Cambios en el Banco Central

El BCRA confirmó el desplazamiento del funcionario, pero aseguró que se debe a que será designado en otra dependencia del Estado. Además negó que Vélez tuviera peso en la designación de empresas para la impresión de billetes.

Mercedes Marcó del Pont, presidenta del Central, tenía diferencias con Vélez, cercano a Boudou.

El Banco Central (BCRA) confirmó ayer a través de un comunicado la renuncia del gerente general de la institución, Benigno Vélez, tal como había trascendido días atrás. El ex funcionario de la autoridad monetaria había llegado en 2010, tras la designación de Mercedes Marcó del Pont como presidenta del Central. Vélez era un estrecho colaborador de Amado Boudou, por entonces ministro de Economía y actual vicepresidente de la Nación. Junto con Sergio Chodos, director del BCRA, ambos eran los hombres de Boudou dentro de la entidad. Si bien era conocido que el saliente funcionario no tenía una buena relación con Marcó del Pont, desde el BCRA aseguraron que su renuncia se debió a que será nombrado en otra dependencia pública.

La salida de Benigno Vélez de la gerencia general del Central había trascendido el viernes pasado. Pero recién fue confirmada ayer por el BCRA. La entidad que conduce Marcó del Pont emitió un breve comunicado con la información del caso. “Ante informaciones falsas publicadas por distintos medios, el Banco Central de la República Argentina hace saber que el gerente general de la institución, Benigno Vélez, renunció a su cargo porque será designado en el ámbito de otra jurisdicción del gobierno nacional.”

La versión a la que hacía referencia el comunicado, que había trascendido el fin de semana, indicaba que la salida de Vélez se producía por un pedido explícito de Marcó del Pont, motivada por las gestiones que supuestamente había hecho el ex funcionario del Central para que Ciccone Calcográfica sea elegida para la impresión de 600 millones de pesos en billetes de cien.

En su comunicado difundido ayer, la entidad precisó: “Informamos que las decisiones sobre el proceso de impresión de papel moneda no son resorte de la gerencia general del BCRA sino del Directorio de la institución”. De esta manera, la entidad buscó aclarar que Vélez no tenía peso para recomendar a la ex Ciccone Calcográfica para que se hiciera cargo de la impresión de billetes.

Marcó del Pont siempre tuvo diferencias con Vélez. De hecho, su puesto no fue elegido por ella, sino que había llegado de la mano de Boudou. La actual titular de la autoridad monetaria quiso para ese lugar al economista Matías Kulfas, quien hoy ocupa un cargo de director en el Banco Nación y mantiene una estrecha relación con Marcó del Pont. Si bien no lo dijeron oficialmente, desde el Gobierno dejaron trascender que Vélez podría ocupar un cargo en el Banco Nación o en la Superintendencia de Seguros.

Vélez llegó desde Mar del Plata para ocupar un cargo en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), mientras Boudou dirigía ese organismo. Luego fue designado en el Palacio de Hacienda como secretario técnico administrativo. Durante el período que ocupó ese cargo fue denunciado, junto a Boudou, por la compra de autos de alta gama, demanda que no prosperó. Cuando Redrado fue echado del Central, el actual vicepresidente pudo colocar a dos hombres de confianza en dicha entidad: Vélez y Chodos.

Uno de los roces que más trascendieron entre Marcó del Pont y Vélez ocurrió cuando hubo un faltante de billetes por algunos inconvenientes técnicos en la Casa de la Moneda, por lo que el Central tuvo que recurrir a Brasil para imprimir billetes. Como gerente general, Vélez debía controlar el resto de las subgerencias. Una de ellas es la de medios de pagos, sector que había quedado en la mira producto del faltante de billetes.

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment