no cede. Sólo alcanzó a decir “estoy bien” en dos oportunidades. Atendió su hermana mayor, que es profesora. La nena pidió hablar con su mamá, que en ese momento estaba con la policía. Se puede interpretar de muchas maneras. No podemos descartar que la hayan obligado a comunicarse, para cortar la búsqueda’, señaló la letrada.
‘La hermana refirió que la voz de Antonella denotaba tensión, nervios. Todo eso se puede atribuir a que hace más de una semana que estaría sin medicación. La nena tiene certificado de discapacidad nacional, por un problema neurológico y psiquiátrico. Cada 12 horas debe tomar una medicación, ácido valtroico. Suma una ingesta de 500 miligramos diarios. Es posible que esté sufriendo abstinencia. Así que está en riesgo doblemente. No sabemos con quién está, y al mismo tiempo permanecer sin la droga puede derivar en una situación mortal. Es gravísimo el cuadro’, dijo la abogada Hermida Leyenda.
El paradero de Antonella es desconocido desde el 3 de noviembre. Esa tarde abandonó su casa en Lanús, donde vive junto a sus padres, para asistir al programa ‘Pasión de sábado’, que se emite desde un predio en Avellaneda. Las cámaras de seguridad revelaron que la nena salió junto a un joven, de identidad hasta el momento desconocida. La madre de la chica, Susana, relató que no le había dado permiso para concurrir al show de música tropical, pero ella sabía viajar porque ya había asistido en dos oportunidades.
‘La policía de Lanús, Lomas de Zamora y Avellaneda están trabajando muy bien. También están colaborando desde las intendencias. Estamos conformes. Pero hay que decir que es muy ineficiente la fiscalía que instruye la causa. Este fin de semana estuvimos en una estación de servicio frente al lugar donde se graba el programa, hablamos con la dueña, y nos refirió que nadie de la fiscalía fue a buscar los videos de las cámaras de ese día, que pueden contener algo valioso. Lo mismo con un supermercado, que tras unos días borró las cintas, sin que nadie se las pida. esto no puede pasar’, dijo la abogada. A partir del llamado telefónico, la letrada pidió que se realice un entrecruzamiento para saber si puede determinarse el origen del mismo. “En los primeros días se perdió mucho tiempo”, dijo la profesional.

Fuente: Diario Popular.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment