Dudas y contradicciones en torno al testimonio de la oficial de policía reaparecida

VERÓNICA MAIDANA DENUNCIÓ CORRUPCIÓN EN LA FUERZA
Dudas y contradicciones en torno al testimonio de la oficial de policía reaparecida

En la madrugada de hoy, se conoció la reconfortante noticia de que Verónica Maidana, la oficial de policía que había denunciado corrupción policial en Asuntos Internos —más precisamente que se liberaban zonas en beneficio de punguistas en la zona de constitución— fue encontrada cerca de una villa de Liniers y encontrada por personal de la comisaría 44, luego de haberse encontrarse desaparecida durante cinco días.

La joven oficial ayudante fue trasladada inmediatamente al hospital Vélez Sarsfield, y luego derivada al hospital policial Churruca.

Hay que recordar que desde que Maidana denunció estos hechos en el mes de noviembre último, comenzó a recibir amenazas de todo tipo, llegando al punto de salir ilesa de un intento de atropello automovilístico ocurrido el mismo día de su desaparición. Es dable destacar también que Verónica se dirigía ese día hasta la comisaría nro. 49, lugar donde fue reubicada luego de denunciar hechos de corrupción de la comisaría 1ra. debiendo tomar tres colectivos para dirigirse al lugar. La mujer descubrió los hechos luego de prestarle el teléfono a su pareja —también policía— Adrián Arias, y descubrir por los mensajes enviados que se guardaron en el equipo como él y otros de sus compañeros liberaban zonas para dejar actuar a arrebatadores de la zona de Constitución.

El viernes último, el Ministerio de Seguridad, en un comunicado informó que el jefe de la Policía Federal ordenó el pase a disponibilidad de Arias "hasta tanto se resuelva su situación judicial (...) en razón de la desaparición de la oficial Verónica Maidana".

Algunas dudas…

Apenas fue encontrada la mujer, tanto fuentes del SAME como sus familiares directos aseguraron que Maidana presentaba diversos golpes y quemaduras en la planta de los pies y en la boca. "La torturaron y por eso está muy débil”, declaró Silvia, su madre.

Sin embargo el director del Hospital Churruca, Pedro Iglesias, afirmó que Verónica Maidana padece solo una "una crisis nerviosa" y no tenía las lesiones que denunció su familia. "No hay nada que indique que esté golpeada", agregó Iglesias y detalló en conferencia de prensa que las quemaduras que presentaba en los pies pudieron haber sido "provocadas por el mismo calzado".

        También se conocen versiones de que Verónica fue encontrada con el arma reglamentaria en su cintura. Esto fue totalmente desmentido por su ella y su familia.

Una vez que a Verónica se le dé el alta —lo que se estima sucederá en las próximas horas— ella misma podrá declarar sobre lo sucedido desde el miércoles pasado. Si bien esto parece una clara (y lamentable)  lección para todos los que quieran denunciar corrupción en Asuntos Internos de la Policía Federal, Maidana alcanzó a decirle a su madre que “no le pida que deje la fuerza”.

Eliana Toro

Fuente:

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment