Comenzaron a apropiarse de bebés por nacer.

EL TRÁFICO HUMANO Y LA COMPLICIDAD DE LOS HOSPITALES
Comenzaron a apropiarse de bebés por nacer

Un matrimonio residente en Buenos Aires, Argentina, que aún no se ha podido identificar, ha preparado el “iter criminis” de apropiación, o tráfico humano de una criatura por nacer, al sureste de Santiago del Estero.

El “modus operandi” se iniciará hoy mismo, cuando trasladen a Pabla Suarez, de 20 años de edad, DNI 37.102.804 de la localidad de Tacañitas, al sureste de Santiago del Estero, con 35 semanas de gestación a una clínica o sanatorio privado fuera de la provincia, para perpetrar la sustracción y modificar su identidad, registrándolo como hijo biológico de la pareja, o para venta a terceros.

La intermediaria es Mónica Contreras de Salvatierra, Jefa de Materno Infantil del Hospital Regional de Añatuya, perteneciente a la banda que denominamos hospitalaria.

Mónica Contreras de Salvatierra, viene siendo denunciada por Fundación Adoptar desde diciembre del 2003 por ser responsable de la muerte de un bebé prematuro por incineración, al habérselo olvidado en la incubadora, durante más de 8 horas.

También por haberle encontrado un bebé en el baúl de su automóvil —gracias a la intervención policial—el mismo que había sustraído de la sala de Maternidad de dicho nosocomio, con destino que nunca supo explicar.

Cabe aclarar, que en ningún momento fue ni siquiera citada a declarar por el Dr. Álvaro Mansilla, ex juez del Crimen de esa jurisdicción, por ninguno de los delitos mencionados, y ni siquiera se abrió un sumario administrativo, a pesar del estado público de estos delitos.

Denuncia penal de diciembre del 2003 a Mónica Contreras de Salvatierra, integrante de la Banda Hospitalaria, dedicada a la sustracción y venta de bebés en el sureste de Santiago del Estero:

Julio César Ruiz
Fundación Adoptar

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment