EL CRIMEN DE LAS HERAS "Anímicamente Silvia está muy mal", dijo su madre

Carola Bruzzoni y Silvia Luna
Carola Bruzzoni y Silvia Luna

"Gracias a las pavadas que se dijeron en el pueblo, no tengo más a mis nietos porque se los llevó su padre", manifestó Olga, quien no confirmó si su hija asesinó a Carola Bruzzoni por el famoso video.

La madre de Silvia Luna, la mujer detenida acusada de asesinar a Carola Bruzzoni, en el interior de un bar de la localidad bonaerense de General Las Heras, manifestó que su hija está "muy mal animicamente" y que "por los dichos del pueblo" no puede ver s sus nietos.
"Gracias a las pavadas que se dijeron en el pueblo, no tengo más a mis nietos y si no quise hablar antes con la prensa es porque sé que Silvia no está bien anímicamente y yo sufro por ella y mis nietos", enfatizó Olga en diálogo telefónico con Telam.
"Sólo hay que tener fe y creer en Dios y dejar las cosas en mano de los abogados que defienden a mi hija. Ellos están trabajando muy bien y tienen muchas cosas por hacer", comentó la mujer.
"Estoy muy enojada con la gente del pueblo, que habló pavadas y gracias a eso yo ya no tengo más a mis nietos conmigo, porque a los hijos de Silvia se los llevó su papá", manifestó.
"Lo siento mucho, pero no puedo hablar más del tema; estoy muy mal, al igual que mi hija Silvia", finalizó Olga.
El hecho ocurrió el viernes 16 de abril en un historico bar del partido de Las Heras de nombre "Matute", ubicado a 70 kilómetros de la Capital Federal.
Finalmente, Carola murió el lunes 26 a las 18 tras nueve días de agonía en el Hospital de General Rodríguez, donde se hallaba internada en coma en terapia intensiva y Luna fue detenida acusada de homicidio simple.
Según los lugareños, entre ellas algunas compañeras de trabajo de Silvia, la imputada martilló la cabeza de Carola porque se enteró que ella pensaba mostrar en su fiesta de casamiento en pantalla gigante a los 200 invitados "un video sexual muy comprometedor de ella con un hombre" y "eso la volvió loca y muy enfurecida".
Dos días atrás, una empleada del bar, identificada como Carolina Casco, contó en una entrevista a Télam que ella llamó por teléfono a Carola para contarle que Silvia se dirigía al lugar para atacarla porque se enteró por rumores dentro del lugar de trabajo que le quería arruinar el casamiento con un video.
Pero cuando estaba por contárselo la comunicación se cortó abruptamente cuando recibió el mazazo en la cabeza por la espalda.
"Los rumores dentro del bar eran que Carola iba a concurrir al casamiento de Luna vestida de negro y que le iba a mostrar a los 200 invitados el video en pantalla gigante", relató Casco.
El fiscal de Mercedes a cargo de esta causa, Guillermo Massaroni, quien el lunes a las 9 de la mañana indagará nuevamente a Silvia Luna, aún no tiene constancias de esta versión, ya que Casco es una de las primeras que prestó declaración testimonial, por lo que no se descarta que vuelva a ser citada para contar los detalles.
Casco era amiga de Silvia y de Carola, a quienes conoció en el bar donde trabaja desde hace un año y calificó la relación entre ambas jóvenes como "conflictiva" pero aclaró que "ella nunca vio golpes".
"No sé si tenían una amistad o no, porque había días que peleaban y días que estaban bien y salían a comer juntas. Carola estuvo invitada al casamiento", finalizó Casco.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment